Es noticia
¿Qué le pasa al Madrid? Motivos por los que está con la soga al cuello en septiembre
  1. Deportes
  2. Fútbol
A SIETE PUNTOS DEL LÍDER EN EL COMIENZO DE LIGA

¿Qué le pasa al Madrid? Motivos por los que está con la soga al cuello en septiembre

La Liga no ha hecho nada más que comenzar, pero lo cierto es que los blancos cuentan con una importante desventaja de 7 puntos con el Barça y no se puede permitir más tropiezos

Foto: Los jugadores del Madrid, cabizbajos tras el gol de Sanabria en el 94. (EFE)
Los jugadores del Madrid, cabizbajos tras el gol de Sanabria en el 94. (EFE)

El Real Madrid atraviesa uno de los momentos más delicados de las últimas temporadas. No ha hecho nada más que comenzar la temporada y el vigente campeón de Liga y doble campeón de Europa con Zinedine Zidane en el banquillo ya está a 7 puntos de distancia del líder del campeonato, el Barcelona, una diferencia que no es insalvable pero que ya es importante en los primeros compases de curso. Y, todo esto, mostrando buen juego. Entonces, ¿qué le pasa al Madrid?

Foto: Cristiano no pudo ayudar a romper la muralla del Betis. (EFE)

Sólo se han jugado cinco partidos de Liga y el Madrid ya ha pinchado en tres, precisamente todos los que el conjunto blanco ha disputado en el Santiago Bernabéu. Al término del encuentro, el propio Isco reconoció que existe cierta ansiedad en el equipo, al que no terminan de salirle bien las cosas. Quizá precisamente por eso, el propio Florentino Pérez bajará este miércoles al vestuario tras el encuentro, para saludar a la plantilla y tranquilizarles en un comienzo de Liga dubitativo. Pero, ¿qué le pasa al Madrid?

La importante falta de gol

El principal motivo del mal momento del Madrid tiene que ver con su falta de puntería. En los primeros cinco partidos, el Real Madrid tan sólo acumula nueve goles a favor, es decir, una media de 1,8 por partido. Sin ir más lejos, la temporada pasada en la que los blancos ganaron la Liga tuvieron una media de 2,7 tantos por encuentro, por lo que la falta de puntería es una evidencia. De hecho, todo el equipo lleva los mismos goles que sólo Leo Messi suma en el campeonato.

Crisis en la BBC

El busque insignia de la delantera blanca atraviesa un momento crítico. La sanción a Cristiano, que le hizo perderse los cuatro primeros partidos del campeonato, ha provocado un importante déficit al Madrid y, pese a recuperar al portugués este miércoles, estuvo con la pólvora mojada. Si a ello se le suma el mal momento que atraviesan Benzema -ahora lesionado- y Bale, muy criticados por la afición, el resultado es claro: los goleadores no han dado con la tecla en sus primeros partidos.

placeholder Marcelo, en el momento de retirarse lesionado frente al Betis. (EFE)
Marcelo, en el momento de retirarse lesionado frente al Betis. (EFE)

La enfermería no descansa

Y es que otra de las situaciones que están afectando seriamente al Madrid tiene que ver con el número de lesiones que acumula. En poco menos de mes y medio, el Madrid ya ha visto cómo se le han lesionado Marcelo, Theo, Kovacic, Benzema y Vallejo. Además, Varane y Kroos se han perdido un partido tras sufrir molestias. Los servicios médicos del Madrid no descansan por culpa de los problemas físicos que merman a la plantilla en este comienzo de temporada.

Concesiones defensivas

Que el Real Madrid es un equipo que juega descaradamente al ataque, es innegable. Por ello, cuando pierde el balón en plena construcción de la jugada, el equipo sufre más atrás, pues cuenta con menos efectivos con los que protegerse. Si a ello se le suma la lentitud en los repliegues, algunos fallos importantes y la falta de intensidad en algunos momentos, sólo hay que agitar la coctelera para confirmar que el Madrid tiene un agujero en su zona defensiva.

placeholder Cristiano debutó este miércoles en Liga, pero tuvo la pólvora mojada. (Reuters)
Cristiano debutó este miércoles en Liga, pero tuvo la pólvora mojada. (Reuters)

¿Problemas de ansiedad?

De momento, el Madrid ha ofrecido dos caras. La brillante y resolutiva que ofreció tanto en la Supercopa de Europa como en la de España, así como en los partidos como visitante, y la atascada y desajustada del Bernabéu. Isco lo resumió tras el partido ante el Betis: "Si no metemos un gol pronto en casa, nos entra la ansiedad". Querer meter el segundo antes de hacer el primero no suele ser buena estrategia y, como local, el Madrid termina por atropellarse pese a su juego fluido.

Bajón físico

Aunque el equipo comenzó muy bien el curso oficial, llevándose las dos Supercopas ante rivales de entidad como el Barcelona y el Manchester City, el Madrid ha bajado un punto en el apartado físico, algo normal a tenor de lo larga que es la temporada. El problema se agrava cuando el Madrid no es capaz de encarrilar los partidos desde los primeros compases: se les termina por hacer eternos, unos minutos que deberían ser para guardar el resultado y no para empezar a pelearlo.

placeholder Sergio Ramos, en un momento contra el partido del Betis. (Cordon Press)
Sergio Ramos, en un momento contra el partido del Betis. (Cordon Press)

El minuto noventa y Ramos

El curso pasado, el Madrid mostró una fe inquebrantable durante todo el curso. Tanto, que muchos partidos los levantó en el último suspiro, especialmente gracias a los goles de un inspirado Sergio Ramos: Barcelona, Deportivo, Valencia o Betis lo vivieron en sus carnes. En estos primeros compases, no se está viendo esa tensión en los minutos finales por levantar el partido y sí a un equipo cansado e incluso desquiciado, al que se le ve largo en muchos momentos de partido.

Los que ya no están

Efectivamente, el Real Madrid tiene mejor y más completa plantilla que la temporada pasada, pero sí ha perdido gol. Han llegado Mayoral, Theo, Ceballos, Vallejo y Llorente al primer equipo, dando más empaque y reforzando mejor al equipo. Sin embargo, ha perdido gol: la salida de hombres como Mariano, James y, sobre todo, Morata, provoca que en los partidos atascados no encuentre capacidad resolutiva en su banquillo. Sí genera buen juego, pero no encuentra el gol.

GOL Sergio Ramos Cristiano Ronaldo Florentino Pérez Zinédine Zidane Karim Benzema Gareth Bale
El redactor recomienda