el deportivo corta sus malos resultados

Lucas y un regalo de Jonny tiñen de blanquiazul el derbi gallego

Lucas Pérez acabó con la condición de invicto del Celta domicilio y le dio el derbi gallego al Deportivo, en un partido en el que compartió el protagonismo con Lux, que detuvo un penalti a Nolito

Foto: Lucas Pérez sigue en su buena racha (EFE).
Lucas Pérez sigue en su buena racha (EFE).

Lucas Pérez acabó con la condición de invicto del Celta de Vigo a domicilio esta temporada y le dio el derbi gallego (2-0) a su equipo, el Deportivo, en un partido en el que compartió el protagonismo con Germán Lux, que detuvo un penalti a Nolito. No fue la noche del internacional español, que antes de fallar desde los once metros había perdonado un mano a mano con el guardameta, y tampoco la de su equipo, el Celta, que encajó el segundo tanto de la noche en el descuento y sufrió su segunda derrota consecutiva, la primera lejos de Balaídos, donde no perdía desde el 8 de marzo, cuando cayó (4-1) en Villarreal.

El Depor sorprendió con la alineación con la que recibió al Celta, con Luisinho en el once después de haber estado seis partidos seguidos fuera de las convocatorias, Cani en la banda derecha y Jonathan Rodríguez en la punta junto a Lucas Pérez, en detrimento de jugadores habituales en los últimos onces como Jonás Gutiérrez o Fayçal Fajr. El Celta, después de los cinco goles que había recibido ante el Valencia en Balaídos, se presentó en el escenario de su máximo rival regional con la alineación prevista y la intención de no renunciar a su estilo habitual, el fútbol ofensivo.

El Deportivo defiende otra filosofía, la de la solidez, una propuesta a la que se sumó el ingrediente de Álex Bergantiños ante la baja del costarricense Celso Borges en el centro del campo. Víctor Sánchez del Amo había estudiado al Celta y en las acciones de estrategia a favor de los vigueses dejó descolgados a tres jugadores del Deportivo en la medular, a la espera de cazar el contragolpe. Solo tardó dos minutos en encontrar la primera, pero Lucas Pérez, que es al Dépor lo que Iago Aspas al Celta, remató fuera a pase de Luisinho.

Jonny fue, para su desgracia, uno de los protagonistas de la noche con su autogol (EFE).
Jonny fue, para su desgracia, uno de los protagonistas de la noche con su autogol (EFE).

El Deportivo empezaba a encontrar fisuras en el alegre Celta, demasiado blando en la contención, aunque Arribas a punto estuvo de regalarle el primer gol a los vigueses tras una pérdida ante Nolito, que buscó la vaselina sobre Lux y no logró superar al portero argentino. En el otro área, Lucas Pérez, que lleva en la sangre el fútbol de la calle, no perdonó al Celta en el ecuador del primer periodo cuando cazó en el área un balón que había sido rechazado por Sergio tras una incorporación al ataque de otro hombre de fe y perseverancia, Álex Bergantiños, casi sin protagonismo esta temporada, en la que el nivel de la plantilla blanquiazul ha subido.

El Celta, que se ha consolidado en la élite con un proyecto serio y un estilo definido, respondió de inmediato con una acción de Aspas que obligó al veterano Fernando Navarro a derribarle en el área. Del penalti se encargó Nolito, pero Lux adivinó su intención y desvió el esférico con una buena estirada. Pese a la desventaja y a que el Deportivo había llegado más fresco al descanso, el 'Toto' Berizzo no hizo cambios en la reanudación, en la que el conjunto coruñés pidió la segunda amarilla para el 'Tucu' Hernández por un encontronazo con Jonathan Rodríguez, que sí fue amonestado.

El derbi se calentó en la segunda parte con varias disputas, revoluciones fuera de control sin el balón y más bajas con la pelota en los pies, algo que beneficiaba al Deportivo. El Celta perdió por lesión a Fontás, Berizzo tuvo que recurrir a Jonny como central, y en el Deportivo, también cayó Juanfran, que sufrió un pinchazo en un lanzamiento que se estrelló en el poste. La ventaja mínima del Deportivo dio emoción al partido hasta los últimos minutos, en los que el Celta dispuso de cinco minutos de descuento para intentar evitar su primera derrota de la temporada a domicilio, pero lejos de empatar, encajó el segundo con el infortunio de Jonny, que anotó en propia meta.

Ficha técnica:

2 - RC Deportivo: Lux; Juanfran (Jonás Gutiérrez, min.80), Arribas, Sidnei, Fernando Navarro; Álex Bergantiños, Pedro Mosquera; Cani (Fayçal Fajr, min.68), Lucas Pérez, Luisinho; y Jonathan Rodríguez (Laure, min.74).

0 - Celta de Vigo: Sergio; Hugo Mallo, Sergi Gómez, Fontás (Planas, min.58), Jonny; Augusto Fernández, Wass; Orellana, 'Tucu' Hernández (Guidetti, min.72), Nolito; e Iago Aspas.

Goles: 1-0, min.23: Lucas Pérez. 2-0, min.94: Jonny, en propia meta.

Árbitro: Álvarez Izquierdo, del colegio catalán. Mostró amarilla a Lux (min.25), Mosquera (min.52), Jonathan Rodríguez (min.53), Luisinho (min.70), Juanfran (min.78), por parte del Deportivo; y al 'Tucu' Hernández (min.40), Jonny (min.78), Nolito (min.84), por parte del Celta.

Incidencias: Partido de la duodécima jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio de Riazor ante 30.666 aficionados. Se guardó un minuto de silencio antes del partido en recuerdo de las víctimas de los atentados de París.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios