FC Barcelona: La reivindicación de Dembélé, el joven con carácter que despidió a un cocinero del club
FUE EL MEJOR DEL BARCELONA ANTE EL VILLARREAL

La reivindicación de Dembélé, el joven con carácter que despidió a un cocinero del club

Ante la probable llegada de Griezmann, uno de los fichajes más caros de la historia del fútbol, Dembélé necesita reivindicarse. Contra el Villarreal lo hizo, pero ha dejado muchas dudas en el año

Foto: Dembélé, en uno de sus goles. (Reuters)
Dembélé, en uno de sus goles. (Reuters)

En el FC Barcelona no dan por hecho el fichaje de Antoine Griezmann. Saben que el Atlético de Madrid está apretando al jugador y más allá del berrinche y el comunicado de Miguel Ángel Gil Marín por las maneras del club azulgrana, también se están rascando el bolsillo para subirle la ficha. Josep María Bartomeu reconoció el pasado lunes que el Barça ya contactó con la agente y hermana del jugador el pasado mes de octubre, pero ahora todo está en manos del francés, que debe elegir entre continuar en el club rojiblanco o aceptar la oferta azulgrana.

Para la entidad catalana los 100 millones de euros de cláusula de Griezmann son una “oportunidad de mercado” y su compatriota Samuel Umtiti está ejerciendo también de ‘Celestina’. Todo esto lo sabe Ousmane Dembélé, que sería el principal damnificado por la llegada del por ahora rojiblanco. En cualquier alineación lógica, si llega Griezmann lo haría para acompañar a Luis Suárez y Messi y saltaría Dembélé. Quizás por eso el joven es consciente de que cada partido, cada minuto que dispute, está pasando un examen que debe aprovechar. Y ante el Villarreal, lo hizo.

Dembélé fue el más destacado en la victoria de su equipo. Suya fue la jugada del primer tanto en la que arrancó desde el centro del campo, se deshizo de los contrarios con un tacón, esprintó y disparó a Asenjo, que rechazó la pelota y Coutinho aprovechó para marcar. Y suyos fueron los dos últimos goles del partido, el 4-1 tras una gran jugada de Rakitic y el 5-1 partiendo otra vez desde el centro del campo y picando la pelota ante la salida del guardameta. Es la primera vez desde que fichó por el Barça que le sale un partido redondo.

Debía cuidar su alimentación

El francés necesitaba una noche así porque la amenaza de Griezmann es real, así como las dudas dentro de la directiva sobre si sería conveniente su cesión en el caso de que se cierre el fichaje del delantero del Atlético. Valverde admitió en la previa que aún le falta para alcanzar el nivel que exige un equipo como el Barça y Bartomeu le definió como un “fichaje de futuro”. Lo malo es que los 105 millones más los 40 en variables juegan en su contra a pesar de que todo el mundo tiene en cuenta que las dos lesiones que ha sufrido durante su primera temporada como culé han sido un lastre.

En los partidos claves el técnico no ha contado con él. No lo hizo contra la Roma a pesar de que Coutinho estaba fuera de la competición al haber jugado ya con el Liverpool, en la final de la Copa del Rey sólo disputó ocho minutos y en el Clásico frente al Real Madrid Alcácer fue el elegido en el cambio de la segunda parte en lugar de él. Así que frente al Villarreal debía dar un paso al frente. Por mucho que la Liga ya esté decidida, el Barça sigue a la caza del ‘título perfecto’ y ya sólo le quedan dos encuentros, frente al Levante y Real Sociedad, para cumplirlo. No ha perdido ni un solo partido en el campeonato nacional. Después de la excitación tras el Clásico se temía una bajada de tensión por parte de los azulgranas, y Dembélé, con sus ganas, fue clave para seguir sumando en pos del récord.

Tímido e introvertido, ha tenido dificultades para adaptarse más allá de las que han provocado sus lesiones. Su carácter ha abierto dudas tanto en el cuerpo técnico como en la directiva. Como anécdota, despidió a un cocinero que le había puesto el club para que cuidara su alimentación. Sintió que le estaban vigilando y no lo aceptó.

Ahora que empieza a ver las orejas al lobo con la posible llegada de Griezmann a la primera oportunidad que ha tenido siendo titular se ha reivindicado como opción no de futuro, sino de presente. La cuestión es si no será ya demasiado tarde.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios