LaLiga Santander: El viejo Atlético de la velocidad y la contundencia recupera el aliento. Noticias de Liga
victoria al contragolpe ante las palmas

El viejo Atlético de la velocidad y la contundencia recupera el aliento

La primera parte rojiblanca fue paupérrima en juego, pero el Cholo prescindió de Koke en la reanudación y consiguió ganar el partido a la carrera con tres goles conseguidos al contragolpe

Foto: Correa y Torres celebran el gol del '9'. (Reuters)
Correa y Torres celebran el gol del '9'. (Reuters)

En el Atlético se viven semanas de enorme incertidumbre. No hay una conciencia global de estar haciendo una temporada terrible, pero las pruebas empíricas demuestran lo contrario. Sobre todo cuando se escucha al entrenador diciendo siempre, bajo cualquier circunstancia, que están bien y que no hay de qué preocuparse. Al Atleti estas victorias, como la de este domingo ante Las Palmas, le sirven de snack para aguantar el ayuno entre la Liga y la Europa League, competición que en absoluto llena tanto como la Champions, pero que habrá que comerla para no morir de hambre en mayo, pues sería demasiado tiempo sin ingerir alimento.

Jugar siempre ha supuesto un reto para este equipo, ya sea para ganar, para remontar, para sobrevivir... esto último es lo que menos le ha costado siempre, seguir vivo, ser fuerte en todo momento pese a que la situación invite al dramatismo. Y lo cierto es que ahora mismo, el clima de tensión es máximo. Nunca en seis años con el Cholo al frente se había sentido que una temporada podría ser un fracaso. Es pronto para decirlo, claro, porque el segundo torneo europeo sigue ahí disponible y el Atlético es firme favorito, pero por lo demás, nada está saliendo bien. Eliminado de Copa, sin casi opciones en la Liga y con Diego Costa lesionado y con Vitolo aún fuera de forma. La apuesta de Simeone en verano era muy arriesgada y así está saliendo...

No se puede hablar de este encuentro contra la Unión Deportiva sin destacar a Koke Resurrección. El verbo destacar, siempre tan positivo, no lo es en este caso. El Atlético ha dejado de funcionar como un reloj en parte debido a que Koke se encuentra en un ya larguísimo periodo en el que su rendimiento ha ido siempre cuesta abajo y, para desgracia del Cholo, no dispone de frenos. Anda bastante despistado en estos meses. El canterano ha supuesto en estos años un pilar muy importante en el esquema del Atleti, ya fuera como interior o como extremo, era el hombre que gestionaba la posesión, la hacía rápida o lenta, le daba criterio al mediocampo y en estos momentos resulta hasta prescindible para su entrenador.

Griezmann marcó el primero de la tarde. (Reuters)
Griezmann marcó el primero de la tarde. (Reuters)

La primera parte rojiblanca fue paupérrima en juego, profundidad y contención. Llegó a permitir que un equipo en pleno proceso de construcción (a estas alturas, así les va) pisaran el área de Oblak con cierta asiduidad y hasta tuvieran ocasión de adelantarse. Claro que el Atleti es mejor, mucho mejor, que un club que suena a Segunda, pero el desempeño colchonero estaba más al nivel de otros días de bochorno, como los dos encuentros ante el Sevilla y el reciente ante el Girona. La solución que encontró Simeone era lógica, lo que chocó fue a quién eligió como sacrificio para dar entrada a la velocidad de Carrasco. Se fue Koke y, no por casualidad, el Atlético mejoró su versión, mucho más contundente que en el primer tiempo.

Paco Jémez ya empieza a hacer suyo a este equipo con el que se asentó en el fútbol profesional y al que ahora quiere mantener en Primera. Lo que pasa a los equipos que dirige Jémez es que, por lo general, les falta calidad para llevar a cabo el arriesgado estilo que pretende el andaluz. Dice Lillo que si sus futbolistas no son grandes jugadores, más debe potenciar la idea de poseer el balón, pues tendrá menos capacidad para defenderse sin él. Lo que intenta Jémez es más complicado, pues no solo quiere el balón, sino que lo quiere en el campo contrario, dejando unos 50 metros a disposición de los atacantes contrarios. Si eso ya suele ser sinónimo de muerte para cualquier club de la parte baja, más si el rival al que toca enfrentarse es especialista en justo eso, aguantar para matar al contragolpe.

Los tres tantos rojiblancos fueron muy similares: balones al espacio infinito hasta la portería de Chichizola, con superioridad o, en su defecto, igualdad numérica de delanteros contra defensas. Primero marcó Griezmann tras una sensacional carrera en la que definió ante la dubitativa salida del arquero argentino, el otro también lo gestó él pero lo culminó (y muy bien) Fernando Torres, para cerrar luego el choque una aceleración de Carrasco para que marcase Thomas. El Atlético de siempre, el de Diego Costa, pero sin Diego Costa. Cuando no hay juego, hay velocidad, resistencia y contundencia. Cuanto menos necesaria la circulación ágil del balón, menos necesario será Koke...

Ficha técnica

3 - Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Giménez, Godín, Lucas; Correa (Thomas, m. 82), Gabi, Saúl, Koke (Carrasco, m. 46); Griezmann y Torres (Vitolo, m. 80).

0 - Las Palmas: Chichizola; David Simón, Gálvez, Ximo Navarro, Dani Castellano (Erik Expósito, m. 80); Gabriel Peñalba; Hernán Toledo, Tana (Vicente, m. 58), Viera, Jairo (Nacho Gil, m. 61); y Calleri.

Goles: 1-0, m. 61: Griezmann bate a Chichizola tras un pase profundo de Juanfran al contragolpe. 2-0, m. 72: Torres culmina un contragolpe a pase de Thomas. 3-0, m. 88: Thomas marca a puerta vacía a pase de Carrasco.

Árbitro: Álvarez Izquierdo (C. Catalán). Amonestó al local Saúl (m. 83) y a los visitantes Ximo Navarro (m. 67) y Gálvez (m. 85).

Incidencias: partido correspondiente a la vigésimo primera de LaLiga Santander, disputado en el estadio Wanda Metropolitano ante 55.363 espectadores.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios