Fichar un goleador de 30 millones de euros para que Piqué juegue de ariete
  1. Deportes
  2. Fútbol
el zaguero terminó actuando de delantero

Fichar un goleador de 30 millones de euros para que Piqué juegue de ariete

Sin Luis Suárez ni Messi en el campo, Paco Alcácer volvió a quedarse sin marcar. El que acabó el partido ante el Málaga como un ariete más fue Gerard Piqué

Foto: Piqué terminó jugando de ariete ante el Málaga de Juande Ramos (EFE)
Piqué terminó jugando de ariete ante el Málaga de Juande Ramos (EFE)

Lo fácil que es jugar teniendo al lado a Messi y lo complicado que es hacerlo sin él. Tras lo visto en el Barcelona-Málaga, es la primera conclusión que se puede sacar. El equipo de Luis Enrique naufragó por completo ante la cuadrilla de Juande Ramos, sobre todo en ataque. Paco Alcácer, sin el sancionado Luis Suárez ni Messi -el argentino fue baja de última hora por una indisposición-, tenía la oportunidad de empezar a cerrar el debate de una vez. No sólo no lo consiguió, el mismo se ha multiplicado; más cuando el el entrenador asturiano, una vez más, colocó a Piqué de ariete en el tramo final del partido.

La telaraña que bien tejió Juande Ramos desde la banda para fortificar el área de Kameni se mantuvo firme de principio a fin. Ni la expulsión de Diego Llorente (minuto 69) consiguió que aparecieran espacios que pudiera aprovechar Paco Alcácer. Apenas participó a lo largo de los más de 90 minutos que duró el partido; tampoco sus compañeros lograron encontrar al ariete cuando pudieron hacerlo. El ex del Valencia acabó totalmente frustrado. Prueba de su mala tarde es que, como desveló el periodista Carles Doménech, entre el minuto 10 y el 41 no tocó ni una sola vez el balón. Dato demoledor que no deja a nadie en buen lugar.

No es la primera vez que Gerard Piqué termina jugando en el área del enemigo. Recordando aquellos tiempos de José Ramón Alexanko. Se ha convertido en la solución de emergencia de Luis Enrique cada vez que un partido se atasca, como sucedió este sábado. Ni Neymar ni el resto de sus compañeros del centro del campo tuvieron las suficientes luces como para encontrar a Paco Alcácer en buena disposición de hacer lo que mejor sabe, rematar. El equipo azulgrana terminó colgando un balón detrás de otro en el territorio de Kameni, una apuesta que buscaba la definición de Piqué, no la del ariete por el que se pagaron 30 millones de euros el pasado verano.

No está siendo el inicio esperado por Paco Alcácer en esta nueva etapa de su carrera deportiva. El ruido a su alrededor cada vez es más intenso. No es fácil vivir a la sombra de un trío de craks, sabiendo que en las contadas oportunidades que tiene se le examinará con lupa y algo más. Y si hablamos de un goleador, si no suma dianas la crítica se va multiplicando más y más. El internacional se ha integrado a la perfección en la disciplina del Barcelona. Es feliz en su nuevo club y con sus nuevos compañeros. Otra cosa es que la ausencia de goles en su vida le estén golpeando la moral. "Estoy encantado con él", zanjó raudo Luis Enrique, subrayando que "estuvo al nivel del resto, de notable-alto. Hay que ser coherentes, la fórmula de la Coca-Cola no existe", resaltó.

El Barcelona estuvo meses y meses tocando delanteros. Fue eterna la rueda de gestiones con unos y otros; algunos no quisieron, la mayoría, pasar de ser actores principales en sus respectivos clubes a vivir en un segundo plano. Fue este pasado mes de agosto cuando el nombre de Paco Alcácer apareció en escena y el atacante valenciano sí aceptó el reto, a la vista del inestable proyecto que lidera Peter Lim en el Valencia. Las gestiones se desarrollaron con celeridad y el goleador se vistió de azulgrana. Aunque su arranque en el Barcelona no está siendo el deseado, no se arrepiente del paso dado y que otros colegas no quisieron dar.

No se cortó lo más mínimo Piqué para hacer autocrítica, subrayando ante el micrófono de 'beIN Sports' que "es algo preocupante haber cedido tantos puntos en el Camp Nou", recordando los tres que se llevó el Alavés en su día y el empate que cedió el equipo blaugrana frente al Atlético de Madrid. "Somos el Barcelona, así que no podemos excusarnos con las ausencias de determinados jugadores", enfatizó, denunciando que "esto ya nos ha pasado en otros partidos. Somos un equipo que debe ganar bien". Y remató su discurso diciendo que "contamos con futbolistas que valen mucho dinero; nuestro presupuesto es una barbaridad en comparación con el del Málaga".

Paco Alcácer LaLiga Santander FC Barcelona
El redactor recomienda