Es noticia
Menú
El Atlético es el líder, pero Simeone señala cinco preocupaciones para "jugar mejor"
  1. Deportes
  2. Fútbol
tiene aún mucho margen de mejora

El Atlético es el líder, pero Simeone señala cinco preocupaciones para "jugar mejor"

"Ser líderes no nos saca del crecimiento que necesitamos seguir teniendo", dijo Simeone tras ganar al Levante. El argentino no salió con su discurso de la tercera plaza, pero sí con la obligación de mejorar

Foto: Simeone fue claro: "Podemos mejorar". (Reuters)
Simeone fue claro: "Podemos mejorar". (Reuters)

Cuando pasan unas pocas jornadas de una Liga, prácticamente cualquier equipo puede situarse como líder de la competición. Si alguno de los grandes tropieza en alguno de los encuentros iniciales, es probable que algún conjunto que empiece con buen pie pueda colocarse primero, como ya les pasó al Eibar, al Celta o al Villarreal en esta temporada. Pero a estas alturas, nada se ha producido por mera casualidad, ni por la unión de factores fortuitos. Que el Atlético de Madrid sea líder ahora mismo viene provocado por méritos propios, por un trabajo bien hecho y, bueno, para no engañarnos, porque al Barça le falta un partido. Aun así, el Atleti está arriba otra vez y todo hace indicar que lo único que puede suceder a partir de ahora es que todo mejore aún más.

Simeone, de hecho, eso es lo que busca. "Me da buenos números -ser líder ahora- en cuanto al final de la primera vuelta a falta de una jornada, pero no nos saca del crecimiento que necesitamos seguir teniendo. Creo que podemos jugar mejor, creo que podemos tener más velocidad en el juego, creo que podemos ser más incisivos, creo que podemos ser más constantes, sé que podemos elegir mejor en el final de jugada, sé que podemos llegar más al gol de lo que llegamos. Y vamos a insistir más en eso, eso es lo único que me preocupa". Mejorar, mejorar y volver a mejorar, cambiando de verbo la arenga de Luis Aragonés, Simeone destaca cinco preocupaciones "para jugar mejor".

Y es que no le falta razón al Cholo, porque ahora le va muy bien, pero aún hay variados aspectos a los que se les puede sacar punta, lo cual supondrá un crecimiento global en el rendimiento tanto individual como colectivo, siempre que se consigan, evidentemente. A partir de Godín, líder indiscutible e irremplazable del Atlético, lo más determinante en el Atlético es el centro del campo, el cual se va a ver profundamente reforzado con Augusto Fernández y Matías Kranevitter de manera inmediata, además de con Tiago Mendes dentro de unos meses.

Por ahora, el Cholo sin Tiago no ha sabido encontrar un trío en el medio que le convenza del todo. El más indiscutible de todos es el capitán, Gabi (a un nivel muy superior al que ofreció el año pasado), adaptado a la posición de pivote ante la ausencia del portugués y rindiendo muy bien. Pero la irregularidad de Koke no le permite adjudicarse los galones que por jerarquía le corresponden, mientras que Saúl está lejos aún de ser el centrocampista que promete ser. Y claro, en los últimos partidos ha surgido Thomas Partey como lava de un volcán en erupción. Su rendimiento como interior le hace convertirse en una opción más que factible para el puesto. Y Augusto amenaza con asentarse en el once en cuanto conozca la manera de trabajar del Atlético...

Ante el nuevo panorama, ¿se avecina nuevo cambio de sistema táctico? Es bastante factible esta idea. El 4-3-3 que últimamente ha implementado Simeone es el más indicado para los jugadores que tenía, o eso parecía, pero hasta el momento el rendimiento ofensivo (motivo principal del cambio) no ha sido el esperado. Por tanto, podría prescindirse de uno de los jugadores de arriba para volver a disponer a cuatro centrocampistas. No sería extraño ver en algún momento en las próximas semanas (hasta el regreso de Tiago) una medular formada por Augusto, Gabi, Koke y Thomas (eso teniendo en cuenta que no acaba de confiar del todo en Óliver) y, arriba, Griezmann con alguien, puesto que la figura del acompañante del francés cada vez está menos clara.

Porque ese es uno de los motivos por los que el gol en el Atleti llega con cuentagotas. Sigue sin haber continuidad en la delantera porque ninguno de los cuatro (cinco, si contásemos también a Carrasco) acaba de mostrar toda su calidad. Fíjense en un dato: el máximo goleador en Liga del Atlético es Griezmann, con nueve goles, y como segundos máximos anotadores están, con dos tantos, Correa, Torres, Jackson, Carrasco y Koke. Ninguno ha marcado siquiera tres goles. Pero todos esos jugadores tienen una calidad enorme que en algún momento de la temporada, si tienen cierta regularidad participativa, deben acabar encontrando, la cual originará sin variación más goles.

Y si esas dos mejoras puntuales, o sea, la añadidura de dos nuevos elementos en el centro del campo más la aportación sorpresiva de Thomas, y la obligada mejora goleadora, se ven unidas a la constante solidez defensiva del Atleti (Oblak es el Zamora con ocho goles recibidos en 18 jornadas), podemos estar seguros de que el Atleti no solo puede ser líder durante unas semanas, sino que puede volver a ganar la Liga. Y por ahora, además, el Cholo no se está refugiando en la lucha por la tercera plaza. No la está mencionando últimamente. El Atlético quiere más que eso, porque este año puede ir a por ello... sin quitar ni un ojo a la Champions League, cruzada en el corazón colchonero.

Cuando pasan unas pocas jornadas de una Liga, prácticamente cualquier equipo puede situarse como líder de la competición. Si alguno de los grandes tropieza en alguno de los encuentros iniciales, es probable que algún conjunto que empiece con buen pie pueda colocarse primero, como ya les pasó al Eibar, al Celta o al Villarreal en esta temporada. Pero a estas alturas, nada se ha producido por mera casualidad, ni por la unión de factores fortuitos. Que el Atlético de Madrid sea líder ahora mismo viene provocado por méritos propios, por un trabajo bien hecho y, bueno, para no engañarnos, porque al Barça le falta un partido. Aun así, el Atleti está arriba otra vez y todo hace indicar que lo único que puede suceder a partir de ahora es que todo mejore aún más.

Diego Simeone Antoine Griezmann
El redactor recomienda