Los cromos y el desconcierto marcan la angustia en las elecciones del Barça
  1. Deportes
  2. Fútbol
DEBEN REUNIR 2.534 FIRMAS PARA PASAR EL CORTE

Los cromos y el desconcierto marcan la angustia en las elecciones del Barça

Comienza hoy la última semana para que los siete precandidatos a las elecciones a la presidencia del Barcelona recojan las 2.534 firmas necesarias para ser proclamados candidatos, y los nervios acechan

Foto: Joan Laporta (EFE)
Joan Laporta (EFE)

Comienza hoy la última semana para que los siete precandidatos a las elecciones a la presidencia del FC Barcelona recojan las 2.534 firmas necesarias para ser proclamados candidatos, y los nervios acechan. Son siete y no hay, ni mucho menos, apoyos suficientes para todos. Josep Maria Bartomeu y Joan Laporta pasarán el corte. A partir de ahí, es un misterio y desde algunas precandidaturas empieza a notarse la sensación de angustia. Nadie quiere admitir la ansiedad porque es reconocer la inseguridad cuando lo que se intenta transmitir es justo lo contrario, es decir, que hay un líder y un proyecto firme, pero la realidad es que no hay avales para todos.

A pesar de que la sensación inicial era de que en estas elecciones no iban a entrar en juego los ‘cromos’, los fichajes, día sí y día también aparecen en titulares presuntas negociaciones con jugadores y sus representantes con el objetivo de reclutar al socio culé. Debido a la sanción de la FIFA, el Barça no puede inscribir a ningún futbolista hasta el mes de enero, así que la dificultad para atar a un jugador de renombre y convencerle para que se espere hasta el 2016 para debutar es máxima, pero desde algunas precandidaturas filtran sin reparos las conversaciones con agentes y clubes. Pogba y Arda Turan se llevan la palma y se ha telegrafiado desde la sede de Bartomeu, por ejemplo, que el miércoles viajarán a Turín Ariedo Braida y Albert Soler para negociar con la Juventus por el jugador francés. A este paso habrá un enlace para presenciar en directo como ambos sacan la tarjeta de embarque en el aeropuerto de El Prat.

Mientras, aumenta el desconcierto ante el papel que está asumiendo la Junta Gestora, que traspasó, por ejemplo, en un plis-plas a Deulofeu cuando su papel debería limitarse, según los Estatutos del club, a asegurar que la maquinaria de la entidad no se pare, sin más. Crece la sospecha de que Ramón Adell, el presidente de la Gestora, está asumiendo competencias que no le corresponden y Laporta, Majó y Benedito apuntan, más o menos abiertamente, que la Junta Gestora es un apéndice de la precandidatura de Bartomeu.

Sin competición a la vista y con las dificultades para recoger firmas, los socios se desayunan cada día con posibles fichajes como cebo, cuando hace sólo unas semanas se proclamaba con orgullo tras conseguir el triplete que era difícil mejorar la actual plantilla y que las elecciones debían ser un escaparate para escoger el modelo de club, no el cromo más molón para deslumbrar al personal al estilo deFlorentino Pérez. El desconcierto en el entorno está en su punto álgido cuando ni siquiera se sabe quién podrá presentarse como candidato, se venden fichajes y se traspasan jugadores. En esta última semana se busca el conejo con mejor pinta para sacar de la chistera cuando las elecciones habían comenzado despreciando la idea de que hiciera falta el truco del mago.

FC Barcelona Joan Laporta Josep Maria Bartomeu
El redactor recomienda