Los blancos no pueden perder más puntos

Las razones del gafe del Real Madrid en Año Nuevo: el peligro siempre llega por alto

Zidane dice no encontrar razones para tanto tropiezo tras la Navidad en los últimos cinco años, pero la realidad es que sí las hay. Los rivales del Madrid siempre han sacado tajada con remates de cabeza

Foto: Zidane, durante el partido contra el Athletic disputado en el Bernabéu. (EFE)
Zidane, durante el partido contra el Athletic disputado en el Bernabéu. (EFE)

Al Real Madrid retomar el pulso liguero tras las vacaciones de Navidad no se le suele dar nada bien. El turrón causa indigestión en casa blanca. En los últimos cinco años solo ha sido capaz de ganar en una ocasión. Fue en 2017, cuando goleó a un Granada, que acabaría descendiendo, por 5-0 en el Bernabéu. El único bocado dulce entre tanto trago amargo. El Valencia ha sido la gran bestia negra en este tiempo. El tropiezo ante el conjunto 'ché' le costó el puesto a Rafa Benítez en 2016 (lo que permitió la llegada de Zidane al banquillo) y supuso el principio del fin para Carlo Ancelotti en la entidad en 2015. Así las cosas, Zidane tratará de recuperar la identidad perdida del equipo a inicios de este mes de enero. Delante: el Getafe, un rival nada fácil. Los de José Bordalás derrochan solidez en todas las facetas, saben muy bien a qué juegan, continúan vivos en la Europa League y son sextos en el campeonato doméstico, si bien su último partido ante el Villarreal lo cuentan por derrota.

"No te puedo decir por qué", contestó Zidane este viernes cuando le preguntaron en rueda de prensa por la ausencia de resultados positivos en Año Nuevo. Para ganar el técnico tendrá que resolver la falta de gol del equipo en los dos últimos compromisos. Primero, contra el Barça en el Camp Nou y, segundo, contra el Athletic en el Bernabéu. El último traspié permitió a los de Ernesto Valverde coger dos puntos de renta en la Liga. El Madrid no puede dejar escapar más puntos si quiere evitar dudas tempraneras y es el Coliseum Alfonso Pérez un estadio donde muy pocos conjuntos han salido con vida ese curso. De hecho, el Getafe solo ha perdido una vez en su casa y fue ante los culés (0-2). "No hemos hecho ningún trabajo específico para el regreso. Lo importante era volver físicamente bien y los jugadores lo están. Hemos vuelto con mucha motivación, con muchas ganas de jugar. Y eso es lo importante, tal vez más que pensar si tenemos dificultades después de las fiestas", espetó Zidane ante las cuestiones al respecto.

Cazorla, último villano blanco en Navidad, celebra el gol del empate en enero del año pasado
Cazorla, último villano blanco en Navidad, celebra el gol del empate en enero del año pasado

Los minutos finales

A pesar de que el entrenador galo dice no encontrar razones para tanto resbalón en los últimos tiempos, la realidad es que sí las hay. En los cuatro deslices del Madrid en cinco años tras la Navidad se encuentra una característica que llama especialmente la atención: los goles de los rivales llegaron siempre de cabeza. Así, en 2015, la única ocasión que el Madrid cayó derrotado, Otamendi le dio el triunfo al Valencia tras adelantarse a Ramos y rematar con todo a la salida de un córner. Paco Alcácer, tras error en el marcaje de Pepe, hizo lo propio en 2016 con los blanquinegros. Maxi Gómez (Celta) y Santi Cazorla (Villarreal), fueron los dos últimos verdugos. El uruguayo aprovechó un centro de Wass tras un mal repligue del equipo (2018) para poner las tablas definitivas y el asturiano, un despiste de Ramos que tampoco ayudó a reparar Marcelo, por aquel entonces en el ojo del huracán por sus continuos trotes y desatenciones defensivas en el rectángulo de juego.

Otra particular reflexión en esta concatenación de malos resultados: el Madrid deja escapar puntos tras el parón cuando los partidos agonizan. Celta, Villarreal y Valencia borraron las sonrisas merengues a partir del minuto 82. Esos tres encuentros acabaron 2-2, con los blancos jugando de visitante. En cinco años, el Madrid solo ha sido capaz de ganar la Liga la única vez que empezó con buen pie -y en casa- tras año nuevo (2017). "Esperemos que en 2020 podamos continuar con nuestra buena dinámica", deseó Zidane, que para la convocatoria contra el Getafe ha dejado fuera a James, la ausencia más sorprendente. El técnico no podrá contar con Ramos, que cumple ciclo de tarjetas, tampoco con Marcelo en la retaguardia, al que reservará de cara a la Supercopa de España de esta próxima semana en Arabia Saudí. A priori, Militao hará pareja de central junto a Varane. Hazard tambien sigue lesionado... no son las mejores sensaciones para romper el gafe.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios