LaLiga Santander: El Real Madrid de la BBC recuerda cómo sufrir y vuelve a hacer latir su corazón. Noticias de Liga
goleada en mestalla ante un buen valencia

El Real Madrid de la 'BBC' recuerda cómo sufrir y vuelve a hacer latir su corazón

Por primera vez en más de nueve meses, los tres de arriba empezaban un partido jugando juntos y el resultado fue más que positivo, pese a que durante bastante rato el Valencia les hizo sufrir

Foto: Kroos y Cristiano, autores de tres goles. (Reuters)
Kroos y Cristiano, autores de tres goles. (Reuters)

El Real Madrid parece que está recién despierto de una larguísima siesta en la que se ha dormido en una extraña postura y está ahora sufriendo las consecuencias de ello. Se ha levantado con parte del cuerpo dormido, con el incómodo hormigueo que todos conocemos, mientras que la otra está en plena forma, como si el letargo se hubiera esfumado de golpe y quisiera echar a correr, pero su gemela le retrasa. El eterno sueño le ha pillado con media liga transcurrida y todo perdido también en Copa, pero con algo aún por competir, la Champions. Y ahí, en esa competición, estará el Madrid despierto, el que goleó al Valencia en su casa por 1-4, lo cual no era concebible hace solo unas horas.

Este equipo se asemeja algo más al que ganó casi todo hace algo más de medio año. Primero porque son casi todos los mismos y aunque haya pasado el tiempo para ellos como si de cuatro o cinco años caninos se tratase, siguen siendo buenísimos, quizás los mejores. Segundo, porque era casi imposible que este ritmo derrotista se mantuviera en el tiempo. Esto es como cuando se dice que aquello de 'cuanto más ganas, más cerca está la derrota', pero dándole la vuelta por completo. 'Cuanto más pierdes, más cerca está la victoria'.

Comprende Zidane que éste es su mejor equipo, el que va a jugar contra el Paris Saint-Germain para intentar que la temporada no se acabe en marzo para completar el bochorno de 2018. Y ese equipo lo forman, principalmente, Cristiano Ronaldo, Bale y Benzema, en el orden que más guste al lector. Por primera vez en más de nueve meses, los tres de arriba empezaban un partido jugando juntos. Durante meses nadie echó en falta la compenetración de la delantera tricampeona de Europa, Isco se convirtió en el favorito de la grada y en el martillo pilón en la cabeza de Zizou, aprovechando que uno de sus tres competidores casi siempre estaba fuera. Sin embargo, ante la ausencia total de creatividad en el mediocampo, estén o no Kroos y Modric, el esquema base del 1-4-3-3 pasa a ser el salvavidas al que agarrarse para no acabar de ahogarse.

A Marcelino se le está desmontando el milagro de su equipo con el paso de las semanas. Habrá que ver cómo respira el Valencia de aquí a mayo, porque la Liga en ocasiones da la impresión de que se le está quedando larga. Dos derrotas seguidas que han hecho que el Madrid le recorte seis de cuajo y ya esté solo a dos, con Villarreal y Sevilla en permanente amenaza por detrás. El invento mantiene, por supuesto, unos matices propios que aún funcionan, como la presión alta, la intensidad casi constante en la lucha por la recuperación del balón y la creación de ocasiones de gol, solo que empiezan a no salir las cosas como en otoño. Zaza ya no es titular, a Rodrigo no le entran y Kondogbia se encuentra con Keylor esta vez, no como en el Bernabéu.

Luego surgen factores que impiden que cualquier equipo pueda desarrollarse en plenitud, lo que quizás Marcelino no esperaba es que esto apareciera dentro de su propio equipo. El Valencia busca lateral derecho porque el asturiano no se acaba de creer a Martín Montoya como el hombre fuerte para ese perfil, sirva este encuentro como paradigma de las dudas existentes. Fue el canterano del Barça quien cometió los dos penaltis en el primer tiempo que, además de otras cosas, hicieron al Madrid sentir un alivio gigantesco, olvidando por un momento la verdadera crisis por la que se arrastra. En la capital del Turia se hablará durante la semana de la "cobardía" de Estrada Fernández, el árbitro, pero sus aciertos en las penas máximas fueron catedralicios, porque a cual más clara las faltas de Montoya dentro del área. Imposible disimular, increíble que se proteste...

Cristiano celebra su segundo gol ante Marcelo. (EFE)
Cristiano celebra su segundo gol ante Marcelo. (EFE)

No hay nada que mejor le puede venir al Madrid que recuperar moralmente a Cristiano Ronaldo. Que no, que no va a volver a marcar 50 goles en un año, pero un rendimiento mediocre del portugués es equiparable al de muchos otros grandes delanteros del planeta. Cuatro goles en dos partidos, dos dobletes seguidos que más que resultados, que también, ofrecen a Cristiano la posibilidad de hacer las paces consigo mismo y con el fútbol. Fueron dos penaltis, sí, pero valen igual, aunque luego se ponga "(p.)" en los marcadores.

Lo que también ha renacido es el saber sufrir blanco. Decía Jabois en una de sus columnas que el Madrid está acostumbrado a ganar siempre. "Que no se gane jugando bien es raro, pero que tampoco se haga jugando mal es el colmo". Han sido muchas décadas en las que los detractores del Madrid se centraban en desprestigiar los triunfos merengues diciendo que jugaban mal, que no había un estilo... Todo eso era cierto, pero ganaba. En estos meses, Zidane no había podido revertir la decadencia que les llevaba a perder incluso jugando mal. El Valencia les hizo sufrir durante largos periodos del encuentro, perdonó ocasiones, algunas casi increíbles (como el remate alto de Rodrigo a puerta vacía). Y si no entran las del rival, entran las propias.

Esperó el Madrid a que al Valencia se le agotaran las baterías y, por fin, el entrenador francés acertó con las sustituciones, potenciando los puntos precisos para sentenciar el partido cuando tocaba. Lucas hizo daño a Gayà cuando éste volvió al lateral, Asensio hizo correr hacia atrás a toda la defensa y resucitó a Marcelo para gestar una preciosidad de jugada que acabó en la red, y hasta Kovacic, que tuvo unos cinco minutos, tuvo tiempo para combinar con Kroos para crear un golazo. El equipo 'B', el de la Copa, ya no va a volver, no de manera constante. El 'A', el que se va a comer al PSG, está fino. Tarde, pero la dicha aún puede ser buena.

Ficha técnica

1 - Valencia: Neto, Montoya, Coquelin, Garay, Lato (Andreas Pereira, m.77), Guedes (Carlos Soler, m.46), Parejo, Kondogbia, Gayà, Rodrigo (Zaza, m.76) y Mina.

4 - Real Madrid: Keylor Navas, Carvajal, Varane, Nacho, Marcelo, Kroos, Casemiro, Modric (Kovacic, m.88), Bale (Lucas Vázquez, m,68), Benzema (Asensio, m.78) y Cristiano Ronaldo.

Goles: 0-1, m.16: Cristiano Ronaldo, de penalti. 0-2, m.38: Cristano Ronaldo, de penalti. 1-2, m.58: Santi Mina. 1-2, m.84: Marcelo. 1-4. m.88: Kroos.

Árbitro: Estrada Fernández (colegio catalán). Amonestó por el Valencia a Gayà y Parejo y por el Real Madrid a Bale, Carvajal y Varane.

Incidencias: partido disputado en Mestalla ante 47.000 espectadores.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios