pendiente del visto bueno de RFEF y UEFA

"Aquí no puede entrenar cualquiera". El lío de Las Palmas con su cuarto entrenador

Tras Márquez, Ayestarán y Paquito, que ejerce de interino ahora mismo, el club ya ha llegado a un acuerdo con el argentino Jorge Almirón, pero no sabe si podrá inscribirlo

Foto: Jorge Almirón se despidió hace unos días de Lanús con el subcampeonato de la Libertadores. (EFE)
Jorge Almirón se despidió hace unos días de Lanús con el subcampeonato de la Libertadores. (EFE)

Apenas se ha disputado una tercera parte de la Liga y la UD Las Palmas ya va camino de su cuarto entrenador. Comenzó el curso Manolo Márquez, que dimitió tras la sexta jornada. Le sustituyó Pako Ayestarán, con un balance de siete derrotas, un empate y una victoria antes de ser despedido. Tras él llegó Paquito Ortiz, histórico del club que dirigió al equipo en la victoria del pasado domingo ante el Betis y volverá a hacerlo este viernes contra el Alavés. El plan es que ese sea su último encuentro y que el próximo entrenador amarillo sea el argentino Jorge Almirón. Pero de momento es solo eso, un plan, porque el club está teniendo problemas para inscribirlo.

Lo que está pasando en Las Palmas demuestra falta de previsión. El interés por Almirón, que se despidió el lunes de Lanús después de llevarlo al subcampeonato de la Copa Libertadores, no surgió tras el despido de Ayestarán. El anhelo por el argentino viene de atrás, por lo menos desde el verano. Por eso cuesta entender que el club no estuviera preparado para los problemas que se está encontrando ahora, que son los mismos que se hubiera encontrado hace unos meses.

El asunto es el siguiente: es posible que Almirón no cumpla los requisitos que exige la UEFA a un entrenador sin titulación europea. La normativa del organismo establece que los entrenadores deben tener el título más alto de su país y haber entrenado al menos cinco años en la máxima competición. La cosa se complica cuando se comprueba que el Reglamento General de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), en su artículo 161, establece que la experiencia mínima son tres años y no cinco.

"Hay una duda que dice que un entrenador para entrenar en Europa tiene que haber entrenado al menos tres años seguidos en diferentes ligas fuera de Europa en Primera División. Pero hay otra normativa, al parecer nueva, y que no terminamos de encontrar que dice que son cinco. Si son tres no hay problema, y si son cinco es interpretable porque habría que valorar si son temporadas, años naturales…", declaró el martes Miguel Ángel Ramírez, presidente de la UD Las Palmas.

¿Qué es el 'Jira Panel'?

Una de las personas que más sabe de esos asuntos es Ginés Meléndez, entrenador con gran experiencia en la formación de otros técnicos y responsable durante muchos años de varias selecciones inferiores de la RFEF. Meléndez es también uno de los miembros del 'Jira Panel', el órgano de la UEFA que supervisa y asesora sobre la normativa referente a los entrenadores. El artículo 161 del Reglamento General de la RFEF, en su punto 3, dice que la autorización a un entrenador extranjero la dará la federación previo informe del Comité de Entrenadores y la aprobación del 'Jira Panel'.

Meléndez explica que este órgano elevó de tres a cinco años la experiencia mínima en su reunión en Düsseldorf a finales de 2014 y que ese cambio entró en vigor al año siguiente. "(Un entrenador de otro continente) Tiene que cumplir una serie de requisitos. Primero: tener el máximo título de su país reconocido por nosotros. Tiene que tener una titulación que nosotros reconozcamos. Y una vez que reconocemos que esa persona se ha formado lo suficientemente bien, entonces vamos al siguiente paso: experiencia. En vez de tres años, cinco, entrenando como primer entrenador en una liga reconocida por la UEFA y la FIFA. Aquí no puede entrenar cualquiera", explica. El criterio que se utiliza no es el de año natural, sino temporadas (9/10 meses), confirma a El Confidencial una fuente de la RFEF.

Miguel Ángel Ramírez, presidente de la UD Las Palmas. (EFE)
Miguel Ángel Ramírez, presidente de la UD Las Palmas. (EFE)

Los casos de Sampaoli y Zubeldía

La intervención de este panel de la UEFA es el último paso del proceso. El primero es que la UD Las Palmas envíe la documentación al Comité de Entrenadores de la RFEF, algo que hasta el mediodía de este jueves no había hecho, según confirmaron fuentes federativas a este medio. "El comité lo estudia y si ve algo lo pasa a la UEFA y entonces lo vemos los responsables de eso", dice Meléndez, que pone como ejemplos de la rigurosidad del procedimiento los casos de Jorge Sampaoli (Sevilla) y Luis Zubeldía (Alavés), también argentinos.

"Cuando han venido Sampaoli o Zubeldía, he visto sus planes de formación. Yo y dos inspectores más de la UEFA. Cuando llegó Zubeldia le pedimos toda la documentación al Alavés, el Alavés lo envió todo y reunía los dos requisitos. Pero además tuvo que pasar una entrevista, como la pasó Sampaoli conmigo y otro inspector. Cumplía con los requisitos y le dejamos entrenar aquí con el compromiso de que tenía que hacer 15 horas de reevaluación. Almirón, si cumple también los dos requisitos, tendría que pasar también esa entrevista", comenta. "Nunca, nunca, nunca se les expide el diploma de la UEFA; se les da un permiso temporal para trabajar en Europa. Y mientras tanto se tienen que seguir formando con nosotros. Tienen que hacer 15 horas de reevaluación cada tres años".

Meléndez afirma que el 'Jira Panel' es bastante estricto, pero de sus palabras se desprende un halo de esperanza para la UD Las Palmas. "Si su formación es correcta y tiene cuatro años y medio, pues lo estudiará el panel Jira y decidirá si le autoriza o no. En Argentina son dos años en vez de tres. Pero es verdad que en cuanto a asignaturas y materias están muy parejas", apunta. También recuerda que en el caso de Sampaoli, "sus competencias estaban suficientemente demostradas porque había sido campeón de Sudamérica". Almirón ganó tres títulos con Lanus en 2016.

Meléndez dice que la modificación de la normativa española para elevar el mínimo de tres a cinco años ya ha sido tramitada. Pero la inestabilidad en el organismo ha impedido su aprobación definitiva y su traslado al reglamento, que sigue estableciendo que son tres años. A eso puede acogerse la UD Las Palmas.

Paquito Ortiz es el tercer entrenador que se sienta en el banquillo de la UD Las Palmas esta temporada. (EFE)
Paquito Ortiz es el tercer entrenador que se sienta en el banquillo de la UD Las Palmas esta temporada. (EFE)

De Setién a Jémez, el carrusel de Las Palmas

El club tiene razón en una cosa: no hay ninguna norma de la UEFA, al menos que sea pública (aquí se puede consultar toda la documentación que publica), que recoja esa norma de cinco años. Ni siquiera en la Convención sobre titulaciones técnicas (aquí puedes consultarla en español). Sí hay un precedente en Italia del año pasado. El Palermo tuvo que prescindir del argentino Guillermo Barros Schelotto pocas semanas después de su fichaje porque no cumplía los requisitos. En la comunicación que le envió al equipo italiano, la UEFA especificaba los dos requisitos ya explicados: la máxima titulación en su país de formación y un mínimo de cinco años.

El banquillo de Las Palmas es el más caliente del fútbol español, y no solo por lo que ha pasado con la temporada en marcha. Empezó 2017 con Quique Setién como inquilino, pero el cántabro decidió no renovar. Entonces el club se fijó en el italiano De Zerbi, pero tras meses con el acuerdo cerrado, al final rompió el compromiso. Ahí fue donde entró Manolo Márquez, a los que han seguido Ayestarán, Paquito y parece que Almirón. Y aún hay otro más: Paco Jémez, extécnico amarillo. Tras dejar el Cruz Azul, el andaluz ha tenico contactos con Las Palmas. "Le dije a Miguel que si podía esperarme a después de Navidad, iría a Las Palmas", dijo este semana en 'El Larguero'. Será por entrenadores...

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios