El jeque del Málaga se fue de la lengua y provoca un incendio con Juande Ramos
  1. Deportes
  2. Fútbol
anunció antes de tiempo la marcha del técnico

El jeque del Málaga se fue de la lengua y provoca un incendio con Juande Ramos

La indiscreción del jeque Al-Thani, al anunciar en Twitter que Juande Ramos dejaba de ser entrenador del Málaga, ha provocado un tremendo incendio en el club

Foto: Juande Ramos, en una imagen de archivo (EFE)
Juande Ramos, en una imagen de archivo (EFE)

El ambiente se había ensuciado en exceso. La eliminación de la Copa del Rey a manos del Córdoba dio origen a una ola de críticas a la figura del entrenador. El '¡Juande vete ya!' se extendió por las gradas de La Rosaleda y el técnico quedó entonces más que tocado. "No lo esperábamos", reconoció en la sala de prensa el veterano estratega. Lo peor fue lo que sucedió este jueves, cuando por sorpresa el jeque Al-Thani, el que maneja el club, anunciaba que la etapa del técnico al frente del equipo tocaba a su fin.

El escueto mensaje escrito en su cuenta de Twitter dio pasó a horas de zozobra en el interior de la institución blanquiazul. "Muchas gracias, señor Juande Ramos.
Aprecio su franqueza y respeto su decisión. Le deseo todo el éxito". A las 18:15 horas este exiguo comunicado provocaba un tremendo terremoto. Nadie esperaba que el propietario anunciara lo que se cocinaba en silencio. Una personal decisión, la de Al-Thani, que pilló con el paso cambiado a los ejecutivos que con discreción negociaban con Juande Ramos una ruptura pactada.

El traspié de Al-Thani provocó el caos en las tripas de la entidad, que de manera silenciosa manejaba los hilos para que el acuerdo con Juande Ramos se produjera sin sobresaltos y en paz. No pasó eso y desde que patinó el jeque de Qatar, el silencio envolvió la vida del Málaga. Ni un solo comunicado oficial por parte del club, ni una sola manifestación institucional para dar luz sobre el caso. Mientras, el dueño borraba el incendiario tuit, al mismo tiempo que las negociaciones entre las dos partes seguían su curso.

El mensaje de despedida de Al-Thani dio paso a que nombres de entrenadores en paro afloraran sin parar. Francesc Arnau, director deportivo del club andaluz, tuvo que multiplicarse. Primero, para echar agua al fuego que su jefe había provocado; luego, atender a la multitud de llamadas que hablaban de este o aquel técnico dispuesto a tomar el relevo de Juande Ramos. Un Juande que seguía siendo a todos los efectos el máximo responsable de la primera plantilla.

Salva Ballesta, Pepe Mel, Sergio González... Los nombres de entrenadores sin trabajo se colaron en la agenda de Arnau antes de tiempo. El plan, con varios días de parón por las navidades, era finiquitar la relación con Juande Ramos sin estridencias y de la manera más amistosa. Sin embargo, Al-Thani destapó la realidad antes de tiempo, lo que no agradó demasiado al entrenador de Pedro Muñoz (Ciudad Real), que quería romper con mesura y tacto.

Juande Ramos tomó la decisión tras caer su equipo ante el Córdoba y comprobar el hostil comportamiento de la masa social del Málaga. Aunque el club esperaba convencerlo para que diera marcha atrás tras reflexionar, ya con la cabeza fría, después de unas horas, la realidad es que la decisión del entrenador era firme y no había marcha atrás. El mensaje del propietario sólo sirvió para echar gasolina al fuego, para que el técnico torciera el gesto al ver cómo el hombre que le contrató le estaba enseñando la puerta de salida antes de que se alcanzara un acuerdo para la rescisión del contrato.

Juande Ramos Al Thani Málaga CF
El redactor recomienda