El Barça arrolla al Deportivo Alavés con un Leo Messi inspirado y devastador (5-1)
  1. Deportes
  2. Fútbol
Séptima victoria seguida en LaLiga

El Barça arrolla al Deportivo Alavés con un Leo Messi inspirado y devastador (5-1)

Ronald Koeman introdujo cambios en su XI y el equipo respondió con nota. Los azulgranas anularon la reacción del cuadro visitante y firmaron una segunda parte fantástica

placeholder Foto: Leo Messi anota el 2-0 ante el Deportivo Alavés. (Reuters)
Leo Messi anota el 2-0 ante el Deportivo Alavés. (Reuters)

Treinta minutos le duró la resistencia numantina al Deportivo Alavés del Pitu Abelardo en su vuelta al Camp Nou antes de que Francisco Trincao y Leo Messi sembraran la semilla del triunfo. Después de tantas idas y venidas, partidos de infarto y vértigo copero, el Barça necesitaba un partido tranquilo y convincente para dejar atrás los fantasmas ante el Sevilla y recuperar la confianza colectiva. El conjunto de Ronald Koeman tiró de rotaciones y cambios obligados en su XI y el encuentro tuvo tanta historia como permitió el acierto del conjunto azulgrana en el área rival. Algo que ya viene siendo habitual esta temporada, por extraño que parezca en comparación a cursos anteriores.

placeholder Messi facturó un gol de gran belleza. (Reuters)
Messi facturó un gol de gran belleza. (Reuters)

Con un centro del campo inédito, Sergio Busquets, Riqui Puig e Illaix Moriba, sin Ousmane Dembélé a causa de la presencia de Francisco Trincao y Junior Firpo en el papel de Jordi Alba, el Barça protagonizó un inicio esperanzador. Una pócima de ritmo y verticalidad de la que bebió Antoine Griezmann y por poco no resulta vigorizante, puesto que su acción individual en el interior del área se topó con un enjambre de piernas bajo palos.

El Barça se llevó un par de sustos al inicio

El Alavés tenía su plan bien claro y este pasaba por la solidez defensiva y la consiguiente verticalidad, velocidad y juego directo al contraataque mediante su pareja de puntas, Joselu y Lucas Pérez. En esas, Edgar Méndez corrió en sexta por la derecha y asistió a Joselu en el corazón de la zona de castigo, pero el remate del jugador babazorro se marchó a la grada del Camp Nou. El cuadro vasco enlazaba contragolpes y pillaba al Barça con la guardia baja, como en la ocasión de Rodrigo Batagglia que abortó Marc-André ter Stegen, aunque no conseguía concretar.

El Barça, asustado por un par de intentonas visitantes, priorizó una posesión en torno a la seguridad y el dinamismo inicial se dispersó con el paso de los minutos. Faltaba amplitud y fantasía en el último tercio. Superado el ecuador de la primera parte y con el Barça más anestesiado, Mingueza decidió disfrazarse de héroe. El canterano recibió el cuero en la derecha, desbordó a su defensor y su centro pasado conectó con Moriba, que no pecó de egoísta y asistió a Trincao para el 1-0 culé en el 29 del primer tiempo.

placeholder Francisco Trincao, en uno de sus dos goles. (Reuters)
Francisco Trincao, en uno de sus dos goles. (Reuters)

El cuadro culé carburaba. Y Messi entraba en combustión. Busquets conectó el esférico con el desmarque a la espalda de Griezmann, este se planteaba solo frente a Fernando Pacheco y Leo transformaba el 2-0 tras el rechazo de Fernando Pachecho. Sin embargo, el fuera de juego (muy justo) sirvió para que el VAR anulara el gol. El Barça estaba decidido a cerrar el partido. De este modo, el rosarino se fabricó un espacio suficiente para cargar su zurda de oro y trazar un mísil que Pacheco no pudo desactivar justo un minuto antes del descanso.

El Alavés se vio muy superado

El receso hizo que ambos entrenadores tocaran teclas. Koeman aprovechó para criogenizar a Busquets e introdujo al desnotado Samuel Umtiti, mientras que Abelardo dio minutos a Víctor Laguardia y Luís Rioja tras retirar a Aguirregabiria e Íñigo Córdoba. Avisó primero Lucas Pérez, pero fue Luís Rioja quien recortó distancias en el marcador tras un fallo clamoroso del debutante Illaix Moriba en el 57. Tan solo fue una parada en el camino, ya que el tanto alavesista despertó a la bestia culé y la reacción no se hizo esperar.

placeholder La esperanza le duró poco al Alavés. (Reuters)
La esperanza le duró poco al Alavés. (Reuters)

Acto seguido, Pacheco salvó por los pelos la definición de Trincao tras el pase maravilloso de Griezmann y el mismo jugador galo desperdició otra ocasión de gol clarísima en el 66. Para colmo visitante, entraron Pedri, Dest y Pjanic por Illaix Moriba, Frenkie de Jong y Mingueza. Más leña al fuego que no tardaría en prender. De este modo, Pedri buscaba a Messi al espacio, Pacheco lograba rascar un rechazo y era Trincao quien anotaba el 3-1 en el 74 a puerta vacía. Sin tiempo para asimilar el golpe, Messi fulminó al guardameta visitante con un tanto de fantasía tras perforar la portería rival con un golpeo demoledor.

Foto: Leo Messi frente al Athletic Club. (Reuters)

El Barça no estaba saciado y quería más. En el minuto 80, Messi pintaba un pase medido para la carrera de Griezmann en el interior del área, el francés buscó el segundo palo y Junior Firpo anotó el quinto gol de la noche. Con un Messi inspirado y devastador en espacios reducidos en su zona fetiche, la frontal del área, el Alavés pagó demasiado cara su insurrección. Sin poder reaccionar, los últimos minutos se vivieron entre pases azulgranas, pensamientos sobre el PSG y la voracidad del capitán azulgrana de seguir aumentando la distancia en el electrónico. El cuadro azulgrana suma su séptima victoria consecutiva en Liga y sigue a la caza del inflexible Atlético de Madrid.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Leo Messi Lucas Pérez Marc-André ter Stegen Samuel Umtiti Ousmane Dembélé LaLiga Camp Nou Sergio Busquets Antoine Griezmann Deportivo Alavés FC Barcelona