Ofrecido al club de Nervión este verano

Así despreció el Sevilla a Gonçalo Guedes, la gran sensación de la Liga

Era un viejo sueño de Monchi, que se lo arrebató el PSG. El club parisino activó su cesión, pero no lo quiso Óscar Arias, el nuevo director deportivo sevillista, y el Valencia se lo llevó

Foto: Gonçalo Guedes celebra uno de los goles que le marcó al Sevilla. (Cordon Press)
Gonçalo Guedes celebra uno de los goles que le marcó al Sevilla. (Cordon Press)

Dicen que al perro flaco todo lo que le vienen son pulgas o eso debe pensar el aficionado sevillista de a pie, que ha visto cómo en cuestión de diez días el esplendoroso castillo en el que se asentaba el Sevilla se está desmoronando. Luz roja en Nervión. Y más luz en las tinieblas cuando se ha sabido que Gonçalo Guedes, una de las sensaciones del campeonato, fue descartado por la dirección deportiva sevillista, que prefirió fichar a Nolito.

La historia viene de lejos, de cuando Monchi, Ramón Rodríguez Verdejo, era el director del Sevilla. Hace ahora justamente un año, los técnicos nervionenses, club que se regodea (con razón) de tener controlado el fútbol portugués, trataron de fichar a Gonçalo Guedes. Pero el Benfica avisó a Monchi que el PSG de Unai Emery había puesto sobre la mesa una oferta irrechazable: 30 millones de euros. El Sevilla, obviamente, desistió. Pero los sabuesos del viejo club nervionense no dejaron de lado la pista de Guedes, que tras varias semanas en París se percató de lo difícil que lo tenía para hacerse un hueco en la escuadra parisina. Monchi insistió en enero y el PSG, pendiente de la salida de Di María, demoró la respuesta. El club andaluz no pudo esperar más y desvió sus miras en dirección a Italia. Los blancos se trajeron a Stevan Jovetic.

La mano de Jorge Mendes

Al final, ni el 'Fideo' Di María salió en el mercado invernal y Gonçalo Guedes se quedó con la miel en los labios y purgando penas en el filial del PSG. Monchi dejó el Sevilla en la pasada primavera y se hizo cargo de la dirección deportiva sevillista Óscar Arias, el segundo del que hoy es director deportivo de la Roma. Pero Jorge Mendes, representante de Guedes, no se olvidó del Sevilla. Ante las muy pocas posibilidades que tenía el prometedor delantero de meter la cabeza en la multimillonaria formación parisina, el agente pensó que el club sevillista, en Champions League e inmejorables antecedentes, era el lugar ideal para relanzar la carrera de Guedes.

Llamaron a las puertas de Nervión y se encontraron con una sorpresa. Óscar Arias habló con los Mendes y les dijo que no, que al Sevilla ya no le interesaba el atacante luso, pues ya había puesto toda la carne en el asador en Nolito, que estaba a punto de cerrar esa operación. Tres días después, Gonçalo Guedes firmaba su cesión con el Valencia, club que guarda una cercana y especial relación con el afamado representante.

Cayó de pie en el Valencia

Guedes, que ha caído de pie en Valencia, se ha convertido en una de las sensaciones del Campeonato. Está considerado el jugador con más proyección de Portugal y llamado a convertirse en una de las estrellas del fútbol europeo a corto plazo. Guedes es un chico humilde y de buen carácter, se ha hecho un lugar en el vestuario del club de Mestalla y metido en el bolsillo a la afición valencianista. En el Valencia ya se han movilizado para disfrutar de las prestaciones de Gonçalo más allá del 30 del próximo junio. El club estudia la posibilidad de comprar los derechos federativos del portugués, aunque existen fundadas dudas de que el PSG acceda a la petición valencianista, ya que los franceses estiman que la proyección de Guedes tiene todavía mucho margen de mejora y barajan seriamente en hacerle un hueco en su millonaria nómina para la temporada próxima. El Valencia aspira cuanto menos a prolongar la cesión por un año más.

[Más noticias de fútbol]

En el Sevilla, mientras tanto, tratan de poner a punto a Nolito, muy perjudicado por su continuada suplencia en el Manchester City. El sanluqueño sigue machacándose en los entrenamientos. Busca encontrar los buenos días perdidos, aquellos que le llevaron a la internacionalidad. La misma aspiración que su compañero y amigo Jesús Navas. El plan Banega tiene otro guión. El rosarino, el fichaje estrella, se encuentra bajo mínimos. Desde Argentina le han dicho que tiene que ponerse las pilas con carácter de urgencia, pues corre el riesgo de perder el tren de un Mundial por segunda vez consecutiva. Lo que es el fútbol: en Valencia hacen fiesta por contar con Guedes, en el Sevilla aprietan los dientes para que vuelva Nolito.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios