regresa al fútbol tras su cuarta lesión grave

Sergio Asenjo podría escribir el libro de autoayuda perfecto

Después de romperse la rodilla por cuarta vez, el portero vuelve a una convocatoria del Villarreal ocho meses después con la ilusión de la primera vez y la fuerza de voluntad inquebrantable

Foto: Sergio Asenjo nunca se rinde. (Reuters)
Sergio Asenjo nunca se rinde. (Reuters)

"Para toda esa gente que pueda sufrir lesiones creo que mi ejemplo es inmejorable". Sergio Asenjo decía estas palabras poco antes de volver a romperse la rodilla por tercera vez. Era una entrevista que concedía a El Confidencial para hablar de su carrera, de su vida, de su momento de felicidad. Entonces, Asenjo era el portero titular del Villarreal, un Villarreal que se metía en rondas finales de la Europa League y luchaba por entrar en Champions League. Se le habría un hueco incluso en la selección española. Pero se rompió la rodilla por tercera vez. Cuando volvió, porque siempre vuelve, Lopetegui lo incluyó en el 'casting' de porteros de España. Y se rompió la rodilla por cuarta vez. Y sí, ha vuelto a volver.

Ha tenido las mismas lesiones en los ligamentos cruzados que toda una plantilla de un club a lo largo de la carrera de sus miembros. Cuatro veces ha tenido que estar parado durante al menos seis meses, esperando a que le operaran, a que la herida cicatrizase, a poder apoyar la pierna, a andar, a correr, a saltar, a bailar... Uno no es consciente de la importancia de la salud hasta que la pierde y pocos futbolistas son tan conscientes de ello como este pucelano que ahora mismo tiene 28 años y que las desgracias solo le han permitido jugar 167 partidos en Primera División, cuando fácilmente podría llevar cerca de 300. Un veterano de la guerra que le han llamado a filas una y otra vez y siempre vuelve, siempre.

Dicen los que mejor le conocen que tiene una mentalidad privilegiada. De ninguna otra manera se puede entender que haya querido seguir jugando al fútbol después de que el fútbol le haya pisoteado constantemente. El fútbol le ha negado la entrada no una, sino cuatro veces. Cualquier otro con una personalidad solo un poco más débil se hubiera rendido, hubiera reconocido que este mundo no era para él y se habría buscado otro camino donde la alegría no saliese tan cara. Pero ese no es Asenjo. Quiso esto desde que de niño jugaba media parte de portero y media parte de delantero en los campos de fútbol-7 de Pucela y nada, absolutamente nada le frena en su deseo de triunfar como portero.

Y puede que el detalle que le defina con más precisión es el reconocimiento de quienes le han ayudado siempre para estar donde está, para volver a ser persona, futbolista. "Han pasado 267 días, se dice pronto. Un camino de ocho meses para superar este nuevo obstáculo que el fútbol quiso poner en mi carrera. Han sido miles de horas de trabajo, de altibajos, de sufrimiento, de sonrisas, de progreso y de mucho optimismo, esa es mi forma de afrontas las cosas. En todo este tiempo, uno se da cuenta y valora lo que tiene, y hoy es el día de dar las GRACIAS. Gracias en mayúsculas y negrita, porque aunque parezca tópico, sin ellos yo no estaría hoy preparándome para irme a una concentración", dice Asenjo en la carta publicada en su Twitter después de saber que entraba en la lista de convocados para el partido del Villarreal contra el Sevilla de este domingo.

Desde el presidente del Villarreal, hasta aquellos que le atendieron en la clínica, pasando por su mujer, sus sobrinas... Todos los que han estado con él en algún momento de la recuperación tienen un espacio en su carta, en su corazón. Por supuesto también está Jesús Unanua, preparador de porteros del Villarreal. "Un padre para mí, eternamente agradecido a él, a su mujer y a sus hijos", dice en su carta. "Me gustaría destacar su fuerza de voluntad y amor propio", afirma Unanua a este periódico. "Tiene para escribir un libro de cómo superar las adversidades. Ya no tiene más mejillas para poner", dice una de las personas que más cerca a estado de Asenjo en sus dos últimas lesiones.

La desgracia le ha perseguido toda su carrera. Cuatro lesiones de rodilla en siete años. Sí, podría escribir el libro de autoayuda perfecto. Nadie supera las adversidades como él. Tiene todavía quizás una década de fútbol por delante. Ojalá sea esta la última vez que escribimos sobre su regreso al fútbol y la próxima vez sea por un reconocimiento de su fantástico rendimiento, algo que nadie duda que volverá a conseguir.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios