Entre pillos anduvo el juego en el Calderón: entre el "chico de al lado" y el Cholo
  1. Deportes
  2. Fútbol
apareció un balón en el campo de la nada

Entre pillos anduvo el juego en el Calderón: entre el "chico de al lado" y el Cholo

Poco antes del descanso, se lanzó un balón al campo procedente del banquillo del Atleti o alrededores, y el Cholo fue expulsado por el árbitro del partido. Una historia de pillos...

Foto: Momento en el que Mateu Lahoz explica a Simeone su expulsión (EFE/Víctor Lerena)
Momento en el que Mateu Lahoz explica a Simeone su expulsión (EFE/Víctor Lerena)

Estaba agonizando el primer tiempo cuando el Málaga montó una contra. Podía ser peligrosa o no en un primer momento, pero la picaresca entró en acción. Un balón salió del banquillo -o alrededores- en dirección al terreno de juego, viéndose obligado el colegiado a entrar en acción instantes después, ante la indignación del equipo andaluz. La jugada siguió, pero el juez se había percatado de lo sucedido. La consecuencia de la pillería, expulsión fulminante del Cholo Simeone. Unos minutos antes sucedió algo similar en el otro banquillo, aunque sin consecuencias.

Simeone echó la culpa en sala de prensa a un recogepelotas de la acción, pero las imágenes de televisión ponen de manifiesto que se trata de una media verdad. En cuanto el Málaga pone en juego el balón para iniciar una contra, se aprecia cómo el entrenador argentino se dirige "al chico de al lado" -como le calificó posteriormente ante los medios- rápidamente y a renglón seguido el esférico vuela desde la banda con dirección al campo. Una historia de pillos...

Mateu Lahoz, al igual que ninguno de sus asistentes, no cazó al pícaro -o los- y tiró de reglamento cuando decretó el final del primer acto. “Te tengo que expulsar”, se pudo leer en los labios del colegiado levantino cuando éste se dirigía al Cholo Simeone. Según la ley, es el entrenador, como máxima autoridad en un banquillo, el que debe ser expulsado cuando no se identifica al infractor en situaciones de estas características.

[El Atlético se gana seguir en la lucha en un partido bronco]

El Cholo Simeone, puro carácter cuando se maneja en la banda de cualquier estadio, escuchó atentamente las explicaciones de Mateu Lahoz. En ningún momento protestó tras conocer la decisión del colegiado. Igual que éste se dirigió al estratega con calma. Pasó que el culpable de la acción material -el que lanzó el balón al campo- no dio la cara para reconocer la travesura y el entrenador argentino dejó los trastos al 'Mono' Burgos para que éste dirigiera al equipo en el segundo tiempo. Simeone sufrió el segundo tiempo desde el palco.

Tres partidos y 3.000 euros

El asunto no es menor y puede tener graves consecuencias. Tres partidos de sanción y una multa de 3.000 euros. Es el castigo que le puede caer al Cholo Simeone a la vista de lo que dicta el reglamento. Si el Comité de Competición falla en este sentido, el entrenador no podría dirigir al equipo a pie de campo en las últimas tres jornadas que quedan por disputarse. Debería ver desde la lejanía los partidos ante Rayo (Vicente Calderón), Levante (Ciutat de València) y Celta (Vicente Calderón).

[Torres: "Nunca seré un problema para el Atleti"]

"Se considerará infracción de carácter grave y será sancionado con multa en cuantía de hasta 3.000 euros y apercibimiento de clausura, el lanzamiento de varios balones, o de cualquier otro elemento al terreno de juego procedentes de la grada, con independencia de si el juego está o no detenido", dice el código disciplinario. Mateu Lahoz explicó la acción en el acta de la siguiente manera: 'En el minuto 45, Simeone fue expulsado por el siguiente motivo: con ocasión de un ataque del Málaga se lanzó desde la zona del banquillo local un balón hacia dentro del terreno de juego en dirección al lugar donde se encontraba el balón oficial, sin impactar en el mismo, dando fe de que el autor del lanzamiento no fue el primer entrenador del equipo infractor. En base al artículo 101.2 del Código Disciplinario de la R.F.E.F., dado que ningún miembro del equipo arbitral pudo identificar directamente al autor del lanzamiento, el primer entrenador del Club Atlético de Madrid SAD, D. Diego Pablo Simeone González, fue expulsado una vez señalizado el final del primer tiempo por la comisión de una actuación no correcta'.

"Una decisión correcta"

El estratega del Atlético de Madrid no puso paños calientes a lo sucedido. "Está claro que el árbitro tomó la decisión correcta que marca el reglamento cuando sale la pelota de los alrededores del banco de suplentes y actuó como había que actuar, echar al entrenador. Y no hay mucho más que comentar". Simeone desveló que la pelota fue lanzada al terreno de juego por el "chico de al lado" del banquillo -un recogepelotas-, añadiendo que "las imágenes lo van a mostrar. Se ha visto con claridad". No relató todos los hechos con exactitud, lo que posteriormente desvelaron las imágenes de televisión.

No podía ocultar su disgusto por lo sucedido, aunque no le dedicó muchos segundos durante su comparecencia ante los medios. Javi Gracia, entrenador del Málaga, valoró de la siguiente manera el episodio: "En ese momento me ha parecido mal, sinceramente, porque veía que era una contra que sacábamos con rapidez y que podía frenar la jugada". "Tras la misma ya se tomaron medidas, pero no soy quien para valorar eso. En ese momento me pareció una mala acción, pero nada más", subrayó.

Diego Simeone Mono Burgos
El redactor recomienda