Confusión sobre qué es mano y qué no: "No ayuda que los árbitros se hagan la víctima"
  1. Deportes
  2. Fútbol
El Madrid se sintió perjudicado

Confusión sobre qué es mano y qué no: "No ayuda que los árbitros se hagan la víctima"

Desde Zidane pasando por Asensio hasta llegar a Koeman. Entrenadores, jugadores y aficionados denuncian no entender el criterio para determinar qué es penalti por mano

placeholder Foto: Martínez Munuera señaló penalti tras esta mano de Éder Militao durante el Madrid-Sevilla. (EFE)
Martínez Munuera señaló penalti tras esta mano de Éder Militao durante el Madrid-Sevilla. (EFE)

El criterio arbitral a la hora de señalar penalti después de que el balón impacte en las manos o en los brazos de los futbolistas en LaLiga 2020/21 tiene a los protagonistas del juego tan despistados como a los aficionados y entrenadores. O dicho de otro modo, la confusión y la criticada falta de unificación a la hora de dilucidar qué es pena máxima y qué no implica visitar el punto de los siete metros ha abierto la veda de las conspiraciones. A pesar de que el organismo encargado de dictar las normas del juego, la International Football Association Board (IFAB), matizara este tipo de acciones el pasado mes de marzo tras reconocer que "la infracción por mano no siempre se ha llevado a cabo de manera uniforme a causa de la aplicación incorrecta de la regla", las dudas continúan.

Ya nadie sabe qué manos son penalti y cuáles no, así que la gran mayoría utiliza una ley no escrita pero ampliamente conocida por todos: lo es cuando favorezca a mi equipo y no lo es cuando se produzca en mi contra. A mayor espacio para la interpretación de jugadas grises, más combustible para dar rienda suelta a la imaginación y la maquinación.

placeholder Éder Militao cometió el penalti que permitió marcar el 1-2 a Ivan Rakitic en Valdebebas. (EFE)
Éder Militao cometió el penalti que permitió marcar el 1-2 a Ivan Rakitic en Valdebebas. (EFE)

Hasta Zinédine Zidane, caracterizado por su profundo respeto en relación a las decisiones de los colegiados, rompió su silencio sepulcral para mostrar su visible mosqueo con Martínez Munuera. El árbitro, que determinó que Éder Militao había tocado la pelota con la mano en el interior del área blanca con el respaldo del VAR, vio penalti e Ivan Rakitic transformó la oportunidad en gol. “Estoy muy enfadado. Me tenéis que explicar lo de las manos. Hablé con el árbitro y le pregunté. Me dijo que en la acción de Militao había mano y en la otra jugada, no. Es complicado, porque hicimos un gran partido, pero es lo que hay”, declaró el técnico francés. La queja no terminó ahí y añadió: “No me gusta hablar de los árbitros, pero la sensación hoy no es buena. No me sirven las explicaciones, porque si hay una mano, cualquier mano dentro del área la pitas por los dos lados y ya está. Hablamos mucho de estas cosas y no cambia nada”.

Es obvio que el Real Madrid no se siente satisfecho con la labor arbitral esta temporada y que la decisión frente al Sevilla traerá cola. Hasta que vuelva a suceder una acción de este tipo y se salte a la siguiente polémica. Sin embargo, igual habría que empezar a escuchar a los protagonistas de este deporte cuando confiesan que no tienen idea de cuándo es penalti y cuándo no lo es. Daniel Carvajal ya lo advertía en diciembre de 2020 tras ganar en Eibar: “No tenemos claro el criterio. Hay cada jugada...a Nacho le pitaron un penalti ante el Deportivo Alavés, hoy no se lo pitan a Ander Capa, si hoy a Sergio Ramos le da y tampoco lo pita...ese criterio se debería aclarar porque los jugadores estamos en entredicho, intentamos protestar todo”.

Foto: Desde la sala VOR, trazan mal la línea del fuera de juego durante el Athletic-Barça y colocan la referencia en el codo del jugador azulgrana. (Imagen de archivo)

"El problema es que los árbitros no saben cuándo deben pitar una cosa y cuándo otra”, apostillaba el técnico local, José Luis Mendilibar, en Movistar. Cinco meses después con modificación de la norma incluida, Marco Asensio seguía en la misma posición de incertidumbre al finalizar el Madrid-Sevilla. “Pocos entendemos la regla de las manos. Militao ni mira el balón y le da sin querer, es una acción que puede afectar para ganar LaLiga”.

Mal haría el hincha en quedarse con que el Real Madrid, al ser perjudicado, es el único que alza la voz. El técnico del FC Barcelona, Ronald Koeman, también mostró su desconcierto en la tarde de ayer en rueda de prensa al ser preguntado por las manos: "Lo que pasa como entrenador es que llega un momento en el que no sabes cuándo es mano. Hasta los árbitros dudan. Los entrenadores y los jugadores no sabemos cuándo es mano y cuándo no". Viendo el caos reinante, este periódico ha decidido ponerse en contacto con dos exárbitros para conocer su opinión al respecto.

"No ayuda defender lo indefendible"

Manuel Ángel Pérez Lima, excolegiado de Primera División y asesor arbitral en la actualidad, se muestra crítico con la labor comunicativa del estamento: "El problema es que no han sabido llegar al aficionado a la hora de transmitir la norma. Y eso es lo que ha creado confusión". En esta línea, Pérez Lima radiografía las causas de las dudas: "Tampoco ha ayudado defender cosas indefendibles cuando hay un error claro. Esos fallos deberían ser una oportunidad para hablar, comentarlo y realizar un ejercicio didáctico, pero se intenta defender hasta las últimas consecuencias y luego se acompaña de un gran silencio que crea interrogantes".

placeholder Zinédine Zidane se mostró muy disconforme con la decisión del árbitro ante el conjunto hispalense. (Reuters)
Zinédine Zidane se mostró muy disconforme con la decisión del árbitro ante el conjunto hispalense. (Reuters)

Sin embargo, el excolegiado Luis Miguel Montoro y analista de la labor arbitral en 'Estudio Estadio' vuelca las causas del embrollo en la picardía española. "Más que la confusión que pueda haber y que no esté muy claro, yo diría que hay más interés en que esto sea así. Me explico. Todo el mundo sale a quejarse cuando les sacionan una mano en contra dentro del área, pero nunca nadie sale cuando se la pitan a favor. Es una excusa muy buena decir que no tienes el criterio claro".

En este sentido, Montoro asegura que es un tema más ligado a la cultura que a la indefinición del concepto. "A los clubs no les interesa conocer la norma hasta que les perjudica. Zidane se sintió afectado el domingo y lo dijo. Lopetegui, que fue expulsado por quejarse de una acción parecida hace unos días, dice que el penalti le parece bien. Nunca vamos a acabar con el problema de las manos porque en España siempre se trata de ser el más listo, de engañar al otro y sacar beneficio de ello. Vemos el fútbol con un prisma de color: el de nuestra camiseta y así es imposible ser honrador", explica el exárbitro.

placeholder Koke protesta una acción a Mateu Lahoz durante el Barça-Real Madrid. (Reuters)
Koke protesta una acción a Mateu Lahoz durante el Barça-Real Madrid. (Reuters)

Pérez Lima traza su análisis de la situación y remarca el papel que ha tenido un colectivo que siempre se muestra ofendido: "No puede haber tanto ocultismo dentro del arbitraje ni que se dañe tanto la figura del colegiado. Se ha de proyectar una imagen diferente y enseñar el trabajo que se hace. Lo que no se puede hacer es ir de víctima". Asimismo, apunta a que los cambios dentro de la estructura arbitral no han mejorado la situación: "Se ha cambiado el presidente del Comité Técnico de Árbitros (Carlos Velasco Carballo) y todo sigue igual. Hay una presión enorme sobre un colectivo que no ha sabido llegar a la gente. Solo Pierluigi Collina ha sabido hacerlo".

La naturalidad, a debate

El Comité Técnico de Árbitros (CTA) rechazó en febrero que hubiese diferencia de criterio al arbitrar las acciones en las que se aprecian manos de los jugadores, pero admitió que sí la hay en el concepto de si estas son naturales o antinaturales, "porque no hay una regla fija" al respecto. "Las normas del juego dicen que si la mano está a la altura del hombro es infracción, que si está pegada no lo es y tampoco si es una posición natural, pero desde los 10 grados hasta los 85 grados ¿cuándo es natural o no?", se preguntó Velasco Carballo en una rueda de prensa ofrecida en febrero.

placeholder José Luis Munuera Montero durante el Madrid-Sevilla. (Reuters)
José Luis Munuera Montero durante el Madrid-Sevilla. (Reuters)

"Lo que debe valorar un árbitro es la situación de las manos. Si están elevadas o si es una posición natural. Si las tienes hacia arriba y extendidas son antinaturales. Da igual que estés de espaldas o haciendo el pino. El árbitro debe tener en cuenta desde dónde viene el balón. Si es una falta lejana y, por tanto, el jugador ha tenido tiempo a guardar la extremidad o si le chutan a un metro y no ha podido retirarla. Lo de que sea voluntaria o no ya se acabó", destaca Montoro. El excolegiado aclara otra fuente de líos, las manos apoyadas en el suelo: "El árbitro debe interpretar si, cuando el jugador va al suelo, intenta disputar la pelota con los pies y en ese momento al apoyar el brazo le da el esférico, bien porque ya está apoyado o porque impacta el balón en ese brazo, no se considera penalti".

Por último, el analista arbitral considera que los clubs deberían reforzar su conocimiento de las acciones punibles e incluso entrenarlas. "Ningún equipo ensaya comportamientos para evitar las manos. Los equipos tienen profesionales en todos los departamentos (jurídico, scouting, psicólogos, preparadores físicos..), pero no saben las reglas del juego para sacar ventaja del deporte". ¿Ayudaría poder escuchar los audios entre el VAR y el colegiado principal? "Puede ser, pero todo lo que digan será utilizado en su contra. Como aquello de 'OK José Luis'", indica Montoro. No parece que la polémica vaya a acabar aquí en una Liga donde la lucha por el título se mantiene por todo lo alto.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Arbitraje Fútbol Real Madrid