Zidane señala los métodos de Benítez... y la implicación de Cristiano
  1. Deportes
  2. Fútbol
relaciona su bajón con su falta de trabajo

Zidane señala los métodos de Benítez... y la implicación de Cristiano

"A Cristiano lo que le pasa es que necesitaba trabajar más", dijo Zidane cuando le preguntaron por qué el extraño momento que pasa el portugués, lo cual señala al propio jugador y a Benítez

Foto: El mensaje de Zidane es más duro de lo que parece para Cristiano (Cordon Press/J.M.Colomo).
El mensaje de Zidane es más duro de lo que parece para Cristiano (Cordon Press/J.M.Colomo).

Prácticamente desde que empezó la temporada se ha venido hablando reiteradamente sobre el estado de forma de Cristiano Ronaldo. Su aspecto físico era inmejorable, se le veía fino, fuerte, realmente en forma. Es un jugador que vive por y para la mejora de su físico. Y quizá es en parte eso lo que le ha mermado en estos meses. Como contamos ya en este periódico, al aumentar la masa muscular, la precisión se ve reducida. En los primeros siete partidos de Liga, Cristiano sólo marcó en uno. Pero marcó tantos, cinco, que parece que sus números no son tan malos. Ese partido contra el Espanyol es el que le ha permitido disimular su bajón de rendimiento. Sin esos cinco tantos, Cristiano ahora mismo llevaría once goles, muy lejos de los 19 de Luis Suárez.

Pero esos goles entraron en la portería perica y Cristiano está ahí, como siempre, a gol por partido que, aunque parezca casi imposible, es una media más baja de la que él tiene en el Real Madrid. No es, en todo caso, su capacidad goleadora lo que se pone en cuestión, sino su influencia en partidos de más enjundia que una visita a Cornellà, con todos los respetos, claro. No ha marcado ni al Atlético de Madrid, ni al Barça, ni en ninguno de los dos partidos al Paris Saint-Germain en Champions. En definitiva, no ha aparecido en los partidos más importantes de lo que va de temporada. Y él es un jugador que está precisamente para eso, para romper los encuentros que marcan un año futbolístico.

Era una de las motivaciones de Zinédine Zidane cuando se hizo cargo del primer equipo del Madrid. Despertar a Cristiano es una necesidad, en realidad, más que una motivación. Y por ahora, el portugués ha anotado dos goles contra el Sporting y dado otros dos contra el Deportivo. No apareció prácticamente contra el Betis, rememorando los partidos anteriores a la llegada del francés al banquillo. Pero algo ha mejorado en Cristiano. Se siente mejor, o al menos eso parece. Le pasa a él y a todos sus compañeros. Entienden mejor a Zidane que a Benítez, es evidente.

Y claro, a Zidane, para mejorar el rendimiento de su jugador más importante, estaba en la obligación de conocer la razón por la que anteriormente no estaba funcionando. ¿Cuál podía ser? ¿Los problemas en la rodilla? ¿El excesivo trabajo muscular en la parte superior del cuerpo? ¿Los viajes a Marruecos? Dando por hecho que esta última razón no la iba a comentar el entrenador, había que esperar a oír cuál creía que era. Y según Zidane, lo que ha hecho que Cristiano esté peor que otros años es que "necesitaba trabajar más".

La frase de Zidane no es en absoluto inocente. Es algo profundamente meditado y estudiado. Se encontró a unos jugadores en un estado de forma no idóneo para lo que se viene encima en los próximos meses y sobre ello ha hecho varias referencias en las pocas semanas que lleva en el cargo. Esto no es otra cosa que una referencia negativa clara al método de entrenamiento de Rafa Benítez previamente realizado. Si un futbolista no está en plenitud de condiciones, es responsabilidad directa del entrenador y su cuerpo técnico, a no ser que el jugador en cuestión desatienda sus obligaciones en momentos externos a los entrenamientos.

¿Es por tanto también un mensaje para Ronaldo? Sí. Porque Zidane no sólo se refiere al aspecto físico, sino también al deportivo. Son tantos los partidos, importantes o no, en los que Cristiano apenas ha participado en el juego del equipo que ya se pierde la cuenta. Por no hablar de las pocas veces que era determinante en la presión al contrario tras pérdida. El portugués desaparecía de los partidos y sólo se le veía de vez en cuando para rematar alguna jugada. Eso parece haber cambiado con Zidane. Al menos lo parece, otra cosa es que dure el tiempo suficiente para que Cristiano vuelva a ser ese líder que ha llevado al Madrid en volandas en los últimos siete años. Contra el Espanyol lo podremos seguir comprobando. Otro pinchazo como el del Villamarín es inconcebible y más después de que el Barça tampoco pinche ni siquiera contra el Atlético.

Alineaciones probables:

Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Kroos, Modric, Isco; James, Cristiano Ronaldo y Benzema.

Espanyol: Pau López; Javi López, Álvaro, Roco o Óscar Duarte, Duarte; Abraham, Diop; Hernán Pérez, Salva Sevilla, Montañés y Mamadou.

Árbitro: Hernánez Hernández (colegio canario).

Estadio: Santiago Bernabéu.

Hora: 20.30.

Zinédine Zidane Rafa Benítez Cristiano Ronaldo
El redactor recomienda