No es la primera vez que le pasa

Los insultos a Gerard Piqué en el derbi y sus posibles consecuencias

De nuevo, el capitán del Barça fue el blanco de las críticias para la hinchada perica, que se la tiene jurada. El jugador avisó al árbitro, que no terminó recogiendo nada en el acta. LaLiga actuará

Foto: Gerard Piqué, durante el partido contra el Espanyol en Cornellá. (EFE)
Gerard Piqué, durante el partido contra el Espanyol en Cornellá. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura3 min

Aunque, esta vez, el derbi catalán entre el Espanyol y el Barcelona (2-2) estuvo precedido por el buen tono y el juego limpio por parte de los involucrados, a la hora de la verdad el ambiente en el RCDE Stadium se acabó crispando. Gerard Piqué fue el blanco de todas las críticas para una parte de la grada perica, que le proferió diferentes insultos durante buena parte del encuentro. El capitán del Barça, que se percató de los cánticos, incluso llego a acercarse varias veces al colegiado, Carlos del Cerro, para hacérselo saber. Sin embargo, el madrileño no recogió evidencia alguna en su acta.

Al contrario de lo ocurrido el pasado mes de diciembre con Zozulya en Vallecas, donde el árbitro acabó suspendiendo el partido entre Rayo y Albacete al no cejar la afición local de gritarle "nazi" al ucraniano tras varios avisos por megafonía, el duelo continuó sin más resultado que el cabreo lógico del jugador del Barça, que tuvo que soportar improperios del tipo: "Shakira tiene r..." o "eres maricón". Carlos del Cerró no creyó conviente, pese a ostentar todas las facultades, instar al delegado de campo a que avisara a los hinchas pericos en el estadio para que desistieran en su comportamiento.

Gerard Piqué conduce la pelota en el RCD Stadium, la casa del Espanyol. (EFE)
Gerard Piqué conduce la pelota en el RCD Stadium, la casa del Espanyol. (EFE)

No obstante, LaLiga, como suele hacer con los insultos que se escuchan en las gradas, denunciará los cánticos al Comité de Competición y a la Comisión de Antiviolencia. Esto podría acarrearle una sanción económica al Espanyol. No sería la primera vez, ya en 2016 a la entidad le cayó una multa de 24.000 euros tras insultos similares al capitán culé, unidos a una pancarta expuesta que rezaba: “Shakira es de todos”. Cabe recordar que el Barça aún espera una respuesta del Comité al respecto de los improperios a Griezmann en el Wanda Metropitano durante el último enfrentamiento contra el Atlético en Liga, donde al francés, que fichó por los azulgrandas este pasado verano, se le deseó la muerte. Piqué, que en otra ocasiones se ha encargado de calentar los ánimos, acabó el partido molesto con el árbitro.

Este tipo de actitudes en los campos están considerados como muy graves por el Codigo Disciplinario de la RFEF (Federación Española de Fútbol). Cualquier mensaje que incite a la violencia, contra la tolerencia y el respeto se entiende como conducta contraria al buen orden y limpieza en el fútbol. El mismo reglamento establece multas que pueden llegar hasta los 90.000 euros y la clausura total o parcial del estadio, dependiendo de la gravedad de las palabras o actos vertidos. La Ley contra la Violencia, Racismo, Xenofibia e Intolerancia en el deporte también describe, en su artículo siete, este tipo de actitudes como una "violación constitucional". Por el momento, ni Barcelona ni Espanyol se han pronunciado oficialmente respecto a estos hechos, aunque en las cámaras de Movistar quedaron claramente recogidos.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios