¿SER COLA DE LEÓN O CABEZA DE RATÓN?

El caso Morata o por qué irse del Madrid por voluntad propia no es una buena idea

El Real Madrid ya sabe que cuatro jugadores han pedido marcharse del club de cara a la próxima temporada, pero la experiencia más cercana determina que no es la mejor opción

Foto: Álvaro Morata celebra un gol durante su segunda etapa en el Real Madrid. (EFE)
Álvaro Morata celebra un gol durante su segunda etapa en el Real Madrid. (EFE)

Como cada junio, el inicio del mercado estival desata los tira y afloja entre clubes y jugadores. Y no solo por aquellos que se quieren fichar, sino sobre todo por aquellos que forman parte de la plantilla pero no cuentan con los minutos deseados. En el caso del Real Madrid, muchos son los nombres que empiezan a sonar por haber pedido al club que les busque una salida para poder jugar más: pero dejar el combinado blanco no ha sido la mejor opción en los últimos años.

Según informaba El Confidencial este jueves, cuatro son los jugadores que han solicitado al Real Madrid salir del equipo de cara a la próxima temporada: Luca Zidane, Marcos Llorente, Mateo Kovacic y Borja Mayoral. Es cierto que los tres canteranos no han gozado de los minutos que esperaban a principio de curso, pero el croata ha sido importante para Zidane durante buena parte del curso. Aún así, el Madrid ya sabe que los cuatro no quieren continuar en el equipo si sigue la misma dinámica.

Pero, ¿es buena opción irse del Madrid en busca de minutos? La experiencia de los últimos grandes jugadores que han decidido dejar la disciplina blanca en busca de otras aventuras no ha sido tan satisfactoria como se esperaba. Es cierto que hay algunos casos de éxito relativo, pero todos aquellos que han pedido al club irse en los últimos años tienen un denominador común: en ninguno de los equipos en los que se encuentran han logrado los mismos éxitos que en el Real Madrid.

El último caso similar es el de Álvaro Morata. Pese a tener muchos minutos durante la anterior campaña en el conjunto blanco, el canterano se cansó de no ser titular en los partidos importantes. Por ello, decido emigrar en dirección al Chelsea, un equipo puntero en el que poder brillar: pese a un inicio esperanzador, las lesiones y Antonio Conte le terminaron por relegar a la suplencia. Tanto, que incluso se fichó a Olivier Giroud en el mercado de invierno para colocarlo por delante de él en el equipo. Indiscutible en la Selección siendo suplente en el Madrid, su fichaje por el conjunto londinense le ha dejado sin poder jugar el Mundial.

Pero no es el único caso de grandes jugadores cuyas carreras no han encontrado el despegue que buscaban: es el caso de James Rodríguez, Ángel Di María y Gonzalo Higuaín, futbolistas de gran cartel que se han marchado a equipos punteros (Bayern, Manchester United, PSG, Nápoles y Juventus) en los que han ganado todo tipo de títulos, pero solo a nivel local. Europa, la gran obsesión de los futbolistas, sigue siendo territorio casi exclusivo para el Real Madrid.

Además de estos jugadores, con cartel de estrella, otros que se encuentran un escalón por debajo también han dejado el club en los últimos años, en busca de ser cabeza de ratón pero sin conseguir los éxitos que se buscaban: nombres como Danilo, Sami Khedira, Chicharito Hernández, Fabio Coentrao, Dennis Cheryshev... todos ellos han buscado más minutos fuera del Real Madrid pero, lo cierto, es que ninguno de ellos ha conseguido volver a reverdecer los éxitos logrados en el club blanco.

Jesé, en su etapa con el Real Madrid. (EFE)
Jesé, en su etapa con el Real Madrid. (EFE)

Jesé, un caso extremo

Caso aparte es el de Jesé Rodríguez. Canterano llamado a ser el futuro del Real Madrid, una grave lesión de rodilla en la Champions lastró su progesión. Después de más de medio año en el dique seco, su recuperación nunca le devolvió al lugar que se esperaba de él: PSG, Las Palmas o Stoke City no han visto la mejor versión del jugador canario, un futbolista que desde que abandonó la disciplina del conjunto blanco no ha vuelto a ver sus mejores días como jugador.

Evidentemente, el Real Madrid es consciente de que debe de dar salida a jugadores si quiere reforzarse para continuar dominando en Europa y es muy posible que atienda a las peticiones de salida de los jugadores si entiende que puede encontrar en el mercado recambios de calidad. Sin embargo, la lógica confirma la realidad: al menos en los últimos años, irse del conjunto blanco por voluntad propia nunca ha sido una buena idea.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios