luis enrique falla con el plan diseñado

Monumental trompazo en Málaga de un Barça que no aprovecha el regalo del Real Madrid

Luis Enrique no acertó con el plan y el Barcelona desaprovechó el regalo que le hizo el Real Madrid en el derbi. Jugando con Mathieu y André Gomes, todo es más complicado...

Foto: El Barcelona sufrió un grave tropiezo en Málaga y no aprovechó el pinchazo del Real Madrid. (Reuters)
El Barcelona sufrió un grave tropiezo en Málaga y no aprovechó el pinchazo del Real Madrid. (Reuters)

Se relamían en las filas azulgranas. Un triunfo en Málaga y ganar la Liga, tras el empate en el derbi, ya estaba en manos del Barcelona. Ya no dependerían de otros resultados. Haciendo bien los deberes, el título quedaría al alcance de sus manos. Para tal empresa, ganar en La Rosaleda, Luis Enrique diseñó un plan que no funcionó nunca. Dos jugadores vuelven a quedar señalados, Mathieu y André Gomes, integrantes del grupo de elegidos y que volvieron a patinar. También Neymar, que no templó los nervios cuando debió, dejando en inferioridad a su equipo. El Málaga, perfecto de principio a fin. Lo diseñado por Míchel, fue ejecutado a la perfección siempre.

Se quedaron apagados los jugadores del Real Madrid por culpa de Griezmann, pero ya entrada la noche el semblante de los de Zidane cambió. Empezando por Isco, que felicitó a sus paisanos a través de la red. El punto del derbi acabó siendo oro puro. Mientras, en el Barcelona se señalaba al árbitro, empezando por un Luis Enrique que afirmó, sobre la expulsión de Neymar, que "la interpretación de las amarillas es especial. Hubo entradas muy feas que no fueron sancionadas". La realidad es que los marcados son Gomes y Mathieu. Más, posiblemente, Neymar, con el Clásico a dos semanas vista. Será sancionado con un partido, pero... ¿lo será con un segundo? Dependerá del Comité de Competición. El colegiado del partido reflejó lo siguiente en el acta: "Tras ser expulsado, con dos amarillas, y cuando iba a entrar en el túnel de vestuarios, se dirigió al cuarto árbitro aplaudiéndole".

Monumental trompazo en Málaga de un Barça que no aprovecha el regalo del Real Madrid

El primer período fue tormentoso para el Barcelona. El Málaga tenía muy bien aprendida la lección de Míchel, desconectando en todos los terrenos a su rival. Sergi Busquets estaba encerrado entre rivales, mientras sus compañeros de faena no colaboraban en exceso para cambiar el decorado. Ni André Gomes ni Denis Suárez ayudaban a su compañero y, lógicamente, el tridente de depredadores se resentía. Kameni, histórico dolor de muelas del equipo azulgrana, apareció en el minuto 15 en la única oportunidad clara que tuvieron los de Luis Enrique antes del intermedio. Luis Suárez se topó con el guardameta cuando el gol parecía inevitable.

Jesús GarridoJesús Garrido

El equipo andaluz cerraba bien los dos costados, mientras por el centro también tapaba a tiempo allá donde era necesario. Neymar, brillante en los últimos tiempos, estaba perdido, mientras Messi siempre estaba incómodo. Sólo una vez pudo maniobrar con soltura el de Rosario, pero su perfecta asistencia no fue aprovechada por André Gomes. El jugador portugués, decepcionante, no metió el cuerpo con la suficiente fuerza, ante la llegada de un enemigo, como para encarar en solitario a Kameni.

Sandro abrió el marcador en La Rosaleda. (EFE)
Sandro abrió el marcador en La Rosaleda. (EFE)

Un nuevo plan

El Málaga se aplicaba a las mil maravillas y viendo que el Barcelona no despertaba, se iba creciendo. Sin alardes a la hora de atacar, pero con cierta confianza. Superado el minuto 30, un poco espabilado Mathieu apareció para echar un cable. No leyó bien la jugada y un balonazo largo dejó a Sandro con pista libre hacia la portería. El francés no pudo echar el lazo al canario, que liquidó la carrera con un certero disparo que dejó a Ter Stegen sentado en el suelo y con el primer gol reflejado en el marcador.

El juego del Barcelona era decepcionante, muy alejado de lo esperado después del tropiezo del Real Madrid. Con una zona de creación totalmente oscurecida por el buen trabajo del Málaga, el ataque era nulo. Tal era el panorama que el equipo de Míchel se agitó un poco más, consciente de que el enemigo seguía desaparecido. Antes de que el primer acto expirara, Juanpi y Diego Llorente estuvieron cerca de echar más azufre a la herida azulgrana.

[Más noticias del Barcelona]

Agitó el equipo Luis Enrique, desapareciendo del mismo el señalado Mathieu y Denis, ingresando en el campo Sergi Roberto e Iniesta. Poco después André Gomes abandonaba el verde para dejar su sitio a Paco Alcácer. Otra muesca en la pobre hoja de servicios del portugués, cada día más cuestionado, y que firma decepción tras decepción. El nuevo plan, ya con tres centrales, parecía coger más consistencia, pero no la suficiente. Además, con tanto espacio desguarnecido, el Málaga estaba al acecho.

Neymar fue determinante en el desarrollo del partido al ser expulsado. (EFE)
Neymar fue determinante en el desarrollo del partido al ser expulsado. (EFE)

La expulsión de Neymar

La luz se le apagó a Luis Suárez ante la figura de Kameni, errando una buena oportunidad para igualar. Fue el momento, inesperado, en el que Neymar metió la pata hasta el fondo con casi media hora por delante. Castigado antes con una cartulina amarilla, no se supo contener el brasileño y el calentón, en una jugada intrascendente, le mandó al vestuario. El Barcelona afrontaba un 'más difícil todavía', mientras a la escuadra de Míchel se le abría más el camino de la victoria.

El Barcelona se volcó por completo, inclinando el campo claramente hacia el lado de Kameni. Agazapado, el Málaga esperaba su momento. Disponía de buenas contras, pero no las sabía rematar. Bueno, lo hizo una vez Peñaranda, pero un asistente se equivocó al anular el gol del atacante, que no estaba en fuera de juego. También falló el árbitro poco después, al sacar fuera del áera una falta cometida dentro a Sergi Roberto.

El partido era una locura, con el Barcelona atacando sin freno, pero sin mucho orden, sobre todo porque la zaga blanquiazul no dejaba huecos alrededor de Kameni. El Málaga llevaba tiempo amenazando con una serie de contragolpes que nunca terminaban con éxito, hasta que en el último momento el boquete abierto delante de Ter Stegen ya fue demasiado grande. La jugada se cocinó perfectamente y Jony remató la faena y el partido. El batacazo del Barça era una realidad.

Ficha técnica:

2 - Málaga: Kameni; Rosales, Luis Hernández, Diego Llorente, Ricca; Juan Carlos (Jony, m.82), Camacho, Recio, Fornals; Juanpi (Peñaranda, m.65) y Sandro (Charles, m.75).

0 - Barcelona: Ter Stegen; Mascherano, Umtiti, Mathieu (Sergi Roberto, m.46), Jordi Alba; André Gomes (Alcácer, m.59), Busquets, Denis Suárez (Iniesta, m.46); Neymar, Luis Suárez y Messi.

Goles: 1-0, M.31: Sandro. 2-0, M.90: Jony.

Arbitro: Estrada Fernández (Colegio Extremeño). Expulsó a Neymar a los 64 minutos por doble amonestación. También enseñó tarjeta amarilla a los malaguistas Ricca (m.36), Recio (m.44), Peñaranda (m.68) y Juan Carlos (m.80), y a los barcelonistas Jordi Alba (m.7), Umtiti (m.32) y Mascherano (m.86).

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésima primera jornada de Liga de Primera División diputado en el estadio de La Rosaleda ante 28.314 espectadores.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios