los blancos remontaron al leganés

Lucas Vázquez se apunta en Leganés como voluntario para la batalla de París

El gallego demostró de nuevo en la victoria blanca que es un jugador fiable. Sabe que no es titular, pero las bajas del equipo pueden darle un espacio en el once que, por juego, se merece

Foto:

Lucas Vázquez marcó el primero y estuvo brujuleando todo el rato el área rival. Llegan los momentos clave de una temporada bastante mala y las dudas son muchas, aunque un rayo de esperanza llegase al Real Madrid en la ida contra el PSG. El resultado es buenísimo, pero no se ha asegurado el pase. Y, desde entonces, han empezado a surgir otros muchos problemas en forma de lesiones de futbolistas importantes. Marcelo, Kroos y Modric no son jugadores reemplazables con facilidad, son sistémicos, de esos que no tienen recambio. Y en ese punto es importante Lucas Vázquez —entre otros—. Porque no se cambiarán jugadores, o no solo, sino conceptos completos. Contra el Leganés, él demostró que está en perfecto estado de revista.

El primer elemento a analizar, en todo caso, no está en Lucas, pues solo jugará en París si hay un hueco para él. En otros casos, como Isco, los jugadores se piensan titulares, miran el once y calculan su lugar, aunque su idea no siempre se conjugue con la del entrenador. Pero no es el caso del gallego, que se sabe a sí mismo reemplazo y nunca dirá una palabra más alta que otra sobre ese particular. Ni dentro ni fuera. El caso es que solo tendrá lugar su presencia si fallan compañeros y esa es, precisamente, la preocupación ahora.

Los partes médicos de los jugadores son calculadamente imprecisos. Hablan de "una lesión" pero no dicen si es una sobrecarga, una rotura pequeña o un tajo enorme que incapacita al deportista casi para andar. En ese juego del escondite en que se han metido los grandes aparece la mayor duda que es común a los tres jugadores antes nombrados. Lo que parece evidente, ya que todos ellos tienen dolencias musculares, es que si aparecen en París, correrán un riesgo.

El horror de la lesión muscular

Es tan antiguo el tema como la medicina deportiva, un golpe o una rotura son más o menos graves, pero no son lesiones de las que uno recaiga. Pueden dejarte renqueando, pero no te inhabilitan, en el día del partido, con o sin anestesia, puedes olvidarte del tema y no temer por el futuro. No es así cuando el dolor es muscular, pues esos órganos tienden a reabrirse si hace frío, si el esfuerzo es excesivo, si hay un mal movimiento... Jugar con una pequeña lesión muscular es comprar papeletas para perderse mucho más tiempo del deseado.

Las decisiones en estos casos son casi un senado. Los médicos, por supuesto, que tienen que dar el ok, pero también el entrenador, que se tiene que fiar del estado del futbolista y que tendrá que valorar hasta qué punto se la quiere jugar con él. Y el protagonista, por supuesto, que al final es quien sabe lo que duele y lo que no, y arriesga o no. En ese sentido, cada futbolista es un mundo y son diferentes los grados de resistencia al dolor de unos y otros. La misma brecha puede ser inhabilitante para uno y casi inocua para otro. Misterios del cuerpo humano.

Si aparecen los tres en el campo, el riesgo puede ser máximo, hasta el punto de dejar al entrenador sin alternativas en caso de debacle. Y en París hará frío prácticamente seguro, lo que suele ser un factor importante en estas cuestiones. Eso hace probable que se abran espacios para jugadores que, de otro modo, estarían abocados al banquillo. Lucas Vázquez contra el Leganés mostró su fútbol, Asensio lo hace también con frecuencia. El Kovacic del año pasado sería un seguro de confianza para su entrenador y sus compañeros, pero en este tiempo aún no se ha encontrado en el campo. A veces se le asimila con Casemiro posicionalmente, pero el croata tampoco es exactamente eso, no deja de ser un mediapunta encerrado en un jugador de larguísimo recorrido.

Con Benzema y sin Bale

Y la banda izquierda, claro, en la que si pierdes a Marcelo te enfrentas a un mundo nuevo. Nadie va a poder hacer lo que hace él, así que la idea es meter a alguien que pueda cumplir con los requerimientos para sobrevivir a Mbappé. Ese hombre no parece ser Theo Hernández, que va de fracaso en fracaso hasta estrellarse en el muro Coentrao de mediocridad en la posición. En el gol de Bustinza, el que abrió el marcador, volvió a demostrar el francés una inaudita descoordinación personal. No cierra bien, no centra bien, nunca parece estar en su puesto. Y, por todo esto, la alternativa lógica al brasileño en el caso de no llegar será Nacho. Porque no es el jugador más brillante y no se espera de él que se convierta en un puñal en el ataque, pero el oficio y el sacrificio forman parte de su maleta de habilidades. Y eso puede ser suficiente.

El partido contra el Leganés sirvió para probar a esta gente, una especie de 'casting' de estrellas. Eran tres puntos ligueros, pero en este fatigoso febrero es complicado saber si todo eso vale ya para algo. Ahora el Madrid es tercero, pero a la hora de la verdad es un poco lo mismo para el club, que con toda la lógica se ha olvidado de la liga a sabiendas de que ya no la ganará. Y en el club de Concha Espina, ya se sabe, es o César o nada.

Empezó mal, con ese gol pepinero, pero por el camino poco a poco lo fueron enderezando. Benzema mostró brotes de vida, que en su caso es decir bastante. Si vuelve su mejor versión, el Madrid habrá ganado un futbolista de tronío, pero por el momento hay pocos datos para considerarlo ya resucitado. Zidane no va a dejar de intentarlo, algo que sí parece que va a hacer con Bale. No jugó el galés y no pareció en absoluto conforme con la decisión de su jefe. No es que tenga una gran acumulación de minutos, no es ese el problema, pero falta sintonía. A Cristiano le dieron descanso también.

Ficha técnica

1 - Leganés: Cuéllar; Tito, Bustinza, Siovas (Mantovani, min.46), Diego Rico: Gumbau (Rubén Pérez, min.46), Gabriel; El Zhar, Omar Ramos (Amrabat, min.71), Eraso; y Beauvue.ç

3 - Real Madrid: Casilla; Carvajal, Sergio Ramos, Varane, Theo; Casemiro, Kovacic (Ceballos min.92), Lucas Vázquez, Marco Asensio; Isco (Marcos Llorente, min.86) y Benzema (Bale, min.75).

Goles: 1-0, min.6: Bustinza. 1-1, min.11: Lucas Vázquez. 1-2, min.29: Casemiro. 1-3, min.89: Sergio Ramos.

Árbitro: José Luis González González (Comité castellano-leonés). Amonestó a Diego Rico (min.50), Sergio Ramos (min.56), Cuéllar (min.84) y Rubén Pérez (min.85).

Incidencias: encuentro aplazado correspondiente a la jornada 16ª de LaLiga Santander, disputado en el estadio de Butarque ante la presencia de 11.423 espectadores. 

Liga
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios