Griezmann es feliz a su lado

El pulso de Álvaro Morata en el Atlético de Madrid

El delantero se ha ganado a la afición del Atlético a base de entrega y goles. Es el segundo máximo anotador del equipo y el Cholo está encantado con él. No quiere volver al Chelsea

Foto: Álvaro Morata da indicaciones durante el encuentro disputado entre el Atlético y el Valencia. (Reuters)
Álvaro Morata da indicaciones durante el encuentro disputado entre el Atlético y el Valencia. (Reuters)

Cuando el Atlético de Madrid anunció su fichaje, algunos detractores pronto alzaron la voz por su pasado madridista, aunque él diera sus primeros pasos en el fútbol como canterano colchonero. Tres meses después, nadie discute a Álvaro Morata. El delantero zanjó el debate como mejor sabe: con goles y un gran nivel de involucración. En la victoria este miércoles ante el Valencia (3-2) vio de nuevo puerta, y ya son seis tantos en Liga desde su llegada y 100 en el cómputo global de su carrera. Ha salido ovacionado en el Wanda Metropolino en su particular 'centenario'.

Morata mantiene a los rojiblancos en el pulso por el campeonato doméstico, aunque las opciones sean mínimas. "Por nosotros que no sea, está difícil, pero hay que seguir luchando y defender esta camiseta", comentó para beIN Sports. Se ha convertido en pieza clave en el once del Cholo Simeone, que hizo un esfuerzo tremendo para que la directiva le reclutara en el mes de enero cedido durante año y medio del Chelsea. El madrileño se ha comido a Costa, convaleciente durante buena parte del curso y que se borró del último tramo tras su expulsión en el Camp Nou, y forma una dupla letal con Griezmann, que, como no podía ser de otra manera, mojó también ante los 'ches'.

Morata, con cinco meses menos que sus compañeros, es el segundo anotador del equipo tras el francés y el que menos tiempo necesita para ver puerta. Aunque su gran lunar, como el de todos, fue la debacle de Turín, los números de Morata dan buena cuenta de lo bien que se ha adaptado a los esquemas del técnico argentino. Ha caído de pie en la plantilla y es un nueve de garantías, de los mejores que tenía a su alcance el Atlético en el mercado. Además, es diferente: corre los espacios de maravilla, va bien de cabeza, tiene buen toque y ofrece desmarques perfectos a las espaldas de los defensas, como este último a centro de Juanfran. Garay le perdió de vista y el madrileño, muy activo, se coló por detrás para rematar a placer.

Morata celebra con sus compañeros su gol al Valencia. (EFE)
Morata celebra con sus compañeros su gol al Valencia. (EFE)

El delantero se ha cobrado víctimas de todo tipo, tanto de la parte baja como de la zona alta de la clasificación. Anotó ante el Villarreal, Real Sociedad (2), Alavés, Celta y Valencia. Todo en apenas 847 minutos de juego. De no haber sido por el VAR, serían siete goles tras batir a Courtois en su primer derbi con la elástica rojiblanca. Costa solo lleva dos en 1.114' y Correa, tres en 1.761'. Datos significativos. Por si esto fuera poco, Morata también está enchufado con la selección y fue fundamental en la victoria ante Malta en el partido clasificatorio para la Eurocopa 2020.

No quiere oír hablar del Chelsea

En la actualidad, el jugador solo piensa en el Atlético y no quiere ni oír hablar del Chelsea. El delantero quiere cumplir el contrato que le une al club hasta 2020, fecha en la que caduca su cesión. Los londinenses podrían recuperar al futbolista, pero con la condición de que juegue en su equipo y no en un tercero. La FIFA impuso una dura sanción a la entidad inglesa por irregularidades en el fichaje de menores, por lo que se ve obligada, a la espera del recurso que previsiblemente elevará al TAS, a no fichar durante las dos próximas ventanas del mercado. El interés del Madrid por Hazard puede provocar que Morata regrese por necesidad a Inglaterra para suplir la salida del belga. Si el Chelsea le recupera, el Atlético tendría que ejercer la opción de compra que tiene sobre el delantero.

No obstante, la directiva colchonera espera que no haya movimientos importantes en los 'blues' este verano. Griezmann es feliz con Morata a su lado y no quiere que salga por nada del mundo. Simeone también cuenta con él y tras el partido ante el Celta ya dijo que no veía ningún motivo para que el madrileño empaquetara sus cosas. Kalinic sí se irá. A Morata le ha costado asentarse en un equipo y, tras su vuelta a Madrid, desea establecerse definitivamente en su ciudad, cerca de su familia y en un entorno que ya conoce y en el que se siente a gusto. El delantero es sinónimo de gol y siempre deja destellos. Para Simeone, es muy importante que cree situaciones, aunque en ocasiones no encuentren red, y Morata en eso se mueve como pez en el agua.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios