El Sevilla se topa con un inflexible Unai Simón y pierde el tren de LaLiga (0-1)
  1. Deportes
  2. Fútbol
Se descuelgan del Atlético de Madrid

El Sevilla se topa con un inflexible Unai Simón y pierde el tren de LaLiga (0-1)

El equipo de Lopetegui no pudo superar al Athletic Club gracias actuación de su portero. Los locales tuvieron las mejores ocasiones, pero Iñaki Williams decantó el duelo sobre la bocina

placeholder Foto: Youssef En-Nesyri desperdicia una oportunidad frente al guardameta vasco. (EFE)
Youssef En-Nesyri desperdicia una oportunidad frente al guardameta vasco. (EFE)

Las esperanzas del Sevilla de lograr una Liga histórica y pescar en río revuelto han acabado. Los hispalenses realizaron méritos suficientes como para adelantarse al Athletic Club y fueron superiores durante los 90 minutos, pero la soberbia exhibición de Unai Simón bajo palos y un posible penalti por mano no señalado amargaron a los de Julen Lopetegui hasta desactivar sus opciones de victoria. Los vascos resistieron como pudieron y se defendieron con uñas y dientes, retrasando su defensa hasta las faldas de su guardameta y renunciando a la presión alta. El Sevilla gozó de las mejores ocasiones para vencer y cuando el técnico local quemó todas las naves y volcó a su equipo a por el 1-0, Oihan Sancet e Iñaki Williams edificaron un contragolpe certero para derrumbar el sueño del Sevilla. Esta Liga, salvo sorpresón, será para Atlético de Madrid, Barça o Real Madrid.

placeholder Koundé despeja un balón aéreo. (EFE)
Koundé despeja un balón aéreo. (EFE)

No pudo equilibrar el partido Marcelino y siempre fue a contrapié de su homólogo en el banquillo. Los ‘leones’ plantearon una presión alta que el Sevilla acabó doblegando con el paso de los minutos. Lopetegui bajó a Fernando Reges entre centrales superando la presencia de Asier Villalibre y Oihan Sancet (antes Raúl García salió lesionado) y colocó a toda la artillería ofensiva a la espalda del centro del campo rival: ‘Papu’ Gómez, Ocampos, Suso y Rakitic. A través de los cambios de orientación y los balones filtrados tras las líneas enemigas, el conjunto local progresó verticalmente.

El 'Papu' Gómez se ha soltado

Ahí, el ‘Papu’ inspirado y con libertad después de romper las cadenas que encorsetaban su talento a una banda y desnaturalizaban su juego, frotaba la lámpara por todo el frente de ataque. Combinaba con Suso, se juntaba con Ocampos, aprovechaba la hiperactividad de Navas y Acuña y buscaba conectar un último pase con En-Nesyri. Suso, uno de los más inspirados en la primera parte, colocó el primer balón de gol al incansable Ocampos, pero su remate de espuela salió por encima del travesaño.

placeholder El 'Papu' Gómez toca de primeras. (EFE)
El 'Papu' Gómez toca de primeras. (EFE)

El gaditano ha encontrado un socio muy valioso en zonas interiores con el Papu. Alguien capaz de dividir la atención defensiva adversaria y de juntar talento en el balcón del área. No se queda atrás Acuña. El argentino vino para sustituir a un fulgurante Sergio Reguilón y no solo no ha bajado el nivel, sino que ha sumado una paleta de golpeos desde la banda izquierda capaces de decantar partidos. Algo que hubiese sucedido en el ecuador del primer asalto si Unai Simón no hubiese sacado una mano salvadora al cabezazo picado de En-Nesyri.

El Athletic, por su parte, buscaba estirarse mediante un guerrero Asier Villalibre, pero su disparo salió manso a las manos de Bono. Los hispalenses danzaban en la frontal del área a la caza de un colmillo goleador que evidenciase su superioridad, pero En-Nesyri no podía coronar una jugada de tiralíneas tras la asistencia de Suso y perdonaba. Acto seguido, Suso volvía a aparecer para combinar con Acuña y este encontró al '9' sevillista. La jugada, sin embargo, se topó con un imponente Unai Simón.

Los hispalenses reclamaron un penalti por mano

A la vuelta de vestuarios, el partido se igualó hasta derivar en un pequeño intercambio de golpes. Primero el 'Papu' con un latigazo desviado, luego Villalibre con una jugada marca de la casa cuyo disparo cruzado estuvo a punto de batir a Bono. El Athletic se protegió en las faldas de su portero y limitó las galopadas del Sevilla. Eso no impidió que los hombres de Lopetegui siguieran con su acoso y derribo, pero limitó las facilidades para llegar al último tercio con situaciones ventajosas. El árbitro, además, no veía mano en el centro de Navas a pesar de las protestas sevillistas. Ocampos lo intentaba de manera acrobática con una chilena. Marcelino, que no lo veía claro, abrió la veda de los cambios. Se fueron Morcillo, Berenguer, Villalibre y De Marcos y entraron Ibai, Nico Williams, Iñaki Williams y Lekue.

placeholder Lucas Ocampos trata de abrir la lata. (EFE)
Lucas Ocampos trata de abrir la lata. (EFE)

Lopetegui también iba a quemar las naves y apostó por dos puntas. Retiró a Suso y Rakitic y entraron Jordán y De Jong. El Sevilla empujó al Athletic hasta su propia área e intensificó el asedio. Jules Koundé rompía con conducciones por la banda derecha, De Jong emulaba la chilena de Ocampos y el Ahletic resistía como gato panza arriba con los hermanos Williams listos para el contragolpe. Los de Marcelino no cazaban nada al espacio y el Sevilla estrujaba el cerco. Dos disparos de De Jong, un potente cabezazo de En-Nesyri y...no había manera.

El técnico vasco, de nuevo, tocó más teclas. Se marcharon Diego Carlos y el 'Papu' y entraron Óliver Torres y Óscar Rodríguez en su sitio. El Sevilla sabía que era hoy o nunca y había que poner toda la carne en el asador. Nico Williams daba el susto, pero su gol cayó en saco roto por fuera de juego. Sería la calma antes de la tormenta, porque en el descuento, Sancet cogería al Sevilla con la guardia baja, conduciría hasta el área de Bono, Fernando no llegaría a tapar el envío a Iñaki Williams y el '9' visitante acabó con las esperanzas del Sevilla al definir por encima del guardameta local.

Sevilla FC Athletic Club LaLiga