segundo empate seguido de los rojiblancos

El Atlético se va de Mendizorroza cabreado y con un punto de más

El Alavés fue muy superior en el duelo entre los dos semifinalistas de Copa del Rey. Llorente, Camarasa y Theo, cedido por el Atlético, fueron lo más destacados del encuentro

Foto: Gaitán tuvo la mejor ocasión del Atlético, pero falló en el mano a mano ante Pacheco (Vincent West/Reuters)
Gaitán tuvo la mejor ocasión del Atlético, pero falló en el mano a mano ante Pacheco (Vincent West/Reuters)

"Podemos irnos contentos". Con esa frase, pronunciada por Miguel Ángel Moyá, se resume a la perfección el partido del Atlético de Madrid en Mendizorroza, donde empató a cero contra el Alavés. El equipo rojiblanco se fue de Vitoria con un punto y gracias, porque fue muy inferior a su rival, sobre todo en una primera parte en la que no tuvo control ni apenas ocasiones. Una mala noticia a cuatro días de verse las caras con el FC Barcelona en la Copa del Rey. Ahora mismo, la distancia entre ambos equipos es enorme.

Desde hace unos meses, la irregularidad se ha adueñado del Atlético. Tras la mala racha de noviembre y diciembre, comenzó el 2017 con buenas sensaciones, o al menos buenos resultados. Pero en las últimas semanas ha vuelto a las andadas. La solidez característica de la era Simeone aparece y desaparece con demasiada facilidad, y arriba no parece que otro delantero que no sea Griezmann pueda marcar.

Theo se enfrentó a su equipo: está cedido en Vitoria por el Atlético (José Ramón Gómez/EFE)
Theo se enfrentó a su equipo: está cedido en Vitoria por el Atlético (José Ramón Gómez/EFE)

El Atlético ha visitado el País Vasco tres veces en una semana y ha empatado las tres, contra el Athletic, el Eibar y ahora con el Alavés. Y ahora parece estar peor que antes de la visita a San Mamés. Contra el Alavés, el equipo rojiblanco se vio superado por completo por un rival que demostró que su presencia en semifinales de Copa no es una casualidad. Mauricio Pellegrino ha construido un equipo valiente y muy vertical que sale a atacar sea cual sea el rival que tenga enfrente.

Llorente y Camarasa, a los que Manu García les hace el trabajo sucio, mueven a un equipo que tiene en sus dos laterales, Femenía y Theo, a dos de sus principales armas. El segundo, canterano cedido por el Atlético de Madrid y hermano de Lucas, es un lateral con una potencia física al alcance de muy pocos. Se pasa todo el partido subiendo. En la delantera, Deyverson es un elemento extraño que no deja de incordiar con el balón y sin él, como comprobaron Giménez y Godín, con los que compartió patadas y saliva.

Sin Gabi, sancionado, Koke y Saúl jugaron, con Gaitán y Carrasco en las bandas. Y ninguno de los cuatro lo hizo bien. Durante el primer tiempo, el Atlético apenas tuvo el balón, por lo que los mediocentros apenas participaron en ataque. Y defensa fueron incapaces de leer los movimientos de Camarasa y Llorente. El primero aparecía siempre por detrás de los centrocampistas rojiblancos y el segundo encontró un pasillo por la derecha con el que conectó con Toquero y Femenía, cuyos centros crearon mucho peligro.

La mejor ocasión del Alavés fue un remate al larguero de Laguardia tras una falta sacada por Theo a la media hora. A partir de ahí, el Alavés bajó un poco el ritmo y el Atlético respiró. Pero más allá de alguna ocasión sin mucho peligro de Griezmann, Pacheco no sufrió. Ni siquiera el cambio de banda de Gaitán y Carrasco surtió efecto. El belga había comenzado en la derecha, una posición que no le gusta. En un lado o en otro, pasó desapercibido hasta que fue sustituido en el minuto 60 por Correa. Su cabreo se hizo evidente cuando le dio una patada a una botella en el banquillo. Justo después de ese cambio llegó el tercero (antes había entrado Savic por Giménez, lesionado), el de Torres por Gameiro, también desaparecido.

Llorente fue uno de los más destacados del Alavés (Vincent West/Reuters)
Llorente fue uno de los más destacados del Alavés (Vincent West/Reuters)

El Alavés siguió teniendo las mejores ocasiones en el segundo tiempo gracias a Camarasa y sobre todo a Edgar, que había sustituido a Ibai Gómez. El canario disparó desde fuera, pero Moyá respondió bien. El equipo local ya no tenía el control total del partido, por lo que el Atleti encontró más espacios para intentar hacer daño.

A diez minutos para el final, un despeje de la defensa rojiblanca le cayó en el centro del campo a Gaitán, que aporvechó el despiste del Alavés y se plantó ante Pacheco. El argentino intentó regatearlo, pero el portero le sacó el balón. El Atlético casi se encuentra con el 0-1 en un partido en el que había sido muy inferior. Las dos últimas ocasiones del partido las tuvo Theo. En la primera culminó una subida con un tiro cruzado que desvió a córner Moyá y en la segunda sacó una falta frontal que nadie tocó y no entró por muy poco. Como por muy poco no perdió el Atlético.

Ficha técnica

0 - Deportivo Alavés: Pacheco; Femenía, Laguardia, Feddal, Theo; Marcos Llorente, Manu García; Ibai (Édgar Méndez, min. 65), Camarasa (Santos, min. 76), Toquero (Vigaray, min. 84); y Deyverson.

0 - Atlético de Madrid: Moyá; Vrsaljko, Giménez (Savic, min. 56), Godín, Filipe; Saúl, Koke, Carrasco (Torres, min. 62), Gaitán; Griezmann y Gameiro (Correa, min. 60).

Árbitro: Ocón Arraiz (C. Riojano). Amonestó a los locales Marcos Llorente (min. 54), Deyverson (min. 81) y Manu García (min.93) y a los visitantes Giménez (min. 44) y Godín (93).

Incidencias: Pprtido correspondiente a la vigésima jornada de la LaLiga Santander disputado en Mendizorroza ante 19.152 espectadores, según datos del club

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios