El Barça no está tan mal sin Messi... salvo cuando hay que jugar en Europa
  1. Deportes
  2. Fútbol
EN LIGA, AGUANTA EL TIPO

El Barça no está tan mal sin Messi... salvo cuando hay que jugar en Europa

Si analizamos simplemente los datos, lo cierto es que el Barcelona de esta campaña no es tan diferente al del curso pasado... eso sí, cuando llega la Champions, es otro cantar

Foto: El Barça no está tan mal sin Messi, salvo en Europa.
El Barça no está tan mal sin Messi, salvo en Europa.

El pasado 5 de agosto, algo se rompió en Can Barça. Después de 21 años vistiendo la azulgrana, convirtiéndose en el jugador con más partidos (778) y con más goles (672) de la historia del club, con 33 títulos a sus espaldas y 6 Balones de Oro, Leo Messi decía adiós al equpo de su vida. No, no lo hacía por placer, sino que la situación financiera del Barcelona le obligó a buscarse la vida lejos del Camp Nou, donde escribió una historia con letras de oro que perdurará para siempre en el tiempo. Y, como era de esperar, la salida de uno de los mejores jugadores de la historia ha dejado un agujero difícil de tapar. Pero... ¿qué dicen los números de su ausencia?

Cuando un jugador de la talla de Messi se va, es evidente que deja un vacío que es muy difícil de cubrir. No solo hablamos de números, estadísticas e incluso intimidación al rival en el césped, sino también en cuestión de liderazgo, de idolatría en la grada e, incluso, de imagen. Pero transcurrida la primera parte de la temporada, vamos a fijarnos simplemente en la estadística, en los fríos datos de cómo estaba el Barcelona a estas mismas alturas la pasada temporada y cómo se encuentra ahora.¿Hay tanta diferencia? ¿En qué mejora y en qué empeora? Así es como está el conjunto azulgrana en los primeros compases de su primer curso sin Messi.

Foto: Ansu Fati, la estrella del encuentro. (Reuters)

Si apelamos simplemente a las sensaciones, la respuesta es clara: algo no funciona. No solo hablamos de la crisis institucional que vive el club, sino que parece que esos problemas se han transportado al plano deportivo. Ronald Koeman está más discutido que nunca, el equipo no funciona y la afición empieza a impacientarse. Sobre el césped, algunos bastiones indiscutibles en los últimos cursos como Marc-André Ter Stegen, Sergio Busquets o Gerard Piqué no terminan de ofrecer sus mejores versiones, mientras que otros como Memphis Depay, Gavi o el recién recuperado Ansu Fati ofrecen chispazos insuficientes para tapar las carencias culés.

Pero, ¿son los números tan malos como para hablar de una de las peores temporadas de la historia reciente del Barça? La respuesta es clara: no. Partamos de la base de que cualquier intento de comparativa con la época dorada del club, con los Puyol, Xavi, Iniesta, Villa, Neymar, Suárez o Villa, no es real, pues es la etapa más brillante de la historia del Barcelona. Por ello, para que la transición entre plantillas tenga la menor diferencia posible, lo mejor es comparar los datos de la pasada temporada y la presente, la última con Messi en el equipo y la primera sin él. Y, curiosamente, las estadísticas dicen que la diferencia de rendimiento no está tan alejada.

En la presente temporada, el Barcelona se encuentra 9ª en Liga, con 12 puntos resultantes de sumar tres victorias, tres empates y una derrota. En el apartado goleador, el conjunto azulgrana suma 11 goles a favor y 7 goles en contra, en un campeonato en el que se han enfrentado a equipos como Atlético de Madrid, Athletic o Real Sociedad. ¿Qué dice la estadística con respecto al pasado curso? Pues que no existe tanta diferencia: a estas mismas alturas, el Barça era 8º con 11 puntos -tres victorias, 2 empates y dos derrotas, tras jugar ante Villarreal, Sevilla o Madrid-, marcando 15 goles y recibiendo 8. Sin duda, números no tan diferentes.

placeholder Foto: EFE.
Foto: EFE.

Europa, un desastre

La gran diferencia de este curso está en la Liga de Campeones. El pasado curso, a estas mismas alturas, el conjunto azulgrana lideraba su grupo tras ganar a Ferencvaros y Juventus, con seis puntos, 7 goles a favor y uno en contra... algo muy diferente a cómo se encuentra en la actualidad: es último de grupo, contando sus partidos contra por derrotas -Bayern de Múnich y Benfica- y sin haber marcado un solo gol, amén de haber encajado seis en contra. Si a eso le sumamos que en 180 minutos no ha disparado una sola vez entre los tres palos, tenemos el caldo perfecto para entender el mal camino del Barça en la Champions.

Así, la lectura que se desprende de la comparativa entre temporadas es clara: el Barcelona está calcando sus números en la competición liguera, pero se está estrellando frontalmente en la Champions. Tanto con Messi como sin él, el equipo está mostrando una línea similar en el campeonato local: muy irregular, pero no tan lejos de la cabeza como para poder seguir escalando posiciones. Eso sí, en Europa la imagen es muy diferente: en una posición complicada, con un difícil -aunque no imposible- acceso a octavos de final y dejando una imagen paupérrima, muy alejada de lo que se espera de todo un Barcelona.

Pero, ¿cuántos goles llevaba Messi a estas alturas el año pasado? Solo cinco. A día de hoy, esa media decena de goles le faltan al Barça... y los otros 33 que marcó en la temporada. Hasta dónde llegará el Barcelona este curso sólo lo podremos saber cuando acabe el curso pero, de momento, si solo nos fijáramos en los datos no podríamos diferenciar en exceso al Barça de esta campaña con respecto al del pasado. Eso sí, cuando llega Europa, el gran escaparate con los mejores equipos del mundo y donde todo el mundo quiere brillar, los de Koeman se apagan. Y ahí, sin duda, sí que echan de menos a Messi.

FC Barcelona Leo Messi Ronald Koeman Camp Nou
El redactor recomienda