El "si están bien, juegan siempre" que persigue la elección de Zidane con la BBC
  1. Deportes
  2. Fútbol
"no seré yo quien siente a cristiano y bale"

El "si están bien, juegan siempre" que persigue la elección de Zidane con la BBC

Algo tiene que pasar, algo externo que le obligue a ello, para renunciar a los que él considera como insustituibles, los mejores que tiene en la plantilla, Cristiano, Bale y Benzema

Foto: "Si están bien, juegan siempre". (Reuters)
"Si están bien, juegan siempre". (Reuters)

No había dudas al respecto, pero Zidane se encargó de eliminarlas de un plumazo. Van a jugar los que tienen que jugar. ¿Cuándo? Contra el Atlético, que es cuando realmente cuenta. ¿Qué va a pasar contra el Valencia? Que va a haber una mezcla. Zidane no es tonto, no se va a arriesgar a que uno de sus titulares indiscutibles (qué bien les queda este apelativo, ya que lo son más que nadie) tenga algún problema físico antes de jugarse un puesto en la final de Cardiff. Tiene que jugársela con algunos, porque el guantazo que recibieron del Barça en el Clásico hace que cada partido de Liga de aquí al 21 de mayo sea a vida o muerte, pero no lo hará con todos.

Foto: Bale se lesionó en su vuelta a los terrenos de juego en el Clásico. (Reuters)

Pero si de aquí a final de curso quedasen 30 partidos, la política de Zidane seguiría siendo la misma que hasta ahora. Rotaría en días 'sencillos' y jugarían los de siempre el resto, de eso que no les quepa la menor duda. "No voy a ser la persona que siente a Cristiano o Bale", dijo en la rueda de prensa de este viernes. Ese marrón que se lo coma otro, vino a decir. O no se va a atrever a tomar una de las decisiones más importantes que debe decidir un entrenador madridista desde las suplencias de Casillas y Raúl. Algo tiene que pasar, algo externo que le obligue a ello, para renunciar a los que él considera como insustituibles, los mejores que tiene en la plantilla. Dijo solo dos nombres, pero claramente ese dúo se puede ampliar a trío, ya que Benzema está incluido en el saco.

"Si están bien, juegan siempre". Esa frase la dijo en su presentación. Fue el 4 de enero de 2016. Cuando aún no había abierto los regalos de Reyes, ya tenía su primera sorpresa: pasar a ser el primer técnico del equipo de su vida. Y la primera cuestión a resolver era básica: ¿cómo jugar? Quería jugar a un fútbol bonito, esa era la filosofía de base, alterable, por supuesto, dependiendo de las necesidades básicas del equipo en cada situación concreta. ¿Cómo hacerlo bonito? Él consideraba, como así hacía buena parte del palco madridista, que para que todo fuera según lo previsto, que se ganase y además se diera espectáculo (es decir, se alcanzase esa celebérrima excelencia tan manida por Pérez en su primera era), que eran indispensables los mejores. ¿Quiénes eran los mejores? Cristiano, Bale y Benzema. El orden no es aleatorio.

Desde el momento en que se contrató a Bale, fue titular por mandato imperativo. También así sucedió con Cristiano, obviamente. No tanto con Benzema, que tuvo que luchar durante mucho tiempo con Higuaín por un puesto en el once. Una vez con el argentino en Italia, a Benzema no había quien le tosiera. Ni a él ni a ninguno de los tres, en conjunto. Hasta ahora. Ahora hay toses. Hay toses hasta donde parecía impensable que las hubiese, en la jefatura mayor del Real Madrid. A través de sus voceros, Florentino ha ido mostrando su descontento con la idea de Zidane de no dudar de su delantera. Hay voces críticas que piden más oportunidades en los días clave a los chicos que vienen por detrás haciendo al menos los mismos méritos (a veces más, en realidad) que los que tienen por delante.

Zidane se ha mantenido en su posición desde el primer día. Si están bien, juegan. El problema es cuando ese "están bien" pasa a ser "pueden andar". Bale podía andar el día del Clásico, pero probablemente no debía jugar. Más allá de eso, el entrenador de Marsella siempre ha sido muy políticamente correcto. Incluso en el tema de las elecciones francesas. No va a cambiar ahora su discurso, ni siquiera cuando las circunstancias invitan a, al menos, pensárselo. Y, más aún, tampoco entra al debate sobre la posición en la que debe jugar el '7', que cada vez tiene un perfil más claro de rematador, de '9' puro. "Cristiano siempre ha jugado de extremo y de vez en cuando, por sus cualidades, puede jugar de delantero centro porque es muy bueno, pero su posición es extremo y nadie lo va a cambiar. No podemos olvidarnos de 400 goles en esa posición", dijo.

Foto: Mateo Kovacic se ha ganado un puesto en la plantilla. (Reuters)

"Tengo una plantilla extraordinaria con todos metidos, saben que esto es el Real Madrid y que cada partido nos jugamos la Liga y la Champions. Más que la calidad de la plantilla sobre todo me quedo con la seriedad. Son muy profesionales y respetuosos. Estamos en el mismo camino. Luego es verdad que cada uno puede pensar que juega menos o más. Tengo que elegir yo y es de las cosas más difíciles de un entrenador". Zidane asume que lo complicado es decirle a James o a Isco que no van a jugar en Champions. Pero más difícil aún será decirle un día a Cristiano que no va a jugar una semifinal de Champions estando totalmente sano.

Zidane no es Luis Aragonés, ni intención que tiene. Él no va a dar el paso que dio 'Zapatones' de elegir a 23 tíos y que entre ellos no estuviera el capitán, Raúl. Hasta hace poco, el madridismo no dudaba. Se han ganado dos Copas de Europa con Cristiano, Bale y Benzema. A tres partidos hay otra, a cinco más hay una Liga, solo que ahora sí hay titubeo. En todos, menos en Zidane.

Alineaciones probables

Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Nacho; Casemiro, Modric, Kroos; Isco o Asensio, Cristiano Ronaldo, Benzema.

Valencia CF: Alves; Montoya, Garay, Mangala, Lato, Parejo, Carlos Soler, Orellana, Nani, Munir, Santi Mina.

Árbitro: Gil Manzano (colegio extremeño).

Estadio: Santiago Bernabéu.

Horario y TV: 16.15, 'beIN LaLiga'.

Valencia CF Zinédine Zidane Gareth Bale Cristiano Ronaldo
El redactor recomienda