LaLiga, líder en perder tiempo y engañar a los árbitros: "Los jugadores se tiran a la mínima"
  1. Deportes
  2. Fútbol
Los piscinazos son habituales

LaLiga, líder en perder tiempo y engañar a los árbitros: "Los jugadores se tiran a la mínima"

La competición nacional lidera la tabla de menos minutos jugados por encuentro (51'52") de las cinco grandes ligas. También es la liga con más faltas realizadas por partido (13,17)

Foto: Luis Suárez reclama una falta durante el Atlético de Madrid-Villarreal. (Reuters)
Luis Suárez reclama una falta durante el Atlético de Madrid-Villarreal. (Reuters)

LaLiga ostenta el dudoso honor de encabezar la tabla de tiempo perdido entre las cinco grandes ligas europeas. Es la que menos minutos de tiempo real disputa. O dicho de otro modo, el campeonato que se presenta como “la mejor liga del mundo” según su presidente, Javier Tebas, es también el más plomizo e interrumpido. Una situación que irremediablemente desemboca en un menor grado de diversión para el aficionado y que afecta de forma directa al espectáculo del juego en España, donde tan solo se compite durante 51'52 minutos. Un 57,24% del total según el portal de datos OptaJoe.

Pérdidas de tiempo deliberadas, saques de banda, saques de esquinas, sustituciones, pausas de hidratación, celebraciones, lesiones fingidas, tiempo añadido insuficiente… y piscinazos al más mínimo contacto con un alarido de fondo. ¿Por qué se juega tan poco tiempo real? “Es un por un tema cultural. Parece que en la liga española se juegue mucho al fútbol, pero es donde más se para el juego y donde los jugadores más tratan de engañar a los árbitros”, explica el ojeador del Leeds United en España, Paco Peral.

La amenaza contra el espectáculo

Una declaración que entronca con las quejas del técnico del Real Betis, Manuel Pellegrini, de hace apenas una semana: “En la reunión de los árbitros nos dijeron que es la liga de Europa donde se juega más lento, se demora más el saque de una falta, se simula constantemente. Tenemos que hacer un esfuerzo entre árbitros, jugadores y entrenadores para que la Liga no sea esta vergüenza". El preparador del Betis fue a más y mandó un mensaje a los implicados: "O cuidamos esto o va contra el espectáculo, la gente paga una entrada para algo. Es la Liga en la que menos se juega, los árbitros deben apurar a los porteros para sacar pronto, a los recogepelotas, a que no se tiren... Tenemos que cuidar el espectáculo".

placeholder El Valencia de José Bordalás es el segundo equipo de las grandes ligas que más faltas por partido realiza (18.7). (EFE)
El Valencia de José Bordalás es el segundo equipo de las grandes ligas que más faltas por partido realiza (18.7). (EFE)

Sin embargo, el entrenador sudamericano no es el primero en despacharse a gusto. Ni será el último. Hace un año, José Luis Mendilibar estallaba contra todos los estamentos de la competición: "En la Liga española somos una banda de tramposos. Nos tocan y parece que nos haya matado". De hecho, España es la liga con más faltas por encuentro (13,7) por delante de la Serie A (13,1), la Bundesliga y la Ligue 1 (11,6) y la Premier League (9,6) esta campaña según el portal de datos Fbref. Asimismo, hasta siete equipos españoles se encuentran dentro de los 10 clubes que más faltas por partido realizan (Valencia, Getafe, Real Sociedad, Granada, Levante, Athletic Club y Real Betis).

Los árbitros, los grandes señalados

Según el portal de datos Opta, la Primera División española disputa 2'58 minutos menos que la Premier League inglesa y 2'02 menos que la Serie A. Las cifras demuestran que el nivel de fluidez en el terreno de juego no es un elemento a tener en cuenta por los árbitros a la hora de dirimir cuánto tiempo hay que añadir, por lo que los jugadores se aprovechan según les convenga. De hecho, LaLiga ya lideró el peor porcentaje de tiempo real disputado entre las cinco grandes ligas con un 59'3% según un estudio del Centro Internacional de Estudios Deportivos llevado a cabo entre julio de 2019 y marzo de 2021.

¿De quién es la culpa?; y más importante aún ¿cómo hemos llegado a esta situación? “Los árbitros españoles detienen el juego por cosas que en otras ligas ni se plantean. Veo partidos de LaLiga donde en tan solo 20 minutos el árbitro ya ha pitado muchas faltas. ¿Por qué? Porque cualquier contacto se pita. Los árbitros no dejan jugar. ¿Hay un saque de esquina? 30 segundos de charla para decir que no se agarren. Y así todo”, revela Peral.

placeholder El FC Barcelona-Getafe del domingo fue el partido con más faltas de la jornada (38). (EFE)
El FC Barcelona-Getafe del domingo fue el partido con más faltas de la jornada (38). (EFE)

Por su parte, el ojeador del Eintracht de Frankfurt en España, José Viñas, comparte la visión de Peral: "En el extranjero, los árbitros son más permisivos con el contacto. El colegiado, como juez del partido, debe darle continuidad y velocidad al juego, no acostumbrar al jugador a pitar falta a la mínima". En esta línea, Viñas apunta al árbitro cómo máximo responsable: "El contacto es una parte del juego. Lo que no puedes hacer es pitar falta con cualquier roce porque entonces perjudicas al espectáculo y le mandas la señal al futbolista de que se puede tirar".

El ojeador del Leeds United de Marcelo Bielsa radiografía la singular picaresca española: “Los árbitros deben castigar más el engaño. Mira la cantidad de futbolistas que reciben una entrada en el tobillo y se llevan la mano en la cara. O los que saltan de cabeza, les dan en el hombro y se tiran al suelo. En Inglaterra recriminan a los jugadores que se tiran. Es un tema cultural y va con la esencia de los países”. En este sentido, Viñas subraya que "el futbolista es listo y se adapta; sabe dónde está el límite. Si el colegiado subiese el listón y explicase a los jugadores que va a continuar la jugada aunque se tiren...no lo harían. En la Bundesliga, por ejemplo, el jugador sabe que debe ser fuerte y no tirarse, porque no cualquier contacto va a ser falta".

Sin embargo, el exárbitro de LaLiga, Manuel Pérez Lima, cataloga esos comentarios de "humo que trata de echar balones fuera". En su opinión, "nuestro fútbol es diferente al de otras competiciones. No quiere decir que sea un fútbol más espeso, sino diferente". Además, defiende al sector arbitral y a los futbolistas de LaLiga, ya que "no creo que el jugador de aquí sea tramposo aunque nuestra cultura sea diferente a la inglesa o alemana. Un problema muy español es que siempre vemos la parte negativa a todo, pero estamos vendiendo un buen producto y tenemos una liga muy atractiva".

Javier Tebas