ES EL CENTROCAMPISTA MÁS GOLEADOR DE EUROPA

El momento más dulce de Isco, la luz que ilumina (y desatasca) al Real Madrid

El centrocampista andaluz es, sin duda, uno de los jugadores más destacados del Madrid en lo que va de temporada: su doblete ante el Espanyol confirma su gran estado de forma

Foto: Isco celebra uno de sus goles frente al Espanyol.(Reuters)
Isco celebra uno de sus goles frente al Espanyol.(Reuters)

El Real Madrid volvió a la senda del triunfo en el Santiago Bernabéu de la mano de uno de los jugadores más en forma del equipo: Isco Alarcón. En lo que va de temporada, el conjunto blanco está demostrando tener un serio problema de cara a gol, en un inicio de competición donde los delanteros no terminan de estar del todo finos. Mientras tanto, es la medular la que se encarga de solventar los partidos, especialmente con un Isco que está viviendo un momento dulce.

El andaluz está viviendo su mejor momento como futbolista, dejando atrás sus comienzos difíciles en el Madrid. Desde que llegará allá por el 2013, pronto se vio que era un jugador realmente talentoso, con una capacidad de desborde única pero que, en ocasiones, su mayor virtud se convertía en su gran defecto: no decidir bien y demasiado regate en zonas de poco peligro le hacían incluso ser discutido por sus aficionados... hasta que llegó abril de 2014.

Un frío 8 de abril, en el Signal Iduna Park, el Madrid se marchaba al descanso perdiendo 2-0. Con 45 minutos por delante y a sabiendas de que un gol del Borussia forzaría la prórroga, Carlo Ancelotti decidió mover su equipo: Isco entraría por Illarramendi... y el partido cambió. Con el malagueño en banda izquierda, sacrificado en defensa y un 4-4-2 más marcado con la entrada también de Casemiro, el Madrid contuvo la fuga e impidió que el barco se hundiera.

Ese partido sería un antes y un después para Isco. Su esfuerzo en la recuperación de balón, unido a su capacidad para desahogar al equipo provocaron que la segunda parte de aquel partido cambiara por completo: el Borussia se desinfló y el Madrid tomó el oxígeno suficiente para meterse a las semifinales de una Champions que terminaría ganando. Fue ese día en el que Isco comenzó a crecer de manera exponencial como futbolista.

Desde entonces, ha ido ganando peso en el equipo, hasta que la pasada temporada se convirtió en indiscutible para Zinedine Zidane. La clase, clarividencia y capacidad para solucionar partidos de Isco ha sido una pieza básica para el Real Madrid que, además, ha encontrado en él una faceta extra: su capacidad goleadora. No en vano, el malagueño puede presumir de ser el centrocampista más goleador de Europa en lo que va de año.

Un año de ensueño

Isco suma catorce goles en 2017, además de las ocho asistencias que ha ofrecido a sus compañeros, números realmente brillantes que le han convertido en un titular indiscutible tanto en el Madrid como en la Selección. No en vano, fue clave para los éxitos de su equipo el pasado año: sus dos goles al Sporting, Osasuna o su tanto en las semifinales de Champions ante el Atlético, entre muchos otros, le han servido para ser uno de los preferidos de la afición.

Con sólo 25 años, Isco ya es uno de los líderes del Madrid. De momento, ha conseguido ganarse la vitola de indiscutible con el vigente campeón de Europa y aún tiene mucho margen de mejora. Cuando el Madrid está atascado, siempre aparece la medular al rescate: este domingo, Isco le dio tres puntos básicos a su equipo en la lucha por no perder comba con el Barcelona. El andaluz puede estar contento: media Europa alaba su fútbol.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios