un derbi más caliente que nunca

Piqué y la batalla contra la 'maravillosa minoría' del Espanyol

El nuevo derbi que disputarán Espanyol y Barcelona en el estadio del primero, se presenta más caliente que nunca tras las declaraciones de Gerard Piqué

Foto: Piqué, durante el Espanyol-Barcelona de Copa. (EFE)
Piqué, durante el Espanyol-Barcelona de Copa. (EFE)

Las relaciones institucionales sufrieron a lo largo de la historia diferentes vaivenes. Nunca fueron cariñosas. En los últimos tiempos, Barcelona y Espanyol no han cultivado precisamente unas relaciones cálidas en su vida cotidiana, menos cuando ha tocado enfrentarse en el terreno de juego. Sucede que ahora se ha calentado hasta el extremo la relación entre los dos encarnizados rivales. El nuevo derbi que aparece en el horizonte se presenta más caliente que nunca con Gerard Piqué en el centro del huracán. Cornellà, la palabra que provocó un tsunami, se prepara para una batalla especiel.

El enfado en las entrañas del club blanquiazul es monumental. Lo que ha tenido que escuchar Piqué cuando ha visitado al enemigo no tiene defensa, pero sus palabras, reiterativas aludiendo al "Espanyol de Cornellà" han provocado un terremoto que ha generado un ambiente más caliente de lo habitual ante la nueva visita del Barcelona al estadio del vecino. También Busquets pasó a ser protagonista de la guerra abierta entre las dos entidades por sus declaraciones tras el partido de ida de los cuartos de final de la Copa. "Celebraron en Cornellà como si ya se hubieran clasificado, pero al final lo hicimos nosotros. Parecía que la eliminatoria se acababa en Cornellà", señaló con reiteración en la palabra de marras el mediocampista.

La sentencia de Valverde

"Es el Espanyol de Barcelona", enfatizó Ernesto Valverde, que estuvo durante años en la casa perica y que de esta manera tiró de las orejas a sus ahora pupilos en la escuadra azulgrana. El entrenador extremeño, siempre pausado en todas sus acciones y manifestaciones, arrojó agua a un fuego que se expandía sin control. El derbi tiene la categoría de 'alto riesgo' como no podía ser de otra manera, mientras desde diferentes sectores se apela al sentido común y a la deportividad a la vista de cómo se presenta el ambiente. "La afición del Espanyol se siente casi pisada; son seguidores que viven avasallados por medios, calle... Es que nos hacen invisibles", sentenció Quique Sánchez Flores para recordar lo complicado que es vivir a la sombra de un gigante como el club blaugrana.

El Espanyol apela siempre al sentimiento para seguir captando adeptos, empresa complicada ante la potencia de su enemigo. En 2014 accionó la tecla adecuada con la campaña bautizada 'Maravillosa minoría', con la que según expresó, trataba de poner énfasis en el "orgullo diferencial". La mencionada campaña tuvo continuidad con otras en las que se trató de dar valor a ese seguidor periquito que muchas veces se siente solo y desamparado. "Nunca seréis mayoría, pero afortunadamente para el mundo, nunca dejaréis de existir. Nuestra vocación es ser vuestra voz", subrayaba el club cuando apostó por esa operación de marketing.

Nueva campaña

Otra campaña se ha abierto paso a través de los medios. El Espanyol vuelve a apelar al corazón. Una publicidad institucional directa, con un claro y firme mensaje. "RCD Espanyol de Barcelona, de Cornellà, de El Prat, de Sant Adrià, de Sarrià, de Poblenou, de Pedralbes, de l'Hospitalet (...). De los fuertes, de los débiles, de los ricos, de los humildes (...). El Espanyol es de todo aquel que sueña". Y siempre presente el 'Maravillosa minoría' que tanto y tan bien caló entre la masa social blanquiazul.

Por mucho que entre unos y otros hayan tratado de templar la atmósfera, el Cornellà-El Prat hervirá de manera especial, posiblemente más que en otras oportunidades. En el vestuario que dirige Quique Sánchez Flores se respira un ambiente especial por los últimos acontecimientos. Seduce siempre ganarle al Barcelona, lo que consiguió el Espanyol hace unos días, pero Piqué ha logrado dar mayor fuerza a esa motivación. LaLiga que preside Javier Tebas estará especialmente atenta a todo lo que suceda, a los cánticos, a los gritos que salgan desde la grada. "Trabajamos mucho para erradicar la violencia", dijo el presidente esta semana, que ya manifestó su contrariedad por las palabras de central barcelonista al afirmar que fueron "desafortunadas". Nosotros recibimos la queja del Espanyol y la tramitamos al Comité de Competición. "Las cosas hay que saber cómo se dicen, cuándo se dicen y en el entorno en el que se dicen. Y en el entorno del fútbol todo el mundo sabe que siempre es el Espanyol de Barcelona", subrayó el ejecutivo.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios