Ter Stegen se convierte en héroe en la tanda de penaltis y mete al Barça en la final (1-1)
  1. Deportes
  2. Fútbol
Supercopa de España

Ter Stegen se convierte en héroe en la tanda de penaltis y mete al Barça en la final (1-1)

La Real Sociedad estuvo a punto de marcar el segundo gol en la prórroga en diversas ocasiones, pero las manos del guardamenta alemán sostuvieron a su equipo en el partido

placeholder Foto: Ter Stegen fue clave para la victoria del Barça. (Reuters)
Ter Stegen fue clave para la victoria del Barça. (Reuters)

El Barça ya espera rival en la final de la Supercopa de España tras vencer en uno de los partidos más vibrantes que haya podido vivir el aficionado español en los últimos tiempos. La actuación salvadora de Marc-André ter Stegen en una exhibición histórica elevaron al portero a la categoría de estrella de la semifinal, puesto que el cerrojo azulgrana se mantuvo firme, sereno y decisivo durante todo el choque y fue crucial al atajar dos de los cinco penaltis que lanzó la Real Sociedad en una tanda fatídica.

Sin Messi ni David Silva, el partido se jugó sin los mejores futbolistas de ambos equipos. La Real Sociedad salió valiente a un encuentro dividido en duelos individuales a lo largo y ancho del campo que el Barça tardó en descifrar. Con Griezmann donde Messi el riesgo era menor, pero los pupilos de Imanol Alguacil fueron ambiciosos desde el inicio. Con las líneas adelantadas y una presión de hombre a hombre por todo el terreno de juego del Arcángel, los finalistas de Copa eligieron dejar espacio a la espalda antes que facilidades en salida de balón azulgrana.

placeholder Los jugadores del Barça celebran el pase a la final. (Reuters)
Los jugadores del Barça celebran el pase a la final. (Reuters)

Así, la primera hora transcurrió sin prácticamente pasar por el centro del campo. El Barça esperaba en su campo y la Real iba a por los culés. En un constante toma y daca, el equipo txuri-urdin empezó a recoger los frutos de su propuesta a los pocos minutos, pero su falta de determinación en el área rival marcó el duelo. Primero fue el turno de Alexander Isak en el minuto tres, con un disparo por encima del larguero tras el centro de Andoni Gorosabel desde la derecha, y acto seguido Portu con un tiro cruzado muy desviado,quienes desbarataron las recuperaciones altas de sus compañeros.

El partido estaba donde quería el equipo vasco. Robaba arriba, ahogaba la salida de balón azulgrana, llegaba al área catalana en pocos pases y verticalmente, pero cuando tocaba la hora de la verdad, no encontraba el modo de superar a Marc-André ter Stegen. De nuevo, en el 16, Sergio Busquets se despistó y la Real Sociedad acudió rauda y veloz a rebañarle el balón. Mikel Oyarzabal condujo el contragolpe, abrió el balón para Isak y el sueco se durmió en los laureles frente al guardameta alemán.

Dembélé estuvo tan activo como poco acertado

El Barça, entonces, comprendió que las aventuras individuales de Ousmane Dembélé no iban a ser suficientes para superar una presión adelantada que mutaba en bloque compacto al precipio del área txuri-urdin cuando los hombres de Ronald Koeman superaban ese agobio inicial. Ronald Araújo buscó en diagonal al punta danés, esta vez tirado a la izquierda, y el remate de este salió blando para Álex Remiro. Pasada la primera media hora, el Barça anestesió el ritmo del partido, se juntó a través del cuero y metió al conjunto de Alguacil en su área. Monopolizado el esférico, Dembélé aglutinó dos defensores realistas en la derecha, esperó la subida de Óscar Mingueza y el canterano envío un centro preciso a la cabeza de Martin Braithwaite que el danés engatilló por encima de la meta de Remiro.

Con el terreno de juego inclinado, el Barça conectó con Pedri y Griezmann en una baldosa. Vino Braithwaite a tocar en el apoyo, Griezmann recibió la pelota en profundidad abierto a la banda y el francés puso un centro al corazón del área. Allí apareció la nueva versión de Frenkie de Jong para sostenerse en el aire, rematar el envío con una acción de cabeza de preciosa factura y hacer el 1-0 en el 40. Ambos equipos se fueron al descanso.

placeholder El remate de Frenkie de Jong fue una obra de arte. (Reuters)
El remate de Frenkie de Jong fue una obra de arte. (Reuters)

En la segunda mitad, Dembélé no llegó por poco al centro de Pedri. Al minuto siguiente, contragolpe de la Real Sociedad, centro de Oyarzabal desde la izquierda y el balón impacta en el codo de Frenkie de Jong para cometer penalti. Lo tiró quien lo provocó y Oyarzabal transformó su 16º penalti consecutivo para situar el empate en el 51. El partido se vivía a altas revoluciones en un ida y vuelta agotador. En el 63, Dembélé agitaba el partido, pero no era capaz de combinar precisión con potencia y desborde y su disparo salió rozando el palo.

La Real Sociedad no modificaba su propuesta y ante el paso de los minutos decidió ir un paso más allá. Líneas más adelantadas, riesgos mayores y, como resultado, más peligro tras perder el balón. El Barça volvió a olvidarse del control del esférico y el encuentro se rompió. Por su parte, Isak trenzaba jugadas dañinas fuera del área, pero cuando pisaba la zona de castigo, el sueco se empequeñecía. Portu lo intentaba en el 71 y Ronald Araújo extendía sus tentáculos para anular la posible ocasión de gol. En el 76, Frenkie de Jong pisaba área y Munuera Montero se zampaba una falta diáfana en la frontal.

Pedri, en uno de los pocos balones que recibió con espacio para cargar su pierna sin un defensor encima, probó fortuna, pero el cuero salió manso a las manos de un Remiro que evitó complicarse y lo desvió a córner. Con el 1-1 campando en Córdoba, Ronald Koeman retiró a Braithwaite y dio entrada a Francisco Trincao en el 78 y Alguacil reaccionó con Ander Barrenetxea por Jon Guridi. Real Sociedad y Barça exudaban cansancio. El partido entró en fase rem en los últimos minutos y las ocasiones se resevaron para la prórroga.

placeholder ter Stegen voló. (Reuters)
ter Stegen voló. (Reuters)

Así, tanto Ronald Koeman como Imanol Alguacil realizaron un doble cambio. En los azulgranas, Pedri y Busquets se retiraron del Arcángel y entraron Miralem Pjanic y Riqui Puig; en la Real Sociedad, llegó el turno de Zaldúa y y Willian José por Gorosabel e Isak. Mientras Dembélé revoloteaba en la frontal y no atinaba en el momento clave, la Real Sociedad fue descaradamente a por el partido. Así llegó el lateral derecho realista, Zaldúa, al balcón del área y su potente disparo se vio contrarestado por la mano salvadora de ter Stegen en el 93. En el 99, pase errado de Remiro en salida de balón que embolsa Griezmann y por poco el francés no se encuentra con una ocasión muy clara. Tan solo un minuto más tarde, Dembélé volvió a gozar de una oportunidad manifiesta de gol, pero el francés volvió a errar frente al portero.

El portero azulgrana se mostró intratable

En la segunda parte de la prórroga, Alguacil agotó sus cambios al ingresar a Martín Zubimendi y Adnan Januzaj por Ander Guevera y Portu. De la mezcla de nervios, agotamiento y baile de cambios nacieron nuevas ocasiones, siempre desbaratadas por las defensas. De este modo, Oyarzabal dejó atrás a Lenglet en el 110, pero Araújo apareció como un típex para borrar el peligro. A la siguiente jugada, Griezmann se encontró un balón llovido del cielo que estrelló en las manos de Remiro.

Al contragolpe la Real Sociedad, Januzaj puso en bandeja de gol el tanto de la victoria a Oyarzabal, pero el canterano no estuvo preciso en la definición. El Belga, endemoniado, obligó a ter Stegen a tocar el cielo y el alemán evitó el 1-2 con la colaboración del palo. Jon Bautista entró para una tanda de penaltis que decidiría por los futbolistas. En ella, el especialista Bautista falló el primer lanzamiento como antesala de lo que vendría y ter Stegen se erigió como héroe de la semifinal. El alemán se mostró tan intratable en un juego de suma cero del que salió vencedor tras atajar dos de las cinco penas máximas que lanzó el conjunto realista como durante el partido. El Barça tan solo está a un partido de levantar un título después de vivir un verano muy convulso.

FC Barcelona Real Sociedad Antoine Griezmann Alexander Isak Marc-André ter Stegen Sergio Busquets Januzaj Miralem Pjanic Ousmane Dembélé Riqui Puig