FLORENTINO PÉREZ RECABA INFORMACIÓN

Kroos, la grieta por la que Lopetegui puede saltar (definitivamente) por los aires

Florentino Pérez sigue en su análisis de la crisis del equipo. Kroos está a disgusto, en Alemania recordó que él no es Casemiro y no entiende que Isco, fuera de forma, le adelantase

Foto: Kroos, en un partido de esta temporada. (EFE)
Kroos, en un partido de esta temporada. (EFE)

La jornada de reflexión tampoco salva a Julen Lopetegui. A Florentino Pérez le han informado del descontento de algunos jugadores que no están cómodos ni conformes con los planes y las decisiones del entrenador. Es lo que le faltaba a Lopetegui para que la balanza termine por inclinarse del lado de una destitución. Uno de los futbolistas que se fueron cabreados a su casa después de la derrota contra el Levante es el alemán Kroos. Estuvo calentando en la banda y finalmente no salió. Los tres cambios fueron Bale, Benzema y Ceballos. El centrocampista alemán está mosca, y no es un futbolista cualquiera. Es uno de los pesos pesados en la plantilla. Quizá no a ojos de los compañeros, pero sí para el presidente, quien ya tiene a Santiago Solari listo para darle la alternativa en cuanto considere apropiado.

Se da la circunstancia de que Kroos hizo unas declaraciones cuando estaba concentrado con su selección durante el último parón en que manifestó que no era Casemiro. Unas palabras que Lopetegui puede haber interpretado como una crítica o queja y que no le gustaron nada, porque son las de un futbolista que no está comprometido. La primera decisión del entrenador fue dejar al alemán en el banquillo contra el Levante y apostar por un centro del campo con Casemiro, Modric e Isco. A Kroos no le gustó y se agravó cuando tampoco fue uno de los tres cambios.

Florentino Pérez, que al término del partido contra el Levante pidió explicaciones a Lopetegui y Sergio Ramos antes de abandonar el Bernabéu sobre los problemas y las soluciones para valorar la crisis, sigue pulsando más análisis y recabando información. Al presidente le ha llegado el descontento de Kroos, como la decisión arriesgada de que Isco jugara de inicio cuando no se ha cumplido ni un mes de la operación de apendicitis aguda —25 de septiembre— a la que fue intervenido. Un riesgo. Isco se fue desfondado del campo. Al presidente, que ya tiene a Solari listo por si quiere ejecutar en estas horas el despido del técnico vasco, le llegan todo tipo de análisis y no solo juzga lo que le dice Lopetegui y la defensa que hace de él el capitán Sergio Ramos.

Castigar el error de Moscú

Kroos está incómodo por su suplencia y por comprobar que el entrenador elige antes a Isco, que no está al 100% de forma física, y a Ceballos, que también venía de jugar con la Selección española. Pero Kroos también se queda inquieto con la respuesta del entrenador cuando el día antes del partido le preguntaron sobre sus palabras y Lopetegui dio a entender que no le habían gustado. El entrenador, por otra parte, también puede haber esperado su momento para ‘castigarle’ por el fallo que tuvo el alemán en el inicio del partido contra el CSKA de Moscú cuando cedió un balón atrás. Le costó el gol y la derrota en el segundo partido de la Champions.

La pelota ahora está en el tejado de Florentino Pérez, que en estas horas de reflexión sigue recopilando información sobre la crisis, el estado de ánimo del entrenador, los jugadores y si realmente todos están unidos con Lopetegui como asegura Sergio Ramos. El presidente pretende apurar la destitución todo el tiempo que sea necesario, porque entiende que Lopetegui puso de su parte para llegar a ser entrenador del Real Madrid y sufrió las peores consecuencias. Le echaron de la Selección y se perdió un Mundial.

También valora que esta plantilla tiene más problemas sin Cristiano Ronaldo, aunque no entiende cómo no le da para más ante equipos como el CSKA de Moscú, Alavés y Leganés. Le queda en el cuerpo el bochorno de la primera parte en Sevilla. Nadie ha sido capaz de convencerle de los problemas que existen para hacer goles —Marcelo acabó con una sequía de ocho horas y un minuto—, y no le valen de nada la mala suerte y los postes.

Pero Florentino apura porque entiende que no hay un candidato claro que pueda provocar el efecto que tuvo el relevo de Benítez por Zidane. Tiene a Solari ya preparado aunque la carta que juega es que Lopetegui siga hasta el Clásico y esperar a comprobar si se estrella y ya no hay manera de justificar su continuidad o saca esto adelante. Sin Messi se le aclara algo, pero muy poco, el panorama a Lopetegui. Lo que no contaba es con que le ha salido un grano con Kroos.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios