"No estoy simulando una lesión"

Cómo André Silva pasó de crack a tomadura de pelo (según sospechan en el Sevilla)

En el club existe malestar porque piensan que el portugués está fingiendo su lesión. El jugador internacional se defiende en 'A Bola'. Ha desaparecido en la segunda vuelta de la Liga

Foto: Andre Silva celebra un gol al Valladolid en la primera vuelta de la Liga. (EFE)
Andre Silva celebra un gol al Valladolid en la primera vuelta de la Liga. (EFE)

En el Sevilla están que trinan con André Silva (23 años). El portugués, llamado a ser la estrella del equipo, se ha quedado a mitad de camino y parece que se le quitaron las ganas de arrancar. Tras un inicio espectacular y una primera vuelta esperanzadora, de repente le llegaron las nubes negras y su rendimiento bajó a velocidad de vértigo. Ya sabe que no va a seguir en Nervión y, tras el diagnóstico de una lesión en el tendón rotuliano, el jugador lleva casi dos meses sin participar. Dice que la rodilla “le duele” y sigue en el gimnasio, sin pisar el césped. En el Sevilla existe malestar con el jugador y su entorno (el agente Jorge Mendes). Ya hablan de tomadura de pelo.

André Silva comenzó como un tiro, con tres goles al Rayo en su debut, y viendo portería con la lucidez de los jugadores top. Pero la pólvora se le humedeció y la portería se le quedó estrecha. Lleva nueve goles en Liga y dos en Copa del Rey, todos en el primer tramo del Campeonato, una pájara impresionante para cualquier futbolista menos para el portugués, cuyo talento está fuera de toda duda y sus numerosos registros nunca dejaron de impresionar. A su lado, sus compañeros son mejores. Se lo pueden preguntar a Ben Yedder, el máximo goleador del equipo (16 goles en Liga y 27 sumando todos los torneos de este año), que no marca desde que convirtió un penalti ante el Espanyol, pena máxima que los “pericos” cometieron sobre André Silva.

El partido ante el Espanyol fue el último que André disputó como titular. Después comenzó el calvario con el tendón rotuliano de su rodilla. Solo tuvo una participación testimonial en el partido frente al Alavés. Después, desapareció de las convocatorias y solo se dejó ver en la enfermería y en el gimnasio. Hace tres semanas, Silva irrumpió en el campo de entrenamiento, participó en las sesiones cuatro días seguidos, pero después, como por encanto, volvió a evaporarse. Y hasta ahora, justo cuando el equipo se jugaba el tramo decisivo de la Liga. Cuando en las previas, los periodistas le preguntaban a Caparrós por André, el veterano técnico encogía los hombros y de manera lacónica respondía: “le duele”.

André Silva, junto a Caparrós y José Castro en su presentación. (EFE)
André Silva, junto a Caparrós y José Castro en su presentación. (EFE)


Caparrós: "No somos tontos"

Por razones obvias, los médicos del club no pueden opinar sobre el estado del paciente y poco pueden hacer cuando el jugador tuerce el gesto cuando le tocan la parte lesionada. Pero el Sevilla ha disputado la recta final del curso liguero sin uno de sus jugadores más determinantes, que formaba un binomio perfecto con Ben Yedder y, con el medio zurdo Pablo Sarabia (13 goles y 17 asistencias), completaba una tripleta mortífera.

Joaquín Caparrós, técnico prudente y defensor acérrimo de sus jugadores, explotó el pasado sábado: “¿No me preguntáis por André Silva? Lo suyo es un caso para hablarlo. Es un futbolista que ha estado muy bien en la primera vuelta, pero después no y me imagino que la selección portuguesa no lo llamará. La UEFA debería entrar y hacer que prevalezcan los informes médicos del equipo que le está pagando religiosamente”, señaló el veterano entrenador mostrando un gesto de enfado. “André tiene una dolencia en el (tendón) rotuliano, se está tratando y no creo que la Federación Portuguesa lo llame. Le duele, sí, pero lo único que no vería bien es que estuviera alineado a primeros de junio con su selección. No somos tontos”, apostilló.

Y es que el 5 de junio, Portugal disputa un importante partido ante Suiza y André Silva es un habitual en las convocatorias, por lo que nadie se extraña en el club nervionense que su delantero fuera llamado a filas.

Réplica de André Silva

A las palabras de Joaquín Caparrós, el portugués contestó con una entrevista en 'A Bola' en la que argumentó: "No estoy simulando una lesión", ha dicho tajantemente el delantero cedido por el Milan hasta el final de la presente temporada. Silva explica que "no he vuelto a coincidir con el entrenador, hubo un partido (en el Wanda Metropolitano) y yo me quedé haciendo el tratamiento (de recuperación". André Silva asegura que tiene la "conciencia tranquila" y deja claro que él quiere estar con sus compañeros pero que "el hecho de querer jugar implica sufrimiento en la zona afectada, pero yo quería era jugar. El problema es que pasó el tiempo y las molestias se agravaron", añadió.

Todo parece indicar que es una forma de actuar de Jorge Mendes. En el Sevilla andan con la mosca detrás de la oreja, máxime cuando el club nervionense ha expresado al empresario que no tiene intención de utilizar la opción de compra de André Silva. Son 39 millones (más cuatro que ya pagó al Milan por la cesión), un dinero que a mitad de temporada el club blanco se mostraba dispuesto a abonar pero que desistió tras observar el tremendo bajón de André en el último tramo y su comportamiento posterior. En el club no se muerden la lengua y califican de poco profesional la actitud del internacional luso, “que se ha quitado del cartel” con descaro. Se sospecha que Jorge Mendes ya le ha encontrado un próximo destino, que podría ser la Premier League, en el Wolverhampton que entrena Nuno Espirito Santo, y en cuyo equipo juegan varios futbolistas de la camada de Mendes.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios