el portugués, una vez más, el mejor

De Keylor a Cristiano: así fue la Liga de los jugadores del Real Madrid

El objetivo prioritario del club para esta temporada se ha logrado después del partido contra el Málaga. Estas son las calificaciones de todos los miembros de la plantilla

Foto: El equipo del Real Madrid. (EFE)
El equipo del Real Madrid. (EFE)

El Real Madrid ha conseguido el objetivo prioritario de esta temporada. El partido contra el Málaga ha servido para certificar una Liga Santander que era casi una obsesión para la entidad blanca, que en tiempos recientes dominaba en Europa pero era incapaz de ser regular en su fútbol, la clave para cantar un alirón en el campeonato nacional. Este año lo han logrado, gracias a estos 23 jugadores. Esta ha sido la aportación de cada uno de ellos.

Keylor Navas (2.430 minutos, 31 goles)

El portero costarricense ha vivido en el ojo del huracán durante buena parte del año. Comenzó el curso en la grada por una lesión del año anterior y, cuando volvió, pareció haber perdido su nivel. Han sido meses de dudas hasta que, por fin, en las últimas semanas ha vuelto a ser el portero que realizó una magnífica campaña solo un año antes. Esta buena racha no quita para que muchos crean necesaria su sustitución por otro guardameta. Sigue teniendo unos reflejos felinos debajo del marco, pero sus problemas de colocación y en las salidas por alto le convierten en un problema incluso táctico para el equipo. Si alguien tuvo confianza en él siempre, ese fue Zidane.

Calificación: 6

Kiko Casilla (990 minutos, 10 goles encajados)

Los ruegos de parte de la afición de que jugase Casilla, más sobrio que Navas, nunca fueron atendidos por el banquillo. Desde el primer día supo que él era suplente y en condiciones normales así iba a ser toda la temporada. Ese rol de suplente absoluto marca su temporada. No ha podido, quizá por empecinamiento del entrenador, desbancar a otro guardameta que, durante el año, ha tenido muchas dudas. Se adapta bien al rol de suplente y cuando juega cumple bien, aunque tampoco brilla especialmente.

Calificación: 5

Sergio Ramos (2.489 minutos, siete goles)

El capitán del Real Madrid consigue con este título su cuarta Liga en 12 años de blanco. Es un jugador algo contradictorio, capaz como muy pocos de lo mejor y lo peor. Sus goles son muchos para un central y casi siempre decisivos. Si no hubiese hecho diana en Barcelona, el equipo no tendría hoy el campeonato, y eso mismo se puede decir de otros tantos como los que les marcó al Betis y al Deportivo. Fuera de toda duda está su aportación en ataque, en defensa a veces las cosas no son de color de rosa. Tiene las condiciones perfectas para ser un gran central, no le quema el balón, es sensacional por alto, físicamente un portento... Pero también tiene cierta tendencia al fallo tonto y a la desorientación. Unas cosas y otras sumadas le compensan para ser siempre titular. Hay, además, un punto más en su haber: es un líder natural que ayuda a conducir al equipo.

Calificación: 7

Raphael Varane (1.927 minutos, un gol)

El central francés, aún con solo 24 años, será el futuro del Real Madrid. Pocos jugadores tienen mejores condiciones físicas y futbolísticas para la posición que ocupa, y el tiempo le ayudará para ir asentándose en el equipo blanco. Por el momento, combina partidos brillantes con otros muchos en los que no da pie con bola, hasta el punto de convertirse en un problema para los de Zidane. El técnico francés, que fue clave en su fichaje —un acierto inmenso del club—, tiene confianza en él incluso en esas tardes en las que parece un jugador vulgar.

Calificación: 5

Pepe (1.081 minutos, dos goles)

Ya no es el central que fue, la edad no perdona a nadie. Ha jugado menos que en otras temporadas y, probablemente, este habrá sido el partido final en Liga para el portugués. En estos 10 años de blanco, se ha visto casi de todo en Pepe, desde un jugador de maneras imposibles, casi un carnicero, al mucho más pausado y relajado de los últimos tiempos, cuando entendió que ser central no era sinónimo de ser un broncas. Cualidades las tiene todas para haber sido un jugador clave en la última década blanca, titular indiscutible durante mucho tiempo y un hombre que, en general, deja buen recuerdo en el Bernabéu. Esta temporada, cuando participó, lo hizo bien.

Calificación: 6

Nacho, Danilo y Ramos celebran un gol. (Reuters)
Nacho, Danilo y Ramos celebran un gol. (Reuters)

Nacho Fernández (2.301 minutos, dos goles)

Es curioso el caso del madrileño, que el verano pasado se planteaba marcharse ante la ausencia de oportunidades. No le han faltado en esta temporada, primero por su polivalencia y, después, por su altísimo rendimiento cuando ha jugado, tanto de central como en ambos laterales. Nacho no es un central como los demás, no tiene la altura o la capacidad física de sus compañeros, pero esa ausencia la compensa con inteligencia y saber estar. Es un ejemplo para cualquier canterano, la tenacidad que ha demostrado en todo el campeonato es excelente y ha terminado siendo una pieza clave en el equipo. Nadie le esperaba, pero estuvo ahí.

Calificación: 8

Dani Carvajal (2.014 minutos)

Si alguien pensó que un fichaje de relumbrón le iba a quitar el sitio a Carvajal, estaba muy equivocado. Es un jugador sensacional, buen defensa, se guía bien en ataque, es capaz de abrir el campo y falla poco, muy poco. Esa suma de factores le convierte en un jugador determinante en la plantilla. Una de las cosas más especiales del lateral es tener un motor casi infinito que le hace subir y bajar con soltura durante partidos enteros. Zidane no duda con él, sabe que poniéndole en la alineación titular por ahí no vendrán problemas.

Calificación: 8

Marcelo (2.277 minutos, dos goles)

Es probablemente el mejor del mundo en su posición y uno de los más desequilibrantes de todo el equipo. No se entiende este Madrid sin pensar en Marcelo, un jugador capaz de ayudar a la organización del juego, que aparece por la banda y centra, con la creatividad suficiente para irse al centro y aparentar ser un mediapunta de altísimo nivel. Las 10 asistencias que ha dado en este campeonato son un reflejo de todo esto. Sí, es cierto, en defensa quizá no tiene tanto nivel y hay días en los que eso se convierte en un problema. Pero ayuda tanto al ataque, es tan diferente, que compensa.

Calificación: 9

Danilo (1.488 minutos, un gol)

Le pesan tanto los millones como su escasa capacidad para defender bien. En ataque es algo mejor, pero en su caso no compensa las múltiples carencias que tiene en su propio campo. Cuando juega, que es más bien poco, hay que plantear más ayudas de las habituales porque él, claramente, las necesita. Ha tenido en el último tercio de campaña sus mejores partidos, pero no han sido suficientes para quitarle al madridismo una idea: ha salido rana.

Calificación: 3

Coentrao (169 minutos)

Es casi un interludio cómico en una temporada magnífica del Real Madrid. No sirve para este equipo, tanto por profesionalidad como por fútbol. Cuando juega, que es poco, no lo suele hacer bien. No solo es que esté a años luz de Marcelo, es que si hay que sustituirle, solo Nacho vale para ello.

Calificación: 0

Toni Kroos (2.500 minutos, tres goles)

El alemán es el punto de equilibrio de este equipo, quien consigue que sea defensivamente fiable y ofensivamente brillante. En su hoja de servicio está sacar el balón, encontrar a Modric, ayudar a las bandas... Su tono físico le ha ayudado para ser el jugador con más minutos esta temporada y su fiabilidad es extrema. El entrenador confía en él para estructurar todo lo demás y el alemán rinde con soltura. También es importante en el juego de estrategia, uno de los puntos fuertes de este equipo.

Calificación: 9

Luka Modric (1.892 minutos, un gol)

Hay muy pocos jugadores como el croata en el mundo. El Real Madrid ha trenzado este año uno de los mejores medios del campo que se le recuerdan, y mucho tiene en ello que ver la infinita magia de Luka Modric. Nunca falla un pase y, cuando tiene que conducir, lo hace como muy pocos en el mundo. Encargado de servir balones a los delanteros, es uno de los jugadores más estéticos que se recuerdan. Su problema es físico, no es capaz de estar una temporada entera al nivel más alto y tiene rachas en las que se desdibuja. Más allá de eso, excelente.

Calificación: 9

Casemiro (1.717 minutos, cuatro goles)

Un jugador de radical importancia para Zidane, que no renuncia nunca a él en un partido importante. Es, sobre todo, una manera de apuntalar a un equipo, pues el derroche de esfuerzo y físico que hace en cada encuentro siempre da réditos. Con el balón en los pies no se complica y, como está bien rodeado, las carencias que pueda tener se camuflan bien. Su caso es notable, porque ha sabido ganarse un hueco donde nadie lo esperaba. Él no es una estrella como los demás, pero es tan necesario como el que más. En las últimas semanas, ha estado algo peor, quizá por el cansancio, y eso le ha hecho ser más agresivo y peligroso.

Calificación: 7

Kovacic (1.688 minutos, un gol)

Kovacic es una de las muchas pruebas de que el Real Madrid tiene una plantilla increíble, quizá la mejor de su historia. Siempre que sale aporta, es un jugador correcto y con un despliegue físico muy notable. Es difícil pensar en algún equipo del mundo en el que no fuese titular casi indiscutible. En Chamartín no lo es, y no parece cerca de serlo. Su aportación en la Liga, donde Zidane ha rotado mucho, es evidente.

Calificación: 6

Isco (1.637 minutos, 10 goles)

En Liga, más que en Champions, ha sido clave para el triunfo de su equipo. Los 10 goles son una cifra magnífica para un centrocampista que, cuando ha jugado, ha demostrado que merece un sitio en el universo blanco. Zidane lo ha tenido en consideración, es el jugador número 12 y en ocasiones ha hecho al equipo gravitar a su alrededor.

Calificación: 8

James (1.181 minutos, ocho goles)

La imagen que define la temporada de James en el Real Madrid es la última, esa en la que se retira del campo despidiéndose para siempre del Bernabéu. Tiene un talento descomunal, hay días en los que parece un 'crack' mundial. Pero su actitud y su falta de sintonía con Zidane le han convertido en una nota al margen dentro del equipo.

Calificación: 4,5

Marco Asensio (1.077 minutos, tres goles)

Durante buena parte de la temporada no tuvo minutos, pero en su caso eso no es tan grave, la edad es uno de sus grandes activos. Cuando empezó a entrar en el equipo con más frecuencia, recordó todo aquello por lo que se le ha fichado. Es un futbolista de bandera, creativo, con gol, inteligente. Un futuro 'crack' que ya aporta.

Calificación: 7

Lucas Vázquez (1.383 minutos, dos goles )

De más a menos. Ha demostrado, en todo caso, ser un jugador muy servicial y útil para Zidane, en ocasiones incluso algo más que eso. Le permite abrir banda, que es algo de lo que el Madrid no anda sobrado, y en su caso el esfuerzo nunca se negocia. No tiene la claridad con el balón que muchos de sus compañeros, pero las cosas que controla las hace bien.

Calificación: 6

Gareth Bale (1.428 minutos, siete goles)

Tiene un preocupante problema físico que hipoteca sus temporadas enteras. Empezó sensacional el año, siendo el mejor del equipo incluso, pero antes de Navidad se fundió y desapareció para siempre. Zidane le pone siempre que está, pero muchas veces, en su caso, estar disponible no es sinónimo de estar físicamente bien. Con lo que costó y la fama que tiene, tendría que aportar mucho más al conjunto.

Calificación: 4

Cristiano Ronaldo (2.544 minutos, 25 goles)

Es imposible entender la historia reciente del Real Madrid sin él. Ha vuelto a ser decisivo en esta temporada, aunque la lesión de la Eurocopa hizo que tardase en carburar. Ha dejado de ser un futbolista completo para convertirse en un rematador a secas, pero como rematador es con casi total seguridad el mejor del mundo y uno de los más grandes de todos los tiempos. Un punto más para él y para Zidane por aprender que, en ocasiones, menos es mucho más. Por primera vez, ha llegado fresco a mayo.

Calificación: 10

Benzema (1.913 minutos, 11 goles)

No tiene el gol que se espera de un ariete, pero en todo lo demás es un futbolista descomunal. El ataque del Real Madrid tiene mucho que ver con su capacidad asociativa, que le ha hecho una bendición para jugadores como Isco, Modric o, por supuesto, Cristiano Ronaldo. Hay partidos en los que parece escaparse un poco del club, irse del encuentro y desesperar a la afición. Pero, aceptando eso, no deja de ser una pieza clave en este proyecto y en este campeonato.

Calificación: 7

Morata (1.331 minutos, 15 goles)

El ariete español tiene el gol que le falta a Benzema, pero no anda tan sobrado de fútbol, lo que hace que Zidane, al final, siempre elija a su rival. Si aceptase con tranquilidad su rol de suplente en este Real Madrid, sería una de las piezas más cotizadas del club, porque es capaz de hacer mucho en poco tiempo. No se le ve cómodo en esa situación. Segundo máximo goleador del equipo, siempre cumplidor.

Calificación: 6

Mariano (117 minutos, un gol)

En otro equipo jugará muchos minutos y marcará goles, porque pocos delanteros parecen más hambrientos que el dominicano. En el Real Madrid, sin embargo, no es suficiente con eso. Zidane le ha dado muy poca bola, quizá porque no está al nivel del resto de la plantilla.

Sin calificar

Liga
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios