El Barça cabalga de nuevo a lomos de 'SuperMessi' para golear al Getafe (5-2)
  1. Deportes
  2. Fútbol
Leo, en modo 'ganaligas'

El Barça cabalga de nuevo a lomos de 'SuperMessi' para golear al Getafe (5-2)

El argentino decantó el encuentro ante el conjunto de José Bordalás con doblete y asistencia. Los azulones reaccionaron en el segundo tiempo tras una primera parte muy floja

placeholder Foto: Leo Messi celebra junto a Sergio Busquets uno de los goles del partido. (EFE)
Leo Messi celebra junto a Sergio Busquets uno de los goles del partido. (EFE)

Leo Messi ha activado el modo 'ganaLigas' desde hace unas cuantas jornadas. Esto significan goles, asistencias, desbordes, pases imposibles, quiebros de fantasía y un eje sobre el que girar cuando las cosas no funcionan del todo bien. Y cuando sí que lo hacen, el factor decisivo para coronar el notable juego colectivo, como el que exhibió el Barça de Ronald Koeman ante el Getafe de José Bordalás. El doblete de Leo Messi junto al desafortunado gol en propia de Soufiane Chakla dejaron en un susto anecdótico el tanto (también en propia meta) de Clément Lenglet y encarrilaron un partido que el Barça resolvió por la vía rápida. Los azulgranas, terceros con 68 puntos y un partido menos que el Atlético de Madrid, siguen de cerca al líder de la Liga y se colocan a cinco unidades.

placeholder Los jugadores del Getafe tratan de detener a Leo Messi. (Reuters)
Los jugadores del Getafe tratan de detener a Leo Messi. (Reuters)

La alineación del preparador neerlandés no hacía esperar un encuentro fluído, más bien lo contrario. Sin Sergiño Dest ni Ousmane Dembélé en las alas culés, parecía que el Getafe se iba a encontrar un rival que acumularía mucho pase al pie y no tendría desborde. Sin embargo, el Barça puso la sexta desde el principio. Ayudó el sistema defensivo azulón, saboteando su propia existencia. Los de Bordalás salieron con la intención de presionar al cuadro catalán arriba y para ello, colocaron su línea defensiva muy adelantada. Fue el primer tiro en el pie de la noche, pero no el único. Una piedra sobre la que el Barça construiría su victoria. Con Sergio Busquets trenzando uno de sus mejores partidos de la temporada, Jordi Alba y Sergi Roberto correteando por la banda y Leo Messi en plan estelar.

Sergio Busquets trituró al Getafe

En la primera acción de peligro del partido, Griezmann asistió a Messi en la frontal y el potente golpeo del argentino fue escupido por el travesaño con violencia. Como un tráiler de lo que vendría en una primera parte donde todo sucedió velozmente. Busquets, el más rápido de todos sin necesidad de correr, sacaba la paleta de pases y pintaba lienzos a base de pases precisos. En corto, para activar compañeros e iniciar contragolpes. En largo, para habilitar a Messi, Jordi Alba y Griezmann. De cara y sin nadie que le presionase, el canterano azulgrana trazó un envío que trituró todo el sistema defensivo visitante y dejó solo al '10'. El rosarino la cruzó sin contemplaciones y abrió la lata en el minuto ocho.

El Getafe no tardó en reaccionar. En el minuto 10, Óscar Mingueza salió cojeando del campo tras un lance del juego, Koeman no realizó ninguna sustitución esperando su recuperación y los de Bordalás aprovecharon el desaguisado para atacar por su zona. Cucurella tiró el desmarque en el pico del área, despistó a Sergi Roberto, centró al interior del área y el remate de Ángel Rodríguez se coló al fondo de la red tras impactar en la mano de Lenglet en el minuto 12. El empate, lejos de tener un impacto emocional en el duelo, tan solo fue una anécdota en el camino. El Barça encontraba pasillos interiores, Busquets filtraba pases sin pisar el freno y el Getafe se deshacía como un azucarillo.

placeholder Sergio Busquets busca rematar una acción a balón parado. (Reuters)
Sergio Busquets busca rematar una acción a balón parado. (Reuters)

En el 28, Soufiane Chakla cometió un error de bulto al tocar la pelota para su portero, David Soria, cuando éste había salido sin avisarle y el balón acabó entrando en su portería. El Barça estaba siendo superior, pero siempre viene bien un golpe de suerte. El fallo, lejos de ser un borrón, demostraba a las claras la cantidad de problemas defensivos que ha venido teniendo el conjunto de Bordalás en una temporada donde está filtreando con el descenso. Seis minutos después, el cuadro culé ganaba un balón aéreo en la frontal. La pelota, como si se fuera con su dueño, se deslizó a los pies de Messi. El '10' la reventó contra el poste sin piedad y él mismo, completando una pared, recogió el rechazo para hacer el 3-1 en el minuto 33.

El Barça se desconectó del partido

El Barça acabó el primer asalto sellando un gran fútbol y utilizó el segundo tiempo para repartir minutos de calidad entre sus menos habituales. De este modo, Koeman introdujo a Ronald Araújo e Ilaix Moriba por Lenglet y Piqué. Por su parte, Bordalás buscaría una reacción de los suyos con un triple cambio. Se fueron Maksimovic, Aleñá y Cucurella y entraron Arambarri, Koffi y Sabit. El partido se anestesió, como si todo lo que tenía que dar de sí lo hubiese plasmado en la primera parte, pero el fútbol vira muy rápido. Bordalás no estaba satisfecho y echó más leña al fuego. Ángel enfió el túnel de vestuarios y apostó por Enes Ünal; mientras que Koeman sustituyó a Francisco Trincao por Sergi Roberto. En el minuto 67, el recién incorporado Araújo pincho hueso en un centro lateral azulón y pisó el tobillo de Ünal.

placeholder Ünal despistó a Ter Stegen en el 3-2. (Reuters)
Ünal despistó a Ter Stegen en el 3-2. (Reuters)

El propio futbolista turco lanzaría la pena máxima engañando a Marc-André ter Stegen en el minuto 69. Koeman, entonces, se desgañitaba con una de sus mayores apuestas esta temporada: Óscar Mingueza. El neerlandés, descontento con las aventuras ofensivas del canterano cuando el juego no las demandaba, volcó su ira sobre el lateral y lo mandó al banquillo. El Getafe se le subió a las barbas del Barça y apunto estuvo de cortárselas, puesto que los locales, apoyándose en la ventaja del marcador, se relajaron hasta dejar el dominio del encuentro a los azulones. En el 87, Messi volvería a aparecer tras ausentarse durante un largo tramo del segundo tiempo. El argentino puso un balón medido desde el saque de esquina a Araújo y el uruguayo ahuyentó los fantasmas de su error con un cabezazo que firmaría 4-1. Justo cuando el partido agonizaba, Chakla patearía a Griezmann en el 92 y el francés batiría a Soria para colocar el 5-2 definitivo.

Leo Messi FC Barcelona Sergio Busquets