el bernabéu ya no le pasa ni una

Benzema, pitado, es el primero que demanda al Madrid el fichaje de otro delantero

Tuvo la oportunidad más clara del Real Madrid en todo el Clásico, pero no estuvo acertado en nada más y la afición volvió a mostrarle su desprecio ante la temporada tan floja que está realizando

Foto: Benzema tuvo la ocasión más clara del Real Madrid. (Reuters)
Benzema tuvo la ocasión más clara del Real Madrid. (Reuters)

Que no jugara Isco era una opción plausible, poco probable dentro de la tónica en la temporada de Zidane, pero podía darse prestando atención al fantástico rendimiento que le ofreció Kovacic en los Clásicos de la Supercopa de España. Al francés se le escapó con esa decisión un gesto de canguelo. Jugaba en consonancia con las virtudes del contrario en vez de potenciar las propias, que bien ha podido demostrar en estos dos años que no son precisamente pocas. Una vez tomada la decisión, el planteamiento era evidente: presión alta y no dejar jugar ni a Messi ni a Busquets. La dosis de imaginación era escasa, por tanto. ¿En quién debiera residir? En el más capacitado para ello de la alineación: Karim Benzema. El resultado fueron pitos del Bernabéu.

Al Real Madrid le pesa día sí y día también que Benzema esté solo en la delantera. El otro delantero es Cristiano, dicen algunos aficionados madridistas, confiados en que la delantera de las tres Copas de Europa en cuatro años es más que suficiente para afrontar todas las competiciones. A Mayoral ni se le tiene en cuenta, lo mismo que hace Zidane cuando crea al equipo, es un futbolista que está ahí y en algún momento tiene que participar para justificar su existencia, pero la confianza que tiene en el canterano es incluso menor que la que depositaba en Mariano Díaz (tercer clasificado en la tabla de máximos goleadores de la Ligue 1, con dos goles más que Neymar). Benzema está solo y no hay nada peor para él mismo, para su equipo y para el madridismo.

A Karim en el Bernabéu nunca se le ha querido, no lo toman como uno de los suyos. Digamos que es un chico que entra por los ojos por su calidad técnica, pero al madridismo históricamente le han entusiasmado poco los 'fantasistas', como los llaman en Italia, y han admitido en su familia a futbolistas que, pese a ser más limitados, han echado los pulmones por el equipo. ¿Por qué caló más Higuaín de lo que nunca lo ha hecho Benzema? Porque el 'Pipa' no tenía problemas en correr treinta metros en balde para salvar una pelota a la que jamás iba a llegar. El esfuerzo se paga con aplausos, el talento divierte cuando es español (Isco, Asensio) y tiene una mínima constancia.

Benzema suele ser bastante efectivo contra el Barcelona, es su víctima favorita, de hecho y sin ir más lejos marcó en la vuelta de la Supercopa. Pero esta temporada no, no es la suya, no está y ya empiezan a no esperarle nunca. El Madrid ni se plantea su salida, pero sí se plantea lo que no ha hecho desde que le fichó, precisamente: comprar otro gran punta. En ocho años y pico, Benzema no ha competido más que con Higuaín y ya van para cinco años sin el argentino 'molestándole'. Adebayor, Chicharito, Morata... ninguno le ha hecho sombra en el Madrid.

Y necesita a alguien, a otro delantero que le incomode, que le meta prisas por marcar. Morata lo hizo mejor que nadie la temporada pasada, pero no llegó al nivel de Higuaín, el último punta que el entrenador ponía por delante de Benzema en los onces de los grandes partidos, como este Clásico. El Madrid se ha puesto en serio en la búsqueda de una alternativa (ya que Florentino decidió que no hacía falta en verano) y el primer nombre que salió fue el de Mauro Icardi, si bien es cierto que el atacante del Inter ha reconocido por activa y por pasiva que no va a dejar la entidad 'nerazzurra', mucho menos a mitad de temporada, como capitán que es. Pero el Madrid no va a pararse ahí. Si no consigue un fichaje este invierno, volverá en verano.

Un reto para motivarse a sí mismo

Benzema ha llegado a un punto de no retorno. Este sábado estuvo fuera de onda durante todo el encuentro y no acertó a marcar la ocasión más clara del Real Madrid, un remate de cabeza al palo. Posteriormente no remató un pase de la muerte de Cristiano. En el segundo tiempo desapareció casi por completo hasta que la expulsión de Carvajal lo mandó al banquillo para que entrar Nacho. A cada acción errónea, el Bernabéu se lo recriminaba. Si hubiera sido la primera vez no habría ningún tipo de alarma, sino una pequeña preocupación. Esto, sin embargo, es ya una costumbre. La Casa Blanca no tolera que su '9' no marque goles, no aporte en el juego, que apenas aparezca de vez en cuando para hacer una jugada bonita...

El propio jugador necesita otra cosa. No hablamos de una venta, sino de un recambio. Con 30 años recién cumplidos, jugar prácticamente todos los partidos ya no es una opción para él, necesita reposo con regularidad, descansar cada dos o tres semanas un partido y que no se note su falta (aunque tampoco es que esté aportando demasiado en cuanto a cifras se refiere, ya que solo ha marcado 5 goles entre todos los torneos en disputa). Y sobre todo requiere un reto constante, el aliento de un 'alien' en el cogote todos los días para no estancarse, para competir contra sí mismo, para mejorar y convencer al entrenador. Lo agradecerá él, el Madrid y el madridismo, que claramente no aguanta más esta situación.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios