Trincao mantiene al Barça con vida en liga con un gol de infarto en el minuto 87 (2-3)
  1. Deportes
  2. Fútbol
Suman 11 triunfos seguidos

Trincao mantiene al Barça con vida en liga con un gol de infarto en el minuto 87 (2-3)

El conjunto azulgrana tuvo que recurrir a sus titulares habituales para solucionar un primer tiempo esperpéntico. La entrada de Leo Messi alteró por completo la dinámica del encuentro

placeholder Foto: Francisco Trincao anota el 2-3 definitivo en el Benito Villamarín. (Reuters)
Francisco Trincao anota el 2-3 definitivo en el Benito Villamarín. (Reuters)

Acostumbrados a un fútbol vertical y dinámico, el Barça se chocó con versiones anteriores menos competitivas en el césped del Benito Villamarín durante toda la primera parte y se vio obligado a solucionarlo en un segunda mitad tripidante. Perezoso, jugando al tran-tran, sin espacio para correr y siendo vulnerable al contragolpe no daba. Tocaba rotar después de una semana de Copa muy exigente, así que Ronald Koeman reservó la presencia de Leo Messi, Frenkie de Jong ni Pedri desde el inicio. Sin embargo, el conjunto azulgrana se enfrentó a una serie de problemas estructurales que minaron su plan de partido.

Ante la falta de ritmo, fluidez y dinamismo en la circulación del balón azulgrana, el Betis dinamitó el partido a base de velocidad, contragolpe y amenaza al espacio. Por ese motivo, sacó rédito de la débil transición defensiva azulgrana y del desconcierto de roles en el centro del campo. Con la lesión de Ronald Araújo en el minuto 12, Frenkie de Jong se colocó como central, mientras Sergio Busquets, Riqui Puig y Miralem Pjanic se acercaban a la base del juego. A pesar de ello, ninguno supo administrar la organización del partido y se pisaban sus propias zonas. La hiperactividad del joven canterano invadía el papel del resto.

placeholder La lesión del central uruguayo provocó que Frenkie de Jong jugase como zaguero. (Efe)
La lesión del central uruguayo provocó que Frenkie de Jong jugase como zaguero. (Efe)

Asimismo, el conjunto de Manuel Pellegrini detectó las debilidades culés durante toda la primera parte. Explotó la espalda del canterano Óscar Mingueza desde el minuto uno, encontró espacios tras recuperar el cuero y cohibió el juego móvil y ofensivo catalán. Precisamente, de este modo, llegaron las dos primeras intentonas andaluzas, donde Álex Moreno penetró por el costado izquierdo, centró el balón al área pequeña y Borja Iglesias no llegó por poco en dos osaciones consecutivas.

La transición defensiva azulgrana dejó la puerta abierta

En el otro lado de la balanza, Ousmane Dembélé agitaba el encuentro, pero sus conducciones no llegaban a ninguna parte. En el minuto 25, Borja Iglesias volvía a avisar tras colocar un balón con música en el interior del área que Juanmi no pudo transformar en el 1-0. El Barça reaccionó, pero como siempre, perdonó su ocasión más clara: Clement Lenglet cabeceó fuera el centro medido de Jordi Alba. En un primer tiempo con claro color verdiblanco, Emerson entró como un cuchillo en mantequilla por la banda de Jordi Alba y su centro raso al área conectó con un acertado Borja Iglesias para deshacerse de De Jong y superar a Marc-André ter Stegen a placer.

placeholder Borja Iglesias convierte el 1-0 ante el Barça. (Efe)
Borja Iglesias convierte el 1-0 ante el Barça. (Efe)

El Barça había mostrado un nivel tan sumamente decepcionante en el primer tiempo que parecía difícil jugar peor. Koeman lo sabía, así que retiró al desaparecido Martín Braihtwaite para dar entrada a Pedri. La circulación del balón mejoró y el partido cambió. Dembelé centelleó al espacio, se sacudió a su defensor y asistió a Pjanic en la frontal del área, pero Joel Robles evitó el empate con una gran parada. Mientras Leo Messi calentaba, el Barça aumentaba las pulsaciones de un partido muy abierto.

Leo cambió el partido

Con ello, el Betis siguió hallando espacios al contragolpe. Andrés Guardado abrió el cuero para Juanmi, este tocó hacia Nabil Fekir y el francés dibujó un pase de fantasía que tan solo abortó una gran intervención del guardameta alemán. En el 56’, Koeman enseñó todas sus cartas y sacó a la caballería: Leo Messi y Francisco Trincao por Miralem Pjanic y Riqui Puig. No tardó mucho tiempo en darle la razón Messi. En el 59', Dembélé recibió el esférico cerca del córner, despistó a su par, localizó a Leo en el balcón del área y el '10' rosarino se sacó un disparo raso potente a la cepa del poste para superar a Joel Robles.

placeholder Los jugadores del Barça abrazan a Leo Messi tras firmar el 1-1. (Reuters)
Los jugadores del Barça abrazan a Leo Messi tras firmar el 1-1. (Reuters)

El cuadro local seguía taladrando la banda de Mingueza mediante Álex Moreno, pero el Barça ya había subido varios tonos su rendimiento. La entrada de Pedri nutrió al equipo de creatividad y agresividad con el balón y Leo Messi deshizo la narrativa del partido hasta el momento al mejorar las prestaciones de todos sus compañeros. Dembélé seguía a lo suyo: encarar y desestabilizar el sistema defensivo. En esas, Antoine Griezmann condujo el contraataque azulgrana, abrió para el extremo francés y su definición se fue por encima del larguero. El Barça acariciaba la remontada a lomos de su capitán.

En el 69', Leo dibujó un pase milimétrico para Jordi Alba, el lateral culé asistió a Griezmann al primer palo y la fortuna hizo que su remate se colase al fondo de la red tras impactar en Víctor Ruiz. Con el 1-2, el partido se rompió todavía más y Fekir se motivó lo suficiente como para firmar un actuación a la altura de su calidad, cosa que no siempre sucede. Así, sacó la amarilla a Busquets tras escapar al contragolpe y en la ejecución de la falta posterior, teletransportó el cuero a la cabeza de Víctor Ruiz para hacer el 2-2 en el 75.

placeholder Los jugadores del Betis celebran el 2-2. (Reuters)
Los jugadores del Betis celebran el 2-2. (Reuters)

El encuentro estaba patas arriba y Pellegrini no se amilanó. Paul, Juanmi, Borja Iglesias y Fekir se marcharon por la bocana de vestuarios y en su lugar entraron Guido, Tello, Loren Morón y Sergio Canales en los últimos 10 minutos, mientras Koeman apuntalaba la defensa con la entrada de Umtiti por Busquets. Tiempo suficiente para que el cántabro dejase muestras de su interminable calidad. Primero con un centro atrás desactivado por Umtiti y luego con un mano a mano invalidado por fuera de juego. Cuando el partido parecía inclinarse para los béticos, Messi buscó la entrada de De Jong en el área, el despeje cayó a pies de Víctor Ruiz, el central se durmió en los laureles, Trincao la robó y limpió la escuadra con un golpeo demoledor para el 2-3 infartante final. Al límite y con remontada, el conjunto de Ronald Koeman ya suma 11 victorias consecutivas en Liga.

Miralem Pjanic Joel Robles FC Barcelona Andrés Guardado Marc-André ter Stegen Sergio Canales Antoine Griezmann Ousmane Dembélé Manuel Pellegrini Jordi Alba Juanmi Real Betis Sergio Busquets Leo Messi LaLiga