Real Madrid: El tiro por la culata de Zidane si no pone a Bale en la final contra el Liverpool
al galés se le caen los goles

El tiro por la culata de Zidane si no pone a Bale en la final contra el Liverpool

Bale es el jugador más en forma del Real Madrid en los últimos partidos. Hace goles, está rápido y explosivo. Con todo ello, Zidane duda si poner al galés o Benzema ante el Liverpool

Foto: Gareth Bale celebra el primer gol del Real Madrid en el último partido de Liga contra el Villarreal. (Reuters)
Gareth Bale celebra el primer gol del Real Madrid en el último partido de Liga contra el Villarreal. (Reuters)

Si Zidane quiere ganar al Liverpool necesita goles, velocidad, precisión, explosividad cuando el partido sea un correcalles y futbolistas en plenitud de piernas y forma física. Todas estas virtudes las tiene hoy Gareth Bale, que pasa por ser el jugador más desequilibrante en los últimos partidos. Al galés se le caen los goles con una facilidad asombrosa, corre con agilidad y tiene una elasticidad como si fuera de goma o le hubieran cambiado los frágiles músculos y vértebras por poleas de acero. Bale está para jugar la final contra el Liverpool por delante de Benzema, pero me temo que no va a suceder porque a Zidane se le vio el plumero con la alineación en el empate (2-2) contra el Villarreal. Puso el once de Kiev sin Keylor Navas, que se quedó en Madrid fuera de la convocatoria y en su lugar se dio el capricho de alinear a su hijo Luca, y Bale junto a Cristiano Ronaldo en el ataque.

Contra el Villarreal quedó esbozado qué es lo que pretende hacer el entrenador contra el equipo de Jurgen Klopp. No tiene pinta de que vaya a jugar con la ‘BBC’ sino un ataque con Cristiano Ronaldo y Benzema, que fue suplente (salió en la última media hora) y ya saben que el portugués se encuentra más cómodo con el francés cerquita de él. Tiene más ojos que el galés para darle bola. Karim es más generoso que Bale, al que se le caen los goles por su lógico egoísmo de demostrar que está más que capacitado para jugar de inicio un partido importante. No habrá ‘BBC’ porque Zidane quiere cuatro centrocampistas para ganar la batalla en esta zona del campo al equipo inglés. Y jugarán Casemiro, Kroos, Modric e Isco, como quedó comprobado en el partido contra el Villarreal.


Pero lo de Bale será una injusticia y un jarro de agua fría más para un futbolista que está en un momento dulce y tiene el punto de tiro atinado. Su racha en los últimos tres partidos así lo demuestra con cuatro goles. El del empate en el Camp Nou ante el Barcelona, dos golazos al Celta y otro al Villarreal. Sin haber jugado tanto, por las lesiones y las suplencias, acaba la temporada con 16 goles en la Liga y 19 en todas las competiciones. De Benzema recordamos que despertó tarde de cara al gol, pero sí es verdad que reaccionó con los dos goles al Bayern de Múnich en el Bernabéu. Lo de la Liga es otra historia para olvidar porque la acaba con cinco tantos. Una enorme decepción porque una cosa es tener la virtud para mezclar con Cristiano, pero eso no significa que le sirva para ser inofensivo dentro del área.

Cristiano Ronaldo celebra con Isco el gol al Villarreal. (EFE)
Cristiano Ronaldo celebra con Isco el gol al Villarreal. (EFE)

Se acabó el suplicio de la Liga

El Real Madrid tendrá enfrente a un Liverpool que juega vertical, ofensivo, con tres jugadores (Salah, Firmino y Mané) que son unas balas, hacen ocasiones con facilidad y tienen capacidad para hacer goles. Visto lo visto en Villarreal, el plan de ‘ZZ’ es apostar por tener más la pelota, el control del partido con cuatro centrocampistas y sumar uno más de posesión con Benzema. El perjudicado será Bale después de protagonizar una revolución silenciosa en el último tramo de la temporada con goles y buen juego. Contra el Villarreal jugó todo el partido. Mala señal. Está, por méritos, por encima de Benzema para hacerse con el puesto de ataque en la final de Kiev.

Se acabó, por fin, una de las peores Ligas del Real Madrid en los últimos años. Todavía está a tiempo de convertir una mala temporada en un éxito histórico si gana la Champions al Liverpool. Sería la tercera consecutiva y demostraría que su hegemonía en Europa es incontestable. Como diría Messi, al Madrid no le hace falta jugar bien para ganar en Europa porque es un equipo competitivo mientras que el equipo azulgrana tuvo un “cagadón” en Roma. Palabras de Messi. Pero hay que ganar en Kiev y transformar el fracaso de una Liga y Copa en un exitazo rotundo. Para tranquilidad del madridismo está que Cristiano Ronaldo llega con el tobillo sano a la final después de la lesión en el Camp Nou y probarse contra el Villarreal con nota. Hizo el segundo gol de cabeza tras un centro magnífico con el exterior de Marcelo. Estuvo activo, con ritmo e incisivo. Buenas noticias y ahora a poner todos los sentidos en el Liverpool. Zidane tendrá que acertar con la alineación y, a día de hoy, lo que pide el once es la presencia de Bale si no quiere que le salga el tiro por la culata.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios