el francés decidió un partido espeso del atlético

El olfato de Griezmann no descansa y mantiene al Atlético con vida en la Liga

Las rotaciones no le salieron bien a Simeone (en la grada por sanción), que tuvo que recurrir a Griezmann y Torres en la segunda parte para resolver un partido más complicado de lo previsto

Foto: Griezmann marcó nada más entrar al campo (Kiko Huesca/EFE)
Griezmann marcó nada más entrar al campo (Kiko Huesca/EFE)

Antoine Griezmann se quitó el chándal, saltó al césped, robó un balón y marcó el 1-0. Todo en menos de un minuto. El francés es, además de un gran jugador de fútbol, un buen cerrajero. El Atlético de Madrid se pasó casi una hora intentando abrir la cerradura del Rayo Vallecano, pero no lo consiguió hasta que entró el delantero, que probó una opción que sus compañeros habían obviado: un zapatazo desde fuera del área. Con esa acción, el Atleti suma tres puntos y sigue vivo en la lucha por el título de liga a dos jornadas para el final.

Era tarde suplentes en el Calderón hasta que apareció Griezmann. En el banquillo, el Mono Burgos dirigía al equipo (o trasladaba las órdenes que le llegaban desde el palco) por la sanción de Simeone; en el césped, solo cuatro titulares: Oblak, Juanfran, Giménez y Gabi. La vuelta de la semifinal de Champions contra el Bayern motivó tanto cambio en la alineación, pero al Cholo estuvo a punto de salirle el tiro por la culata con las rotaciones.

Simeone dejó a muchos titulares en el banquillo (Kiko Huesca/EFE)
Simeone dejó a muchos titulares en el banquillo (Kiko Huesca/EFE)

Duodécimo partido con la portería a cero

El partido deja varias conclusiones, como que la distancia entre los titulares y los suplentes es enorme o que Correa (maravilloso regate el suyo en el minuto 33) le saca varios cuerpos a Vietto. El exjugador del Villarreal va a tener muy complicado seguir en el equipo la próxima temporada. Su año ha sido decepcionante, muy lejos de los méritos que llevaron al Atlético a pagar 20 millones por él el pasado verano. Su partido ante una de las defensas más débiles de la Liga fue malo.

Los numerosos cambios en la alineación afectaron al juego de ataque, pero no a la solidez defensiva. El partido contra el Rayo dejó claro que no puede haber debate en el once rojiblanco salvo en una posición: el centro de la defensa. Lucas Hernández, titular junto a Giménez, ya ha demostrado que el equipo no se resiente con él jugando de central, sobre todo porque detrás sigue estando Oblak. El del Rayo es el décimo segundo partido que el Atlético termina con la portería a cero de los 18 que ha jugado esta temporada en casa en Liga.

El Atlético comenzó bien y a punto estuvo de marcar en los primeros minutos con un tiro cruzado de Correa que Juan Carlos tocó con la punta de los dedos para desviarlo a córner. Vietto también tuvo alguna opción en el primer cuarto de hora, en el que la defensa del Rayo cometió varios errores graves en su intento por sacar el balón jugado. Las pérdidas de Amaya o Crespo no las aprovecharon los locales.

Correa fue titular en el la delantera del Atlético (Susana Vera/Reuters)
Correa fue titular en el la delantera del Atlético (Susana Vera/Reuters)

Los titulares resuelven

Con el paso de los minutos, el Rayo se fue hacia arriba y creó peligro con Embarba y Bebé por las bandas y Miku aprovechando la blandura de Kranevitter para crear problemas en la zona de la mediapunta. Pero nunca puso en apuros a Oblak, que solventó con comodidad todo lo que le llegó. El Atlético tampoco aprovechó la línea adelantada del Rayo y cayó varias veces en fuera de juego.

El partido no tenía buena pinta y Simeone hizo tres cambios en los diez primeros minutos de la primera parte: primero Koke por Gabi de inicio y luego Torres y Griezmann por Óliver y Vietto. Y le salió bien al instante. Después de que Jozabed estuviera a punto de sorprender a Oblak con un centro, Griezmann marcó el 1-0 nada más entrar. Son ya 21 goles para el francés, cuya importancia en el Atlético es incalculable.

De ahí hasta el final, los rojiblancos vivieron más cómodos, esperando al Rayo en su campo y saliendo en rápidos contragolpes. En uno de ellos estuvo a punto de marcar Torres, pero su disparo tras pase de Griezmann fue flojo y lo atrapó Juan Carlos. Koke tuvo otra ocasión con un disparo desviado desde dentro del área, y el Rayo lo intentó por medio de Embarba. Sustituido Bebé (que se encaró con Paco Jémez en el banquillo), el madrileño era el único rayista que desborbada. El empate no llegó y la victoria se quedó en casa. El Atlético sigue aspirando a la Liga, aunque dependa de un tropiezo del Barça, y el Rayo sigue con el agua al cuello en la lucha por no descender. Ya son tres jornadas seguidas sin ganar, pero al menos depende sí mismo.

Ficha técnica

1 - Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Giménez, Lucas, Gámez; Óliver (Torres, m. 53), Gabi (Koke, m. 46), Kranevitter, Thomas; Vietto (Griezmann, m. 53) y Correa.

0 - Rayo Vallecano: Juan Carlos; Quini, Amaya (Manucho, m.63), Crespo, Tito; Embarba, Jozabed, Llorente, Bebé ((Piti, m. 58) (Jonathan, m.83)); Miku y Javi Guerra.

Gol: 1-0, m. 55: Griezmann, con un disparo fuerte desde fuera del área.

Árbitro: Sánchez Martínez (C. Murciano). Amonestó a los locales Kranevitter (m. 67) y a los visitantes Bebé (m. 36).

Incidencias: partido correspondiente a la trigésima sexta jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 55.000 espectadores. Lleno.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios