el francés vive su peor momento en el atlético

El despiste de Griezmann

Tantos elogios recibidos, ser candidato a ganar los grandes premios individuales del mundo del fútbol, tienen despistado al francés según se estima en el club. Preocupa su bajo estado de forma

Foto: Griezmann se lamenta de una oportunidad perdida (Reuters)
Griezmann se lamenta de una oportunidad perdida (Reuters)

Las loas, los halagos de un lado y de otro, su nominación para ganar todo tipo de premios, las diarias palmaditas en la espalda... Su explosión a las órdenes del Cholo Simeone le catapultó a lugares desconocidos para él. De un día para otro, se vio Antoine Griezmann compartiendo protagonismo con Messi y Cristiano Ronaldo. El ruido fue subiendo de tono, también propagado desde su entorno. "Fue el mejor jugador de Europa la pasada temporada; ojalá esté en la terna de aspirantes a ganar el Balón de Oro", dijo Simeone de él. De todo aquello ya nadie se acuerda, sí del presente. Un presente gris en la vida del atacante francés, muy apagado, prácticamente desaparecido, en los últimos tiempos. Hay preocupación en el Atlético de Madrid, que no zozobra por ahora.

Despistado. Así se le ve al atacante francés en el interior del vestuario, lo que también se traslada al terreno de juego, donde apenas tiene incidencia en el juego del equipo en los últimos tiempos. Ya suma 7 partidos seguidos de Liga sin anotar y este martes en Múnich, ante el Bayern, volvió a estar totalmente ausente. La preocupación, al marcar en Champions League ante el Rostov (2) y el PSV, no era excesiva, pero pasa el tiempo y la influencia del francés en el juego del equipo es prácticamente nula. Esa cascada de alabanzas que recibió durante largo tiempo, se estima como una cuestión determinante para entender esa desorientación que muestra en los últimos tiempos el jugador.

Cuando el equipo se ponía a tono durante la pretemporada, la ambición era máxima. El objetivo, pelear de nuevo por todos los títulos a la vista del potencial de una plantilla distinguida y con mucho fondo de armario. Pero llegaron las derrotas, el Real Madrid se escapó en LaLiga Santander y la desazón ha cundido. Se tiene claro en el interior del club que tarde o temprano recuperará Griezmann su estado habitual, pero en la actualidad hay cierto mosqueo. En los últimos tiempos ha sido el jugador que da de comer a la institución, su gran estrella y el que marca las diferencias, el que no da señales de vida. Al menos es lo que sucedía hasta esta última y oscura etapa que está firmando el talentoso efectivo.

Diego Pablo Simeone ha exprimido al máximo a Griezmann (EFE)
Diego Pablo Simeone ha exprimido al máximo a Griezmann (EFE)

No se olvida en el club el tremendo esfuerzo económico que se hizo para atar al goleador francés hace unos meses. El jugador tuvo dudas a la hora de firmar un nuevo compromiso, sobre todo cuando el Cholo Simeone también vaciló, meditando un tiempo que tal vez era hora de dejar el banquillo del Atlético de Madrid. La institución finalmente consiguió que Griezmann rubricara un nuevo compromiso, no sin discusión y alguna tirantez. El protagonista, también sus asesores, se negó a que la cantidad estipulada en la cláusula de rescisión superara los 100 millones de euros. Finalmente, el galo se salió con la suya. Sabe que hay clubes que en un momento dado podrán hacer frente a tal desembolso. Eso sí, si su rendimiento recupera el brillo de antaño.

La presente no es una temporada más después de lo sucedido en los últimos tiempos, con un Simeone que apretó para rebajar la duración de su contrato −de 2020 pasó a 2018−, sabiéndose en el club de sobra que aquellas dudas siguen vigentes. El Atlético de Madrid pretende que el entrenador argentino se siente en el banquillo del nuevo estadio, que se inaugurará el próximo verano, siempre que las circunstancias lo permitan, pero también se tiene presente en todo momento que al estratega le esperan en otra parte y el día del adiós cada vez está más cerca. Tal vez más de lo previsto...

No es un jugador más para Simeone. Es el que tiene que dar ese plus que todo equipo necesita de su estrella. El entrenador argentino, no sin esfuerzo, ha exprimido al máximo a Griezmann. A sus órdenes ha dado un salto absoluto, pasando de ser considerado un gran jugador a ser reconocido en todo el planeta como una de las estrellas del balón. Le costó mucho adaptarse a los exigentes métodos del Cholo, pero finalmente entendió todos los conceptos necesarios para convertirse en un crack. "Simeone me transformó", manifestó en una entrevista concedida a 'Eurosport' hace tiempo, para poner en valor el trabajo realizado por su jefe y que le ha servido para que le comparen con los más grandes. Es candidato, junto a Messi y Cristiano Ronaldo, a ganar el premio 'The Best' que otorgará la FIFA al mejor futbolista del año. Cuestiones como esta, reconocen en su entorno, le tienen despistado...

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios