Es noticia
Simeone pierde el debate y vuelve a lo que siempre le funciona al Atlético
  1. Deportes
  2. Fútbol
goles de córner, en una contra y tras un error

Simeone pierde el debate y vuelve a lo que siempre le funciona al Atlético

El Atlético ganó en el Sadar un partido que se le pudo complicar, pero Oblak detuvo un penalti a Roberto Torres y después, Godín y Gameiro dieron tres puntos en un minuto y Carrasco lo cerró

Foto: Gameiro marcó un minuto después de que lo hiciera Godín (Jesús Diges/EFE).
Gameiro marcó un minuto después de que lo hiciera Godín (Jesús Diges/EFE).

Se le había complicado la temporada al Atleti en los dos últimos partidos de liga. Dos derrotas contra la Real Sociedad y el Real Madrid que habían dejado una mala imagen rojiblanca, ningún gol a favor y cinco en contra. Y como ya habíamos hablado en este periódico, el equipo tenía dudas muy serias sobre cómo jugar al fútbol. Simeone deseaba jugar mejor, por lo que se entiende como 'mejor' hoy en día, esto es, de manera más vistosa, más agradable para el espectador, pero la plantilla era contraria a esta evolución. Las tres derrotas en cuatro partidos han supuesto un cisma definitivo. Y por lo que hemos podido apreciar en los dos últimos encuentros, la idea que parece haber triunfado es la mayoritaria: jugar a lo de siempre, que es lo que se le da bien al Atleti.

Foto: El Cholo Simeone, pensativo durante un partido del Atlético de Madrid de esta temporada (Cordon Press)
Simeone y el laberinto
Alonso Castilla

A Osasuna le ha ganado de la misma manera que le podía haber ganado hace tres años, es decir, con un juego sencillo y eficaz basado en la organización defensiva y en la precisión atacante. Sin brillantez, no hace falta impresionar para hacer lo que se necesita, que es sumar los máximos puntos posibles. Para lograr esta cualidad es imprescindible juntar sobre el campo a jugadores que entiendan el estilo y no hay nadie que lo haga con mayor excelencia que los de siempre: Tiago, Gabi y Koke. Después de no jugar prácticamente nada en un año, Tiago ha jugado los dos últimos encuentros como titular y el resultado no puede ser más brillante, justo el contrario a los dos anteriores partidos de Liga: cinco goles a favor, ninguno en contra y seis puntos. Nada es casualidad.

Al Atleti se le han atascado muchos partidos esta campaña. De los trece que ha jugado, no ha ganado seis, unos guarismos malos para un equipo aspirante al título, algo que ha reconocido por primera vez Simeone, aunque para ello tuviera también que nombrar al Sevilla. Nunca sabremos con exactitud si estaban o no relacionados esos números la pérdida de un arma decisiva en otros tiempos, los goles de saque de esquina. En los años de los títulos (dicho así parece que fue hace mucho, pero en realidad el Atlético no levanta un trofeo desde la Supercopa de 2014), Miranda y Godín tenían una importancia capital en la suma de puntos, relativamente tan alta como la de Diego Costa. Pero de alguna manera, esta estrategia del Atlético dejó de funcionar hace demasiado tiempo.

El córner era parecido a un penalti para el Atleti. Había altísimas posibilidades de marcar, tanto con los dos centrales como con Tiago, el propio Costa o Raúl García. Se han marchado algunos de esos rematadores, jugadores que con una mínima participación resumida en un remate de cabeza podían abrir un partido o dar directamente tres puntos. Pero quedan buenos cabeceadores. Sin embargo, no caían los goles de córner. Desde que Saúl hiciese gol ante el Eibar hace algo menos de diez meses, no se había producido un gol de córner. Y claro, no podía ser otro que Godín el que rompiese la racha y Koke el que le pusiera el balón al corazón del área.

Un minuto después de ese gol, llegó otro. Correa, que parece que no está, que no hace nada, pero que ya lleva cuatro asistencias de gol esta temporada, puso un globo a Gameiro, que ganó la espalda de una defensa muy desprevenida y con su velocidad y definición sentenció el partido. Un tanto a la carrera, como tantas veces hizo Diego Costa y también Falcao y Griezmann. Un 'déjà vu' vestido de azabache y amarillo.

Foto: Simeone, durante el partido que el Atlético perdió ante la Real en Anoeta. (EFE) Opinión
El mosqueo de Simeone
Antonio Sanz

Y además, encontró ese punto de fortuna que a veces le sonríe a los mejores equipos como es el Atleti. Es raro que en un partido ante un equipo pequeño, el que se pueda quejar del árbitro sea el grande. El penalti de Giménez a Oriol Riera no admite discusión, pues es un empujón muy evidente, pero de esos que tantas veces no se pitan (mal hecho esto, claro), y tampoco crea dudas el de Oier, que sacó con la mano un balón que pensó que se dirigiría hacia su portería. Esa vez, Mateu Lahoz dijo con la mano que no. Pero le dio igual al Atleti, porque otra vez Oblak paró un lanzamiento de pena máxima. Salvando las tandas, ha detenido la mitad de los penaltis que le han lanzado en España, y solo se le recordará por lo de Milán...

Cuando un entrenador llega a un nuevo equipo se espera que se note su mano desde el principio, pero para apreciar algo de Caparrós en Osasuna debemos esperar primero a que pase un poco de tiempo y segundo, a que uno de los que visite el Sadar no sea un aspirante al título. Es una realidad que Osasuna tiene una de las plantillas más flojas de Primera, y quizá fue eso lo que le costó el puesto a Enrique Martín. Pero hay detalles que preservar: Roberto Torres tiene calidad a raudales, Kodro está en pos de su explosión definitiva y Oriol es un seguro arriba. Durante 20 minutos, los rojillos apretaron al Atleti, que no podía salir de su área. Pero se encontraron con la mayor maldición para un equipo en racha negativa: la psicología. Tras fallar el penalti desaparecieron. No hubo manera de hacerles reaccionar. El Atleti, desde entonces, se paseó por Pamplona, sin necesidad de atacar. Claro que con Carrasco algo de ataque hay, siempre. Aprovechó una pérdida para marcar el 0-3. Otra gran cualidad del Atlético de siempre: forzar errores y hacerlos pagar.

Ficha técnica

0 - Osasuna: Nauzet; Tano (Imanol García, m.46), Miguel Flaño, Unai García, Clerc; Roberto Torres, Oier, Causic, Alex Berenguer (De las Cuevas, m.73); Kenan Kodro (Riviere, m.57) y Oriol Riera.

3 - Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Giménez, Godín, Lucas; Correa (Carrasco, m.65), Gabi, Tiago, Koke; Griezmann (Thomas, m.84) y Gameiro (Saúl, m.71).

Goles: 0-1, m.36: Godín. 0-2, m.37: Gameiro. 0-3, m.90: Carrasco.

Árbitro: Mateu Lahoz (Comité Valenciano). Mostró tarjeta amarilla a Tano (m.10) y Causic (m.22), de Osasuna, y a Tiago (m.21) y Giménez (m.30), del Atlético.

Incidencias: Partido de la decimotercera jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio El Sadar ante 16.385 espectadores.

Osasuna Antoine Griezmann Diego Simeone Joaquín Caparrós
El redactor recomienda