el madrid busca su trigésimo tercer título

Zidane, ante la posibilidad de consagrarse con un solo punto en el orden del día

El Real Madrid necesita un empate para ser campeón de Liga, pero tratará de conseguir la victoria contra el Málaga de Michel. El francés habla de la importancia del físico para esta buena temporada

Foto: Zidane y Cristiano hablan durante un partido. (Reuters)
Zidane y Cristiano hablan durante un partido. (Reuters)

Al final todo queda en un punto, que es la distancia que separa al Real Madrid de su trigésimo tercer título de Liga. Un resultado que ha conseguido en 34 de los 37 partidos que ha disputado en este campeonato. Solo Sevilla, Valencia y Barcelona consiguieron arrebatar los tres puntos a los blancos en un partido. La lógica invita a pensar en que el Real Madrid lo logrará. Pero la lógica termina siempre en el pitido inicial. El fútbol es indescifrable. Los blancos quieren este título, más aún, lo necesitan. Son cinco años sin reinar en España, y eso es grave para quien siempre aspira al cielo.

"Sabemos donde estamos, que nos lo tenemos que ganar nosotros en el campo como hicimos hasta ahora, trabajando, luchando y nunca bajar los brazos", cuenta Zidane para explicar cuáles son los argumentos de su equipo para rematar esta faena. Lo cierto es que el Real Madrid ha demostrado una cosa esta temporada por encima de todas las demás: ser un equipo extremadamente competitivo. Siempre ha demostrado su entrega, su lucha y una notable capacidad para situarse al nivel mínimo que les ayuda a llevarse cada partido. No siempre fueron brillantes, pero jamás dejaron de intentarlo.

Gemma Herrero. BarcelonaGemma Herrero. Barcelona

Tienen claro el objetivo y solo hay que ver el final del partido en Vigo para saberlo. No hubo ni media concesión a la euforia, la alegría era contenida y a ningún jugador de los que recorrió la zona mixta dio por cazada la pieza. Un punto, que queda un punto. Los blancos han conseguido, por su magnífica plantilla, estar en la posición perfecta a falta de un partido. Ganar o empatar es hacerlo y, para ello, congregan mucho fútbol y un buen físico.

"Dependemos de nosotros, eso es importante, sabemos que nos falta un partido. Trabajamos como queríamos, llegamos bien de ánimo y físicamente de puta madre", comenta Zidane con esa curiosa capacidad que tiene de soltar tacos sin que lo parezca. No se le ve ni un átomo de crispación, pero esto tampoco es una novedad, es un hombre convencido de su lugar en el mundo. Como su equipo.

Por eso cuando le preguntan por Míchel, por el Málaga, las primas y todas esas cosas tan propias del final de temporada él para, piensa y deja una frase con poca sustancia pero muy real. "Sólo lo que tenemos que hacer nosotros, siempre ha sido así. Dependemos de nosotros y no miro ni al rival ni a nadie. Vamos a tener un partido difícil contra un equipo que últimamente lo está haciendo fenomenal. Lo sabemos. Todo depende de nuestro partido y me interesa más lo que vamos a hacer nosotros", cuenta Zidane, que parece con ganas de recordarle a quien le inquiere que él es el entrenador del Real Madrid, el equipo más laureado de la historia y uno de los más ricos del universo ¿qué mayor ventaja que esa.

Zidane habla con Marcelo.
Zidane habla con Marcelo.

Salir a ganar

En cuanto a lo futbolístico la consigna, por supuesto, es salir a ganar. Nadie pensaría en otra manera de conseguirlo, porque el camino más corto a la derrota es empezar aceptando el empate. "No vamos a cambiar nada, la idea es salir a tope, a dar el cien por cien, todo lo que tenemos. Hay que estar concentrados y salir a ganar como siempre porque está en el ADN de este equipo. Luego veremos lo que va a pasar, pero en nuestra cabeza siempre es salir a ganar", comenta el entrenador francés que quiso recordar que si están en este punto, con la Liga en la yema de las manos, es en buena parte por una plantilla para la historia.

"Todos los jugadores han aportado. Desde el principio dije que esta plantilla es un espectáculo, todos son muy buenos. La clave ha sido que se han sentido todos importantes. Los que han jugado menos han sido igual de buenos que los que jugaron más. Es muy importante jugando cada tres días y teniendo 60 partidos al año", razonaba el técnico madridista.

Eso es parte del legado de Ziidane, un entrenador aún inexperto pero al que el palmarés empieza a darle la razón. El año pasado, en su debut, fue campeón de Europa. En el segundo intento está rozando la Liga, que él mismo marcó como prioridad, y ha vuelto a plantar a los suyos en la final del máximo torneo continental. Sí, cuenta con una plantilla única, este Real Madrid es un equipazo, pero no debe minusvalorarse la gestión del grupo que está haciendo un entrenador que, en ocasiones, queda retratado como un peso pluma. Algo tiene el agua cuando la bendicen.

Todo esto es la parte del Real Madrid, en un estado zen bastante lógico si se tienen en cuenta los sucesos recientes. Tienen la Liga a un punto y jugarán la final de la Champions. Quizá los demás no lo están tanto. Es el caso de Michel, entrenador del Málaga e histórico jugador blanco. Cuando llegan las últimas jornadas siempre hay paradojas presentes. A él, probablemente, le gustaría que su equipo de toda la vida fuese campeón. A poder ser, con derrota del Barcelona ante el Eibar y ganando él su partido. Pero claro, eso igual es pedir mucho. Y, en todo caso, el revuelo ya está montado y a él no le está gustado nada en absoluto.

"No me gusta que se ponga en entredicho la capacidad de mis jugadores, eso no lo tolero, porque son buenos y lo han demostrado sea cual sea el rival", expresa el madrileño en el único discurso posible antes de un partido como esto. Y como ve que aún hay dudas, que en determinados medios no terminan de creer en su honorabilidad, pues da un paso más: "Nadie insinúa nada, lo que se hace es sacar frases de contexto según los intereses, y lo demás es fútbol".

Pues eso, lo demás es fútbol, ese que a las 20.00 dictará sentencia de una temporada entera. Un punto separa al Madrid del ansiado título. Todo lo que no sea conseguirlo será un descalabro.

Alineaciones probables

Málaga: Kameni; Torres, Demichelis o Villanueva, Luis Hernández, Ricca; Keko, Camacho, Recio, Juan Carlos; Fornals y Sandro.

Real Madrid: Keylor Navas; Danilo o Nacho, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos, Modric, Isco; Cristiano Ronaldo y Benzema.

Árbitro: Ricardo de Burgos Bengoetxea (Comité Vasco).

Estadio: La Rosaleda.

Hora: 20.00.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios