LA SOMBRA DE DIEGO COSTA APLASTÓ A TODOS

El Atlético de Madrid de Simeone, una trituradora de delanteros

Todos los delanteros que llegaron después de la venta de Diego Costa al Chelsea, excepto Griezmann, no han conseguido funcionar como se esperaba a las órdenes del entrenador argentino

Foto: En la imagen, el Cholo Simeone junto a Fernando Torres. (Reuters)
En la imagen, el Cholo Simeone junto a Fernando Torres. (Reuters)

El drama comenzó en enero de 2014. Fue entonces cuando Diego Costa firmó un contrato con el Chelsea, algo que imitó tiempo después Filipe Luis. La operación diseñada por José Mourinho incluía a Tiago y Miranda, pero el primero se quedó cortado a última hora —se sintió traicionado por el técnico— y el zaguero se quedó vestido de rojibanco. Tras ganar la Liga y disputar la final de la Champions League en Lisboa, tocaba acertar con el sustituto del hispano-brasileño. Desde entonces, prácticamente todos los atacantes que han llegado al Atlético de Madrid han sido triturados por la máquina que maneja Simeone...

Con Diego Costa ya en Londres, el club se la jugó con Mandzukic, pero muy pronto, a las primeras de cambio, Simeone le 'marcó'. En plena pretemporada trasladó el entrenador a la zona ejecutiva que no le llenaba el fornido delantero, que no le consideraba el ideal para ocupar el inmenso vacío que había dejado el de Lagarto. El dictamen del entrenador argentino corrió como la pólvora por todos los rincones del club. Un año después el delantero era traspasado a la Juventus, tras vivir una campaña muy complicada, con algún que otro enfrentamiento con el estratega. En Italia sí ha sabido Massimiliano Allegri sacarle partido...

Fue Simeone el que se empeñó en rescatar a Fernando Torres durante el verano de 2014. Como el tanque croata no le convencía, contactó con el de Fuenlabrada; primero a través de uno de sus asistentes, después en persona. Entonces no se alcanzó un acuerdo con el Chelsea y el delantero puso rumbo a Milán. Cuando llegó la Navidad el asunto rodó sin contratiempos y el Vicente Calderón le recibió a lo grande. Ahora, con datos en la mano, empuja el entrenador al jugador hacia la puerta de salida, por mucho que diga que “su dinámica de trabajo es muy buena. No veo ninguna otra situación aparte de eso”. Los números ponen de manifiesto que no le ve en las condiciones óptimas para jugar con asiduidad, no se fía de él...

Jackson Martínez fracasó en el Atlético de Madrid. (EFE)
Jackson Martínez fracasó en el Atlético de Madrid. (EFE)

Jackson Martínez

Aquella misma temporada se reforzó la vanguardia con Raúl Jiménez, pero la apuesta fracasó también. Un ejercicio en el que el mexicano apenas tuvo protagonismo y en el que sólo dejó tres goles en su hoja de servicios. Ni el Cholo supo cómo conectarlo ni el jugador se adaptó plenamente a tan exigente escenario. Lo mismo que le sucedió tiempo después a Jackson Martínez. Pagado a precio de oro al Oporto, el colombiano fue un fiasco en toda regla. Sólo duró unos meses, jamás se sintió cómodo en el Atlético a las órdenes de Simeone. Suerte tuvo el club que apareció el poderoso Guangzhou Evergrande con un buen montón de millones y se llevó al delantero, que en China tampoco ha encontrado la felicidad.

Los delanteros que llegaron después, excepto Griezmann, siguieron la estela de sus antecesores. Ninguno ha podido triunfar en el Atlético de Madrid, ninguno de ellos ha sido activado como es debido por Simeone. Mientras en sus clubes de origen triunfaron algunos de ellos, como Gameiro o Vietto, fue ponerse a las órdenes del Cholo y caer en picado. Los dos saben de sobra que tienen fecha de caducidad, ya sea para abandonar el club en este próximo mercado invernal o el próximo verano. El anhelado regreso de Diego Costa, también el de Vitolo, deja a los delanteros a una complicada situación. Simeone llevaba mucho tiempo implorando por la vuelta del hispano-brasileño y todos saben que tiene plaza fija en el once a partir de enero.

Antoine Griezmann, cada día más señalado. (Reuters)
Antoine Griezmann, cada día más señalado. (Reuters)

El señalado Griezmann

Los encargados de marcar no han encontrado nunca su lugar, nunca se han sentido cómodos porque a las primeras de cambio, si el contador de goles no se activaba, el frío banquillo o la grada les esperaban. En el actual curso es Ángel Correa el que está más fino, pero el argentino conoce perfectamente el escenario que se avecina en cuando Diego Costa tenga vía libre para jugar. Ya en verano de 2016 forzó su venta o cesión, pero se encontró con el firme rechazo del club. Su agente y Andrea Berta, el que maneja la parcela deportiva, protagonizaron un fuerte encontronazo que quedó a la vista de muchas personas. Se tuvo que aguantar el delantero, que sigue pensando que en otra parte sí tendría el papel de protagonista absoluto, cosa que nunca ha sucedido en el Atlético.

[Más noticias de fútbol]

"Cualquier equipo necesita la implicación de todos. El Atlético no depende de un jugador ni disponemos de uno que nos gane partidos”, sentenció este viernes el entrenador argentino. Griezmann podría ser ese elemento que saque del atasco al equipo, pero no aparece, aunque se le espera... El rendimiento del francés ha alterado a todos, desde el cuerpo técnico hasta la dirigencia. La masa social ya ha empezado a perder la paciencia con la estrella del equipo, por lo poco que está aportando, más porque se sabe de sobra que tiene la mente puesta en otra parte… Si sigue vestido de rojiblanco, como él mismo reconoció, es porque el club no pudo inscribir jugadores este pasado verano.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios