las rotaciones le pondrán a prueba

Simeone y cómo ejercer de director de recursos humanos para aspirar a todo

El entrenador argentino quiere dar guerra a Real Madrid y Barcelona hasta el final, siendo las rotaciones el arma para conseguirlo. Ante el Villarreal (20:30 horas) seguirá con la misma táctica

Foto: Simeone habla claramente de luchar de frente con Real Madrid y Barcelobna (Reuters)
Simeone habla claramente de luchar de frente con Real Madrid y Barcelobna (Reuters)

El repetido mensaje de ir poco a poco, marcando como único objetivo el partido siguiente, ha dado paso a hablar directamente de hacer frente a Real Madrid y Barcelona. De pelear con los dos grandes hasta el final y en todas las competiciones. Y para ello no le queda más remedio al Cholo Simeone, como reconoció este viernes, que ir moviendo piezas sin parar para que el físico del plantel aguante hasta el final. No muy dado en el pasado a tocar el equipo tipo, cambia de plan el entrenador argentino, que con ese gen ganador que implantó en el club rojiblanco espera que el Atlético repita lo hecho hace dos temporadas, cuando ganó la Liga y dejó escapar la Champions League en el último instante.

Le tocará ejercer como un perfecto director de recursos humanos, exprimiendo al máximo a todos sus efectivos y en todo momento enchufados al proyecto. Deberá gestionar los egos y las malas caras cuando aparezcan, que sucederá, pero deberá entrar en juego la mano izquierda del entrenador. El Atlético de Madrid ha confeccionado una plantilla profunda y de categoría, preparada a priori para dar réplica al más pintado, y la figura del gestor del colectivo será más importante que nunca, ahora que ha decidido con firmeza dar protagonismo a todos los que forman parte de su plantilla. O al menos a la mayoría de los jugadores.

Hace dos temporadas, en aquella final de la Champions League que se le escapó de las manos al Atlético de Madrid, el equipo se quedó sin el necesario fondo físico en una prórroga en la que el Real Madrid arrasó. En el pasado ejercicio, el tramo final se le hizo excesivamente largo al equipo rojiblanco, con algunos jugadores que no mostraron el vigor necesario. Para la presente temporada, a la vista del plan diseñado y reconocido por el propio entrenador, parece que los esfuerzos se van a repartir a conciencia para que cuando llegue la hora de la verdad, el equipo esté listo para dar cumplida réplica a los grandes de España y Europa. Liga y, sobre todo, Champions League, aparecen marcadas en la hoja de ruta con el objetivo de pelearlas de verdad. Como hace dos años…

Soldado será duda hasta el último momento (EFE)
Soldado será duda hasta el último momento (EFE)

'Nueves' entrando y saliendo

Algunos jugadores, en recientes temporadas, han acusado el cansancio cuando la temporada se empinaba, según reconocían en privado. Eran tiempos en los que el once del Atlético de Madrid prácticamente se sabía de memoria. Más de uno estaba fundido en los meses de mayo y junio, y para que no se repita esta temporada, el técnico parece decidido a dar minutos a la considerada a priori como segunda clase. El caso de los delanteros está siendo el mejor ejemplo, con Jackson Martínez -apunta a titular en El Madrigal- y Fernando Torres entrando y saliendo del once de manera constante.

Con los cambios ya mencionados, y el derbi ante el Real Madrid en el horizonte, el Atlético de Madrid busca su cuarto triunfo como visitante en la actual temporada. Salida complicada para el equipo rojiblanco, pues el Villarreal le saca un punto y está empatado con el equipo de Rafa Benítez. Con Jackson de vuelta al once, el que no se toca es un Griezmann en un estado de forma superior. En defensa, le toca descansar a Juanfran, entrando en su lugar Jesús Gámez, siempre solvente cuando juega. Vuelven Filipe Luis, Tiago y Giménez, mientras que permanecen en el equipo inicial Óliver Torres y Saúl Ñíguez.

Con cuatro victorias consecutivas, el Villarreal se presenta para esta cita sin despejar algunas dudas en cuanto al once titular se refiere. Roberto Soldado será duda hasta el último momento por culpa de unos problemas físicos, siendo Nahuel el que aparece como recambio si el primero no aparece de inicio en el terreno de juego. Los que están descartados son Bakambu y Adrián López, ambos lesionados, mientras que Leo Baptistao tiene plaza fija en el ataque amarillo. “Podemos competir de tú a tú con el Atlético y aprovechar el factor campo”, dice Marcelino, entrenador del Villarreal, para subrayar que “ellos son favoritos en la mayoría de sus partidos, excepto ante Real Madrid y Barça, pero nosotros tenemos la esperanza de ganar, apoyándonos en nuestro público, en una buena racha de resultados y en un juego progresivamente mejor”.

Alineaciones probables:

Villarreal: Areola; Mario, Bailly, V. Ruiz, Jaume Costa; Bruno, Trigueros, Castillejo, Nahuel o Denis Suárez; Baptistao y Soldado o Nahuel.

Atlético de Madrid: Oblak; Gámez, Giménez, Godín, Filipe; Óliver, Gabi, Tiago, Saúl; Griezmann y Jackson Martínez.

Árbitro: Fernández Borbalán (C. Andaluz).

Estadio: El Madrigal.

Horario: 20:30 horas.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios