Es noticia
Menú
El Atlético se estrella en los aires de pequeñez de Simeone
  1. Deportes
  2. Fútbol
solo un disparo rojiblanco en todo el partido

El Atlético se estrella en los aires de pequeñez de Simeone

La derrota es dura, pero justa. No hubo una voluntad del Atlético por sumar los tres puntos, disparó una vez en el minuto 75, nunca más, ni antes ni después

Foto: Sergio García celebra su gol. (EFE)
Sergio García celebra su gol. (EFE)

Por fin perdió el Atlético. Tenía que ocurrir alguna vez que la moneda que lanza Simeone en cada partido cayera por el lado de la cruz. Si en cada encuentro juega a no perder, alguna vez, aunque sea por casualidad, el contrario va a acertar la ocasión que cree y no tendrá miedo de recibir gol ya que el Atlético ni se acerca. Así le pasó al Espanyol, una cura para todos sus males, que no eran pocos. Un tiro a puerta del Atleti en todo el encuentro, ninguna sensación de peligro y el convencimiento de que esto tenía que pasar más pronto que tarde.

La sensibilidad de Simeone sobre el fútbol no es discutible. Le gusta, lo disfruta o más bien lo sufre día a día, partido a partido. Considera que la forma correcta de afrontar cualquier partido, grande o pequeño, es ser más fuerte que el contrario, es decir, lo mismo que cualquier otro. La diferencia reside en que entiende que esa fuerza es física y no aplicable al juego con el balón. La organización táctica del equipo rojiblanco es excelente, el posicionamiento de cada uno de sus miembros responde a pies juntillas a lo preparado durante años de entrenamientos, donde se ha repetido una y otra vez lo mismo hasta perfeccionar la filosofía. No ha habido, sin embargo, una evolución hacia algo diferente que mejore lo que hay.

Foto: Simeone, durante el partido entre el Atlético de Madrid y la Real Sociedad. (Reuters)

No hay una gran diferencia entre este Atlético y el que ganó la Liga hace ya tres años y medio. Las ideas son las mismas: marcar una vez y aguantar. Tener el balón lo menos posible, no vaya a ser que se pierda y lo recupere el rival en posición ventajosa. Quique Flores tiene una estructura similar en el sentido del férreo posicionamiento de los suyos. Y sin embargo, se atreve a salir con tres delanteros contra el segundo clasificado, siendo ellos el 16º de la tabla. Quiere ganar igual que el Cholo, pero hace más por sumar los puntos que su oponente y casi sucesor.

placeholder Griezmann estuvo totalmente desaparecido. (Reuters)
Griezmann estuvo totalmente desaparecido. (Reuters)

Los cuatro centrocampistas centrales de Simeone ya son una seña de identidad. Es bastante más habitual que el Cholo juegue con cuatro pivotes que se decida por un planteamiento un poco más ofensivo. Uno de esos futbolistas ya fijos es Thomas Partey. El ghanés es, sin duda, el jugador menos dotado técnicamente de todos los hombres de mediocampo de la plantilla rojiblanca. ¿Qué le aporta al Atlético? Fuerza y constancia en el esfuerzo, pero poco más. Carrasco, Gaitán, Correa e incluso Augusto se preguntan un día tras otro qué tiene Thomas que no tengan ellos.

Y lo más curioso es que Thomas, pese a sus limitaciones evidentes, es el elegido para situarse al lado de Gabi en el doble pivote. Durante unos pocos minutos, Koke empezó al lado del capitán, pero al Cholo no le convenció la idea y devolvió a Koke al costado diestro, situando a Partey en la medular. Lleva la muchísimo el canterano en el primer equipo, es un pivote creador por definición, y prácticamente nunca lo pone en su sitio el entrenador argentino. Lo quiere en la derecha, donde no participa siempre del juego, donde no puede ayudar a no perder el balón tanto como podría desde el medio.

La derrota es dura, pero justa. No hubo una voluntad del Atlético por sumar los tres puntos, disparó una vez en el minuto 75, nunca más, ni antes ni después. Puso el entrenador a Fernando Torres de titular después de darle un palo enorme este jueves. Torres le dio parte de razón en el campo al no participar en casi ninguna acción colchonera, algo similar a Griezmann y a cualquier otro futbolista rojiblanco. Se activó levemente cuando entraron Correa y Gameiro, pero los que funcionaban eran Gerard Moreno y Sergio García. Lo intentaron una y otra vez, les salió justo al final. El Espanyol justifica con este triunfo que no debería estar tan abajo en la tabla. El Atleti estrena su casillero de partidos perdidos... a la espera de que Diego Costa y Vitolo solucionen todo esto.

Por fin perdió el Atlético. Tenía que ocurrir alguna vez que la moneda que lanza Simeone en cada partido cayera por el lado de la cruz. Si en cada encuentro juega a no perder, alguna vez, aunque sea por casualidad, el contrario va a acertar la ocasión que cree y no tendrá miedo de recibir gol ya que el Atlético ni se acerca. Así le pasó al Espanyol, una cura para todos sus males, que no eran pocos. Un tiro a puerta del Atleti en todo el encuentro, ninguna sensación de peligro y el convencimiento de que esto tenía que pasar más pronto que tarde.

Diego Simeone
El redactor recomienda