duro golpe Al sevilla, que mereció mucho más

El Atlético empieza 'la otra Liga' ganando como los más grandes y soñando como ellos

El Cholo dispuso un once sin fichajes en uno de los estadios más difíciles de Europa y fueron los de siempre, los canteranos, los que solucionaron un partido que sirve al Atleti para soñar en grande

Foto: El Atlético empieza 'la otra Liga' ganando como los más grandes y soñando como ellos

Dicen algunos que el Atlético de Madrid ha dejado de ser un club vendedor y que ahora es comprador. Ha gastado mucho, pero también ha recibido mucho. Y sin embargo, lo que funciona, lo que realmente hace que este equipo siga adelante es lo que había ya. El Cholo dispuso un once sin fichajes en uno de los estadios más difíciles de Europa. Y dos canteranos hicieron de este partido un día para recordar por temas deportivos y personales, porque además de ganar al Sevilla, un rival directísimo, se homenajeó extraoficialmente a Raúl García, uno de esos encuentros de los que le gustan al nuevo jugador del Athletic.

Hay una evidente evolución en ciertos jugadores cuando pasan por las manos de algunos entrenadores, que los cambian para siempre. Con esto no me refiero únicamente a meros cambios de posiciones, lo cual puede suceder en cualquier jugador. Hablo de formas de jugar, de cambiar un estilo, de potenciar unas virtudes que a simple vista no parecían las principales de un futbolista determinado. Pirlo no es el mismo desde que jugó bajo el mando de Ancelotti, tampoco lo es Lahm desde que está con Guardiola. Y ahora el que está cambiando es Griezmann, que de fino estilista está pasando a peón de obra haciéndose mejor cada partido. 

No es que Griezmann haya dejado de jugar en una posición que le es familiar, que también, sino que el estilo de Antoine es cada vez más cholista. Me explico: el juego del Atlético de Simeone tiende desde siempre a ser más físico que técnico, siendo preferible siempre lo primero sobre lo segundo en caso de duda. Esto no quiere decir necesariamente que a Simeone le guste el juego brusco, en absoluto, de ahí que cuente con unos jugadores de una calidad altísima. Lo que busca el Cholo es que esos futbolistas con virtudes técnicas añadan a su repertorio cualidades físicas y así, como resultado, obtener futbolistas más completos.

Koke marca el primero (EFE).
Koke marca el primero (EFE).

Griezmann sirve de paradigma de lo que estamos hablando (y Óliver servirá de ejemplo también pasados unos meses, tiempo al tiempo). Es el jugador del que depende mayoritariamente el juego colectivo del Atleti, siendo a la vez un jugador de corte individualista por naturaleza. Pero además de haber ganado en participación coral, ha desarrollado virtudes físicas que le permiten competir en igualdad de condiciones contra los defensas más sólidos de cualquier gran equipo, como es sin duda Carriço, al que tumbó por fuerza, sin falta, en la jugada del gol de Koke. Puro cuerpo a cuerpo del que salió notable vencedor. Luego la calidad sale de su cerebro cuando con la rodilla derecha clavada en el suelo tiene la capacidad de asistir a su compañero.

Estamos en el inicio de Liga, sólo llevamos dos jornadas y es muy normal que un esfuerzo físico tan intenso como el que llevaron a cabo los dos equipos se acabe notando en el rendimiento de uno y otro. Es por eso que el terrible bajón del Atlético de Madrid en el segundo tiempo no debe tomarse en demasiada consideración. Es decir, que no va a ser una tónica de la temporada ver al Atleti encerrado alrededor de Oblak defendiendo un 0-1. Algo así lo hará sobre todo contra los dos grandes, pero poco más. También debemos pensar eso porque no todos los días tendrán la suerte que tuvieron en el Pizjuán.

El Sevilla es indomable. Con el resultado en contra se vuelve un equipo agresivo como el que más, intenso, imparable. En el fútbol muchas veces se utiliza la palabra bélica 'asedio' para definir una situación, pero no siempre se hace correctamente. Lo del Sevilla en el segundo tiempo fue eso, literalmente. Un asedio donde no dejaba al Atleti ni salir a por provisiones, cerrando los límites de la ciudad fortificada del área rojiblanca y apostando los ejércitos frente a las murallas. Y ahí, a esperar a que se rinda el rival asediado. Botaron innumerables córners, lanzaron centros por doquier buscando a Llorente (el debutante, que va a aportar mucho, pero que va a hacer al Sevilla abusar enormemente del balón largo), dispararon desde fuera, pero nada. El contrario no se rendía

Jackson celebra, Llorente se lamenta (EFE).
Jackson celebra, Llorente se lamenta (EFE).

Y de repente, en una pequeña escaramuza colchonera fuera de los límites de su territorio, atacaron la retaguardia sevillista y levantaron el asedio asestando un único y certero golpe en el corazón hispalense. Se trató de un giro de la fortuna que les sonrió, puesto que si el disparo de Gabi no toca en Krychowiak, eso no va para adentro. Después de tantísimo esfuerzo del Sevilla, después de treinta minutos tan cerca de la recompensa, ésta se esfumó como el humo de unas ascuas en el aire. No había opción para la reacción. Ni Konoplyanka, ni Gameiro, ni Krohn-Dehli. El Sevilla levantó el campamento y se marchó de vacío. 

Esta victoria del Atlético tiene un mérito enorme, incalculable. Para empezar, deja a las primeras de cambio visto para sentencia el gol-average particular con un enemigo íntimo. Después, que se aguantó con coraje una presión ambiental y deportiva que pocos serían capaces de soportar. Porque Jackson se estrenó por fin y promete muchos más goles como el de Nervión. Y por qué no decirlo, porque tuvo esa pizca de suerte esporádica que tienen los grandes, esos ramalazos de fortuna que dan títulos pasado un tiempo. El Atleti ganó como un grande porque es un grande, pero ahora también sueña como ellos.

Ficha técnica:

0 - Sevilla: Beto; Coke, Carrriço (Gameiro, m.69), Rami, Tremoulinas; Krychowiak, Iborra (Krohn-Dehli, m.66); Reyes (Konoplyanka, m.66), Banega, Vitolo; y Llorente.

3 - Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Giménez, Godín, Gámez; Óliver (Carrasco,m.70), Gabi, Tiago, Koke (Saúl, m.64); Griezmann y Fernando Torres (Jackson, m.78).

Goles: 0-1, M.35: Koke. 0-2, M.79: Gabi. 0-3, M.85: Jackson.

Árbitro: Carlos Clos Gómez (Comité Aragonés). Amonestó a los locales Krychowiak (m.20), Banega (m.20) y Konoplyanka (m.78), y a los visitantes Tiago (m.42), Godin (m.44), Griezmann (m.46) y Juanfran (m.80).

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante unos 40.000 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones. Antes del encuentro se guardó un minuto de silencio en memoria de todos los sevillistas fallecidos en la anterior campaña y, en el césped, el presidente del Sevilla, José Castro, homenajeó al delantero canterano Carlos Fernández, campeón de Europa sub 19 con la selección española. En el minuto 33, el árbitro paró unos segundos el partido para que los jugadores se hidrataran en la banda.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios