El Real Madrid más ofensivo se vuelve a atascar y pierde el liderato en el Bernabéu
  1. Deportes
  2. Fútbol
GOL FANTASMA Y OTRO MAL ANULADO PARA LOS BLANCOS

El Real Madrid más ofensivo se vuelve a atascar y pierde el liderato en el Bernabéu

El conjunto blanco se quedó sin el liderato que había conseguido este miércoles en San Mamés después de ser incapaz de ganar en el Santiago Bernabéu a un Málaga de un primoroso Kameni

placeholder Foto:

El Real Madrid volvió a tropezar por segunda vez en la Liga (0-0), esta vez ante el Málaga de un primoroso Carlos Kameni. Los blancos no pudieron sumar los tres puntos en el Santiago Bernabéu ante un conjunto andaluz que resistió el asedio blanco pese a jugar más de quince minutos con diez jugadores. Aunque salió con el once más ofensivo posible, el Madrid no fue capaz de hacer un sólo gol: con Kroos, Modric, Isco, Jesé, Cristiano y Benzema de medio del campo en adelante, y con Carvajal y Marcelo en los laterales, el equipo de Rafa Benítez no podía salir más al ataque.

Sin un sólo mediocentro puro y sin jugadores de corte defensivo en la medular, los dos laterales se convertían en atacantes de manera asidua. Tanta acumulación de jugadores terminó por crear un embudo en el ataque de un Madrid que se atascó de la mano de un Cristiano Ronaldo sin puntería, que tuvo hasta trece remates a portería. En Gijón, el Madrid sufrió un accidente al ser incapaz de marcar: este sábado, en el Bernabéu, sólo cinco jornadas después, el Madrid sufrió el mismo problema. Más de años después (28 de septiembre de 2013, ante el Atlético), el Madrid no marca en el Bernabéu.

Los blancos volvieron a confirmar varias de las tónicas que está sufriendo esta temporada. Por un lado, el Real Madrid sigue jugando con muchos hombres ofensivos, pero las transiciones defensa-ataque no terminan de ser demasiado rápidas, lo que impide la sorpresa y da cierta ventaja a una defensa que en no está castigada físicamente al no verse obligada a abrirse. Por otro, el centro del campo no tiene demasiada fluidez, y buena parte del peligro no llega por el medio, sino por las bandas gracias a las incorporaciones por sorpresa de los laterales.

Este Madrid no es un equipo que sobe demasiado el balón, en especial cuando Modric no está demasiado inspirado. Si el pasado miércoles jugó un gran partido ante el Athletic, este sábado el croata no mostró su mejor versión, y los blancos lo notaron. Si a eso se le añade que Kroos no termina de encontar su mejor estado de forma, la situación es clara: poco toque en la medular y demasiadas prisas para llegar al ataque. Así, ante la falta de continuidad en el medio, la única manera de tratar de desmontar a los rivales son las incorporaciones por banda de los laterales este sábado Carvajal y Marcelo.

Mucho balón, pero poca claridad

Los primeros 45 minutos dejaron a un Madrid demasiado contemplativo, sin ser esa apisonadora de otras temporadas. Pese a ello, gozó de un par de buenas ocasiones, todas ellas a cargo de Jesé, que Kameni desbarató con gran acierto. El meta camerunés se mostró muy seguro bajo palos y, en la única ocasión en la que falló -justo al borde del descanso-, Isco se inventó un espectacular y difícil remate que salió lamiendo el palo derecho de la meta del arquero del Málaga. Los andaluces resistían al descanso ante un Madrid cuyo buen juego brillaba por su ausencia.

Y, nada más comenzar la segunda parte, ambos equipos gozaron de dos buenas ocasiones para desnivelar la balanza: primero era Weligton quien salvaba el gol de Cristiano cuando ya había superado a Kameni; un minuto después, era Keylor Navas quien firmaba una espléndida intervención a un lanzamiento de falta de Recio. Poco a poco, las llegadas del Madrid se iban sucediendo, asediando la meta andaluza: unas veces -las más- Kameni, otras la zaga y otras, la mala suerte -Jesé, con todo a favor, la lanzó por encima del larguero cayendo lesionado en el disparo- impedían el gol blanco.

Precisamente la lesión de Jesé dio lugar a un Madrid mucho más ofensivo. La entrada de Kovacic en lugar del canario sirvió para dar más equilibrio en el medio del campo: más presencia en la medular, liberando a sus compañeros de trabajo y ofreciendo un plus de físico en una zona en la que el Madrid empezaba a necesitar oxígeno. El Real Madrid se situó en una suerte de 4-4-2, con tres centrocampistas fijos -Kovacic, Kroos y Modric- más Isco ayudando en la creación, situación que empezó a generar más juego en la zona de peligro y, por supuesto, a surtir a Benzema y Cristiano de balones.

El día más gris de Cristiano

Pese al total dominio del Madrid, Kameni conseguía sostener a su equipo con vida, que incluso pudo ponerse por delante si Amrabat hubiera aprovechado una clara ocasión en el minuto 70. Y, dos minutos después, el partido iba a entrar en la locura: primero, Kameni hacía un paradón a Benzema y, en el rechace, Weligton salvaba el gol de Isco -las imágenes parecen confirmar que no llegó a entrar- sobre la misma línea; en la contra, el propio Amrabat era expulsado con roja directa por un claro codazo sobre Marcelo. Quedaba cuarto de hora y el Madrid se lanzaba al ataque a la desesperada.

Pero el Madrid pinchó en hueso. El Málaga, con uno menos, supo aguantar a la perfección, apoyado en el mal día de Cristiano, que gozó de hasta 13 remates a portería, tres de ellos clarísimos en los últimos cinco minutos, en los que no encontró la portería. De igual manera, el colegiado anuló un gol legal a Isco por un fuera de juego inexistente de Modric. El Real Madrid se atascó por segunda vez en la temporada, un empate a cero que le hace perder el liderato después de haberlo conseguido en San Mamés: la puntería empieza a ser un serio problema para el conjunto de Benítez.

Ficha técnica:

0 - Real Madrid: Keylor Navas, Carvajal, Varane, Nacho, Marcelo, Kroos, Modric, Jesé (Kovacic, m.60), Isco, Cristiano Ronaldo y Benzema.

0 - Málaga: Kameni, Rosales, Angeleri, Weligton, Miguel Torres, Recio, Tissone, Fornals (Horta, m.80), Juancar; Amrabat y Tighadoiuni (Juanpi, m.70).

Árbitro: José Luis González González (Comité Castellano-Leonés). Amonestó a Varane (47), Nacho (52) y Cristiano (94) por el Real Madrid; y a Torres (27), Recio (66), Kameni (84) y Juanpi (87) por el Málaga. Expulsó a Amrabat con roja directa a los 77 minutos por un codazo a Marcelo.

Incidencias: encuentro de la sexta jornada de la Liga BBVA, disputado en el estadio Santiago Bernabéu, ante la presencia de 75.361 espectadores.

Real Madrid Málaga CF LaLiga Santander Cristiano Ronaldo