Kubo, de cesión en cesión: viaje de ida y vuelta a Mallorca
  1. Deportes
  2. Fútbol
El japonés regresa a la isla

Kubo, de cesión en cesión: viaje de ida y vuelta a Mallorca

El nipón vuelve al equipo en el que mejor rendimiento ha dado en España. El Madrid, a pesar de su buena actuación en los Juegos, no se ha planteado su continuidad

Foto: Kubo, durante su primera etapa en Mallorca. (EFE)
Kubo, durante su primera etapa en Mallorca. (EFE)

El Real Madrid ha cedido a Kubo una temporada sin opción de compra al Mallorca. Un lugar que se ha convertido en un destino de ida y vuelta para el japonés, al igual que para muchos turistas. Tras consolidarse allí en Primera en la temporada 2019/20, no ha gozado de la misma fortuna ni en Getafe ni en Villarreal. Tampoco en el Madrid, que ni siquiera se ha planteado su continuidad esta temporada. El nipón espera consolidarse en la isla después de su buen papel en los Juegos (perdieron el bronce ante México).

El japonés empezó su carrera en la cantera del Barcelona, donde coincidió con Ansu Fati. Estaba llamado a ser uno de los jugadores que alcanzaría el primer equipo, pero todo cambió con la sanción de la FIFA al club blaugrana. Incomprensiblemente, se quedó un año sin jugar. Se marchó a Japón y se hizo profesional. Aunque luego regresó a España lo hizo al otro bando, el Madrid.

“Fiché por el Madrid porque tenía un plan de futuro para mí”, dijo al llegar al Mallorca. El Barça, el PSG y el Ajax también se interesaron por él en el verano de 2019. Sin embargo, el conjunto blanco fue el único que satisfizo las pretensiones económicas suya y de sus agentes. Florentino se salió con la suya, aunque hasta ahora no ha demostrado nada más allá del año en la isla y los Juegos.

placeholder Kubo, en su etapa en el Villarreal. (EFE)
Kubo, en su etapa en el Villarreal. (EFE)

Poco 'feeling' con Emery

“Tienen derecho a pitarme, creo que me lo merezco”, comentó el japonés tras su primera visita al Camp Nou. En Barcelona nunca le perdonaron que fichara por el eterno rival. Allí dejó destellos de su calidad, regates y buenas galopadas.

No siempre lo que bien empieza bien acaba. Aunque su primer año en Mallorca le salió a pedir de boca, salvo por el descenso del equipo, luego no se ha terminado de consolidar en la máxima categoría. En la isla jugó 35 partidos en su debut en Primera, 23 de ellos como titular. Unas cifras muy buenas para un debutante.

La temporada terminó tras la cuarentena y el Mallorca pretendió quedarse con el japonés, algo que no ocurrió tras descender a Segunda. No faltaron los clubes interesados en Kubo, que acabó eligiendo el Villarreal de Emery. Con el vasco no hubo feeling y así lo demostró el técnico tras la salida del nipón. “Kubo me dijo que se marcha porque juega menos de lo que cree que debe jugar (…) Su comportamiento es bueno y cuando ha tenido la cabeza en el Villarreal nos ha ayudado”.

placeholder Kubo agarra a Mendy en su etapa en el Getafe. (EFE)
Kubo agarra a Mendy en su etapa en el Getafe. (EFE)

Marcharse de Villarreal le privó de ganar una Europa League, el primer título de la historia del club. Kubo fichó por el Getafe. De nuevo estuvo en equipo que peló por el descenso hasta el final del campeonato. Bordalás buscaba en él a un revulsivo que le sirviera para desatascar partidos. Unos encuentros que a los azulones les estaba costando ganar.

Buena adaptación en Getafe

Su adaptación al vestuario madrileño fue mejor que al castellonense. El japonés declaró que “este vestuario parece un bar o una calle, con la gente borracha pero sin beber alcohol”. Aunque al principio lo pasó mal en Getafe. “Empecé jodido porque estuve en el hotel cuatro o cinco días sin saber si entrenaba o no por la nieve del temporal Filomena. Sin embargo, desde el principio tuvieron mucha confianza y fe en mí”.

Las palabras hacia sus compañeros fueron muy elogiosas. “Aquí somos más que compañeros. La gente está contenta y de pachanga. Cuando sube alguien del filial, parece que llevan años con nosotros y te acogen muy bien”. Se encontró un vestuario unido a pesar de la delicada situación que atravesaban los hombres de Bordalás.

placeholder Kubo, perseguido por Pedri durante el partido frente a España. (EFE)
Kubo, perseguido por Pedri durante el partido frente a España. (EFE)

Se vieron algunos destellos de su clase en Getafe. No obstante, donde se le ha visto más en forma ha sido en los Juegos. Kubo se había preparado a conciencia para esta competición, en la que su país era el anfitrión. Llegaron hasta las semifinales, donde fueron derrotadas por España (1-0) tras oponer bastante resistencia. Él fue el estandarte de su selección desde los partidos de preparación.

Ahora es turno de que vuelva a verse al mejor Kubo en España. Ya demostró que Mallorca le sienta muy bien, como a todos los que pasan por allí. Para que después digan que este tipo de cosas no influyen en los jugadores. Ya ha demostrado en los Juegos que puede asumir responsabilidades. Y en las Baleares están deseando que les ayude a conseguir la permanencia.

Juegos Florentino Pérez
El redactor recomienda