se pierde el encuentro ante el valencia

Lo único que le falta a Varane es estar sano

No estará en el césped del Bernabéu para enfrentarse al Valencia, y Zidane necesitará ubicar al lado de Nacho, el único central disponible, a un mediocentro defensivo, probablemente a Casemiro

Foto: Zidane no quiere arriesgar con Varane. (EFE)
Zidane no quiere arriesgar con Varane. (EFE)

El Real Madrid sigue en estado pletórico mentalmente mientras arrastra las alegrías obtenidas desde el comienzo del fútbol oficial hasta este momento, que no son pocas, pues se han contratado a buenos futbolistas a la vez que se sumaban dos títulos más a la colección del entrenador vigente. Y, sin embargo, hasta el momento en que nos encontramos, las alegrías se han ido salpicando con pequeños inconvenientes que, sin mayores dificultades, se han ido solucionando para seguir ganando con solvencia. Lo que ha ocurrido esta semana va más allá, supone un punto de apuro para el campeón de Europa. No tiene centrales. Cuenta con cuatro en la plantilla y para enfrentarse al Valencia solo queda uno disponible.

Zidane no tiene a Ramos, Vallejo ni Varane. Uno por sanción, los otros dos por lesión. La baja de Sergio Ramos es, indudablemente, injustificable por la absurda expulsión que provocó en el último segundo de la victoria en Riazor, no tanto por esa acción, sino por la que le costó la amarilla primera, que bien podría haber supuesto la roja directa. A Vallejo todavía no le hemos visto en partido oficial y mucho lo sentirá el joven aragonés, pues se encontraba ya en este inicio de temporada con la oportunidad de aparecer en las alineaciones. Y el caso del defensa francés, comienza a ser costumbre que su presencia en el equipo no acabe de ser todo lo regular para un central de primer nivel, un central que el Madrid necesita.

No hay temporada en la que Varane no sufra lesiones que le corten su progresión. Hace un tiempo estaba destinado a ser el defensa de la próxima década del Real Madrid y ahora ya es su presente, el momento le llegó después de mucho tiempo de espera. Pocos jóvenes en el club blanco han tenido tanta paciencia, han esperado su día más que Varane. En sus veranos se le acumulan en su buzón las ofertas de media Europa, con clubes dispuestos a gastar una millonada en él y en su salario para convencerle para ser el líder de la zaga. Pero no quiso nunca marcharse, ni siquiera cuando Mourinho le envió una postal desde Inglaterra. Quería triunfar en el Madrid, se empeñó en ello y ha hecho todo lo posible para que eso haya acabado sucediendo.

Porque es una realidad. Se puede decir que lo es desde hace más de un lustro. Hace seis años que Zidane aconsejó su contratación y desde su primera temporada encajó y rindió cuando apenas superaba la edad de un juvenil. Le apartaban de la titularidad sus compañeros con mucha más experiencia, no lo hacía sus pocos partidos en la élite, pues no se notó jamás que había llegado al Madrid de un club humilde francés y con solo 24 partidos como profesional. Necesitaba una salida en las alineaciones y Carvalho, Pepe y Ramos se la han ido cerrando. Él esperó y esperó y, cuando pudo jugar, jugó y rindió.

Varane lucha con Suárez durante la vuelta de la Supercopa. (Imago)
Varane lucha con Suárez durante la vuelta de la Supercopa. (Imago)

Ahora ya no tiene a Pepe por delante. No hay debate: es titular indiscutible. Ya lo fue por primera vez la campaña pasada, hasta Pepe se quedó fuera de la lista de la final de Cardiff. Varane le había ganado la batalla, incluso pese a que no jugó todo, sino que se perdió buena parte del curso por lo de siempre, por sus lesiones. Ninguna muy grave, pero suficientemente duras para que su entrenador no pudiera contar con él durante un mes. En el primer año en el que su lugar era el once titular, dejó de jugar 16 encuentros por algún tipo de problema muscular. Diez se perdió el año anterior.

No estará en el césped del Bernabéu para enfrentarse al Valencia, y Zidane necesitará ubicar al lado de Nacho, el único central disponible, a un mediocentro defensivo, probablemente a Casemiro, aunque Llorente ya ha jugado en ese lugar en más de una ocasión. Es decir, habrá un futbolista en una posición diferente a la suya natural en otro partido exigente del Madrid.

Es lo único que le falta a Varane. La continuidad. En el Real Madrid son bien conscientes de sus recurrentes lesiones y por ello tampoco veían con malos ojos ampliar un año más el contrato de Pepe (pero se marchó porque este pedía dos) e incorporar ya a Vallejo. Si un futbolista es propenso a lesionarse, la solución no es fácil. Va desde mejorar la alimentación hasta un fortalecimiento de los músculos más afectados. Y desde el club están trabajando en ello, le vigilan con esmero. Esta baja no es, a priori, prolongada, y lo normal es que se incorpore a su selección sin mayores consecuencias, pero siempre hay cierto miedo con Varane. No duden de que Zidane le hará rotar habitualmente, que para ello cuenta con alternativas de calidad. Tener al joven francés en perfectas condiciones a final de temporada es imprescindible para su descubridor.

Alineaciones probables

Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Nacho, Casemiro, Marcelo; Kovacic, Kroos, Modric, Isco; Bale y Benzema.

Valencia: Neto; Montoya, Murillo, Vezo, Gayá; Nacho Gil, Kondogbia, Parejo, Carlos Soler; Rodrigo y Zaza.

Árbitro: Fernández Borbalán (colegio andaluz).

Estadio: Santiago Bernabéu.

Hora: 22.15.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios