Ancelotti revitaliza el vestuario del Real Madrid y cierra las heridas que dejó Zidane
  1. Deportes
  2. Fútbol
Más minutos para los suplentes

Ancelotti revitaliza el vestuario del Real Madrid y cierra las heridas que dejó Zidane

Carletto cuenta con toda la plantilla, menos Mariano, dándoles protagonismo y prometiéndoles más oportunidades con las rotaciones que seguirán ante el Mallorca

Foto: Anceloti, durante el Valencia-Madrid. (Reuters)
Anceloti, durante el Valencia-Madrid. (Reuters)

El Real Madrid es líder, contra todo pronóstico a estas alturas de la temporada, después de quedarse sin su fichaje estrella, Kylian Mbappé, contar apenas con un par de refuerzos (Alaba y Camavinga) y perder a su pareja de centrales titulares (Sergio Ramos y Varane).

Parece difícil de explicar, pero la clave es la presencia de Carlo Ancelotti en el banquillo. El técnico italiano ha heredado de Zidane un vestuario indolente, acomodado y dividido respecto a la figura de Zizou. Para los que jugaban, Zidane era el artífice del éxito y la competitividad de una plantilla exprimida por el francés por encima de sus posibilidades. Para los que no jugaban, Zidane se convirtió en el culpable de la desidia de jugadores como Bale, Hazard, Isco…

Muchos de ellos tenían expectativas de salir del Real Madrid en busca de minutos si Zizou se quedaba para cumplir el año que le restaba de contrato. Pero la salida precipitada del técnico, que se fue echando en cara a Florentino su falta de apoyo en los momentos difíciles, abrió la puerta a la continuidad de esos jugadores que no contaban para el entrenador.

placeholder Ancelotti, en el banquillo de Mestalla. (EFE)
Ancelotti, en el banquillo de Mestalla. (EFE)

El grupo, revitalizado

Ancelotti ha revitalizado al grupo. Ha abierto las ventanas del vestuario, ha oxigenado el ambiente con la presencia de canteranos como Miguel Gutiérrez o Antonio Blanco, sumando a ello la presencia de nuevos futbolistas como Alaba o Camavinga.

Pero, por encima de todo, Carletto ha hablado con cada jugador para explicarle personalmente lo que espera de él. Eso ha provocado que futbolistas como Isco o Rodrygo se hayan replanteado su marcha del equipo. El malagueño no ha recibido ofertas, pero su idea, tras hablar con Ancellotti, era quedarse. El italiano les ha asegurado que tendrán su oportunidad y que habrá rotaciones para que todos tengan protagonismo en las tres competiciones a lo largo de la temporada.

Ante el Valencia, Ancelotti revolucionó el partido con unos cambios que respondieron a lo que les había pedido. Con Modric y Casemiro muy cansados, Isco y Camavinga ganaron protagonismo y hasta el denostado Jovic tuvo minutos.

placeholder Isco, en el partido ante el Betis. (EFE)
Isco, en el partido ante el Betis. (EFE)

Mariano y Marcelo, aislados

Solo hay dos jugadores que están fuera de la dinámica del equipo, de momento. Uno es Marcelo, que iba a jugar en Milán ante el Inter, pero unas molestias le dejaron fuera de la lista. El otro es Mariano, al que Ancelotti ya informó que no contaba con él. La insistencia del dominicano no obtendrá premio, porque el técnico fue muy claro con él. Pese a ello, el delantero se ha negado a salir del club teniendo ofertas para hacerlo y ahora vive en un limbo deportivo.

Preocupa el caso de Marco Asensio, con quien Ancelotti y Florentino mantienen contacto habitual y al que le piden un punto más de compromiso y competitividad. La fragilidad mental del balear le juega malas pasadas y después de la lesión de 2019 no ha vuelto a ser el mismo jugador que llegó a la Selección.

Ancelotti ha cerrado muchas de las heridas que quedaron abiertas durante la última etapa de Zidane en el banquillo. Todos los futbolistas vuelven a tener acceso al entrenador y la relación es fluida, jueguen más o lo hagan menos. Carletto ha prometido rotaciones y minutos y este miércoles ante el Mallorca cumplirá su promesa y veremos novedades en el once madridista.

placeholder Asensio, en los Juegos Olímpicos. (EFE)
Asensio, en los Juegos Olímpicos. (EFE)

Después de resetear a Vinícius, que ahora es un jugador desequilibrante en el juego y en el aspecto goleador, ha activado a futbolistas como Lucas Vázquez, Valverde, Rodrygo, Isco, Camavinga e incluso ha contado con Jovic. Carletto ha recuperado a Bale, que estará dos meses de baja por lesión, y a Hazard, del que aún debe sacar mejor rendimiento. Y el grupo vuelve a demostrar un compromiso que le ha instalado en una dinámica ganadora que ha revitalizado el ambiente del grupo.

Ancelotti ha cerrado las cicatrices que Zidane dejó abiertas y los jugadores lo agradecen. La mano blanda de Carletto, de la que tan amargamente se quejó Florentino al final de su primera etapa, ha revalorizado al grupo y rescatado a jugadores que se daban por perdidos. Solo le resta una cosa, su gran preocupación: armar una defensa que le permita competir con los grandes de Europa. Eso es otra historia…

Real Madrid Carlo Ancelotti Florentino Pérez
El redactor recomienda