Griezmann castiga al Villarreal con un doblete y adelanta al Madrid en LaLiga (1-2)
  1. Deportes
  2. Fútbol
El Barça, lanzado a por el título

Griezmann castiga al Villarreal con un doblete y adelanta al Madrid en LaLiga (1-2)

El conjunto azulgrana se supo reponer al impacto emocional del gol de Samu Chukwueze y remontó el encuentro. Los de Unai Emery jugaron con uno menos desde el minuto 65

Foto: El delantero galo, Antoine Griezmann, celebra su doblete en el estadio de La Cerámica. (EFE)
El delantero galo, Antoine Griezmann, celebra su doblete en el estadio de La Cerámica. (EFE)

El Barça ha puesto la directa hacia el título de Liga. Lo hace apoyado en un colectivo forjado a base de tortazos en verano y en unos jóvenes sin complejos (Mingueza, Dest, Pedri…) que aprenden a velocidad de vértigo. También gracias a un entrenador, Ronald Koeman, capaz de extraer el fútbol que aún alberga Antoine Griezmann cuando amenazaba con ser un cuerpo inerte o de Frenkie de Jong, acostumbrado a ver su talento encorsetado en el pasado y ahora liberado del yugo del juego de posición. El neerlandés, en su rol de navaja suiza, se ha convertido en una de las grandes noticias del FC Barcelona en comparación a la temporada pasada. Corta, construye, estira al espacio, conecta entre líneas y carga el área con destreza. El Barça, de nuevo, venció en Villarreal ofreciendo una gran imagen y aprovechó el pinchazo del Real Madrid ante el Betis.

placeholder Los jugadores del Barça se abalanzan sobre Griezmann tras el primer gol del galo. (Reuters)
Los jugadores del Barça se abalanzan sobre Griezmann tras el primer gol del galo. (Reuters)

En uno de los mejores partidos de lo que va de competición nacional, los azulgranas se mostraron determinados desde el primer momento. Incluso cuando el marcador se giró en su contra. Incluso cuando no entró de la mejor manera en el encuentro. El Villarreal de Unai Emery salió predispuesto a saturar la zona central culé en el inicio de la jugada y lo consiguió. El primer avisó lo dio Gerard Moreno tras un córner ejecutado por Dani Parejo, pero su cabezazo se marchó por encima del travesaño. El Barça no tardó en responder. Frenkie de Jong se abalanzó sobre el área, dejó de primeras el cuero para Griezmann y el remate del francés impactó en la rodilla de Raúl Albiol.

El ritmo fue fulgurante

El encuentro avanzaba a 1000 revoluciones. Piqué y Koeman analizaron los múltiples problemas para sacar el balón jugado. Del aquelarre surgió la solución táctica que inclinaría el primer tiempo. Mingueza ganaría peso en salida de balón, estirando su posición de central por la derecha a la banda, mientras que Sergiño Dest recibiría el cuero más arriba y estiraría a su equipo en lugar de recibir abajo. De Jong seguía a lo suyo y sembraba el pánico en todas las facetas del juego. Indetectable para el Vilarreal, nadie lograba comprender cuántos dorsales 21 se deslizaban sobre el césped de La Cerámica.

El Barça tuvo la primera ocasión manifiesta de gol en una jugada excelsa. Jordi Alba centró desde la izquierda, el balón le llegó franco a De Jong pero Sergio Asenjo abortó el tanto azulgrana haciendo gala de sus reflejos felinos a bocajarro. En el minuto 26, el partido enloqueció y el ritmo fulgurante se transformó en goles. Pau Torres exhibió sangre fría, recortó sobre Leo Messi sacó el balón desde atrás con una conducción que dividió el sistema defensivo azulgrana y asistió a Samu Chukwueze para que el nigeriano superase a Marc-André ter Stegen tras el inoportuno resbalón de Jordi Alba.

placeholder Soccer Football - La Liga Santander - Villarreal v FC Barcelona - Estadio de la Ceramica, Villarreal, Spain - April 25, 2021 Villarreal's Paco Alcacer in action with Barcelona's Jordi Alba and Oscar Mingueza REUTERS Pablo Morano
Soccer Football - La Liga Santander - Villarreal v FC Barcelona - Estadio de la Ceramica, Villarreal, Spain - April 25, 2021 Villarreal's Paco Alcacer in action with Barcelona's Jordi Alba and Oscar Mingueza REUTERS Pablo Morano

La reacción culé no se hizo esperar. Un minuto después, Óscar Mingueza salió de la cueva con un pase medido en largo para Griezmann. El galo alzó la testa, localizó a Asenjo en posición adelantada y definió de lujo por encima del guardameta local. El conjunto azulgrana estaba sacándole todo el jugo posible a una línea defensiva amarilla que dejaba vía libre a Dest, Jordi Alba, De Jong y Griezmann para atacar su espalda. El Barça estaba siendo superior, pero Juan Foyth decidió aportar una ayuda extra. La suerte del campeón. Un error para cimentar la remontada. En un pase atrás de seguridad para Asenjo, el defensor argentino no alzó la testa y Griezmann, el más listo de la clase, robó el cuero y batió al portero en el minuto 35. Llegó el descanso para alegría de ambos.

Koeman intuyó qué necesitaba el equipo

La segunda parte inició con la sustitución de Sergiño Dest por Sergi Roberto y con el Barça aguantando el paso adelante de los locales. Primero Griezmann, en busca de su hat-trick y luego Messi, tratando de poner tierra de por medio, probaron suerte, pero no lograron el 1-3. Emery, disconforme con el rendimiento de su equipo, también tocó teclas. Se marcharon Alberto Moreno y Paco Alcácer y entraron Pervis Estupiñán y Francis Coquelin. El futbolista francés no tardó en cargar el disparo después de una aventura individual de Chukwueze y obligó a Ter Stegen a sacar una mano salvadora. El conjunto azulgrana sufría con la ambición del Villarreal pero pronto cambiarían las tornas.

placeholder Alberto Moreno persigue a Antoine Griezmann. (EFE)
Alberto Moreno persigue a Antoine Griezmann. (EFE)

Koeman, por su parte, refrescaba a su equipo y retiraba a un agotado Pedri por el canterano Ilaix Moriba. En el minuto 65, Manu Trigueros llegó tarde a un balón dividido con Leo Messi, se llevó por delante al astro rosarino de forma aparatosa y vio la roja directa. El Villarreal no modificaba su actitud ni sus planes y trataba de establecer su presión alta. A pesar de la diferencia numérica, el Barça no conseguía anestesiar el partido y Gerard Moreno volvía a desafiar a ter Stegen con un disparo que se marchó rozando el poste tras una buena acción de Chukwueze.

Puestos a no poder controlar el encuentro, Koeman se preguntó si podía dinamitarlo al contragolpe. Ahí entró en juego un recién incorporado Ousmane Dembélé (sustituyó a Griezmann) con el objetivo de dar oxígeno, velocidad y colmillo al Barça. Con espacios, Dembélé sonreía y Messi también. El argentino puso a correr al extremo, el '11' hizo su jugada y dejó solo a Frenkie de Jong frente a Asenjo, pero la definición picada del neerlandés no acertó a colarse al fondo de la red. Koeman apuntaló la defensa con Ronald Araújo por Sergio Busquets y Emery quemó todas las naves al introducir a Pino y Gaspar por Chukwueze y Albiol. El Barça hacía que el tiempo corriese tocando el cuero y el Villarreal perseguía sombras, acusando estar con 10 hombres desde el minuto 65. Con 71 puntos, el Barça tan solo ha perdido un partido en LaLiga desde el cinco de diciembre: El Clásico ante el Real Madrid.

Villarreal CF Antoine Griezmann